TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / englishrose / Converso

[C:418850]

Una soga al cuello. Esta situación no da para más. Me rindo. Con cada intento terminé más abajo. Ahora estoy en un punto de donde no puedo seguir cayendo. Quizá solo quede subir, pero las fuerzas flaquean y las ganas se fueron de parranda. No hay un solo pensamiento original, ni una gota de esperanza por un mejor futuro. La otrora sonrisa se desvaneció, las vetustas letras enmohecieron. Mi alma se oxida en un mar agónico de incesantes sinsentidos. No sirvo para esto o aquello. Lo que un desahogo parece, no es más que una mentira. Lo que como lágrimas se pinta en mi cara, no es otra cosa más que sal. Subir o permanecer abajo, donde la oscuridad podría convertirse en luz con algo de imaginación. Subir para luchar con entereza por cosas que me son lejanas o vivir en estas sombras dándoles vida con poder mental. No hay belleza ni utopías, solo queda violencia pura. Entre liberar pensamientos bajo las alas del pecado y la tristeza o vivir en un mundo quizá demasiado iracundo para mi gusto…
No me creo especial, no lo soy. Es solo que no logro ver lo que otros sí.

No creo en algo que pueda salvarme, no hay llamas que calienten mis manos o alma. Es basura esto que escribo, insensata palabrería mentirosa. No me crea, solo hago un duelo, medio retórico medio lerdo, entre un par de personalidades. Estancada en un abismo de nada, buscando algo, lo que sea, que pueda sacarme. La perspectiva me juega una broma, desde tan abajo poco se ve. No creo que vendrá un milagro, aquí abajo no hay espacio para ellos. Estoy rota, pese a eso, aún quedan ansias de hacer mejor este sitio. Es la época dorada de mi vida, dicen algunos, y solo veo que el tiempo se escurre. No tengo nada y no creo que algo espere ahí.

Podría morir mañana y solo lamentaría no haber oído un disco que esta pronto a salir….Pero, para qué esperar. Puedo tomar las riendas del asunto. Esta será la última palabra. Adiós.

En un parque esas líneas eran escritas por las manos de algún joven triste. No tenía ganas de vivir, como tantos otros. Sin reales razones para el intenso desasosiego, sucumbía ante la vida. Un hombre con un arma lo amenaza. El dinero o disparo citó el recién llegado.

Entre lágrimas, que cayeron a su carta de suicidio, gritó: No me mate, por favor.

Al final, como tantos otros, era un mentiroso. No buscaba un milagro, solo un balde de agua fría. No era original, como tampoco lo es este cuentillo barato, solo uno más del montón que recibió algo sin esperarlo, ni quererlo creo. Así es como acumulamos ovejas conversas a la religión de vivir. Otro converso, otro par de pulmones que no quieren dejar de servir. Me pregunto cuál es la utilidad que sigan vivas esas ovejas, que a fuerza de miedo se quedan.

Texto agregado el 23-08-2009, y leído por 432 visitantes. (31 votos)


Lectores Opinan
18-09-2009 no me gustaria que esta oveja o las demas ovejas murieran tambien ellas tienen su propia historia que contar y tienen derecho a vivir o por lo menos a sbrevivir. besos elotio
13-09-2009 Me pregunto cuál es la utilidad que sigan vivas esas ovejas, que a fuerza de miedo se quedan. ..gran pegunta..rspuestas puede que haya muchas...pero lo importante es que hay interrogante.. Noc
12-09-2009 Esta oveja no se quedó por miedo. Se quedó para tener la oportunidad de premiarte. Felicitaciones. ZEPOL
11-09-2009 De algun u otra forma todos cargamos o hemos cargado problemas existencialistas. Es parte del ser humano. Lo interesante es que cada quien puede encontrar su propia verdad. Saludos. Azel
11-09-2009 Una historia triste que sabes contar muy bien. Es esa manera tan especial y tan tuya que haces que llegue profundamente. Me gustó******** Un besito Victoria 6236013
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]