TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Invitados / Julio Cortázar / Historias de Cronopios y de Famas / La cucharada estrecha

[C:42]

Un fama descubrió que la virtud era un microbio redondo y lleno de patas. Instantáneamente dio a beber una gran cucharada de virtud a su suegra. El resultado fue horrible: Esta señora renunció a sus comentarios mordaces, fundó un club para la protección de alpinistas extraviados y en menos de dos meses se condujo de manera tan ejemplar que los defectos de su hija, hasta entonces inadvertidos, pasaron a primer plano con gran sobresalto y estupefacción del fama. No le quedó más remedio que dar una cucharada de virtud a su mujer, la cual lo abandonó esa misma noche por encontrarlo grosero, insignificante, y en un todo diferente de los arquetipos morales que flotaban rutilando ante sus ojos.

El fama lo pensó largamente, y al final se tomó un frasco de virtud. Pero lo mismo sigue viviendo solo y triste. Cuando se cruza en la calle con su suegra o su mujer, ambos se saludan respetuosamente y desde lejos. No se atreven ni siquiera a hablarse, tanta es su respectiva perfección y el miedo que tienen de contaminarse.

Texto agregado el 21-11-1998, y leído por 17321 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
29-01-2010 muy buena reflexion... todos tenemos defectos... creo que no hay que ver el defecto ajeno sin saber bien de que se padece en el espejo... esquizofrenica
10-07-2009 la verdad de las cosas...trago amargo don fama..la santa verdad kkala
17-08-2008 este es un pendejo! jajaja ke buen cuento U_U daniel_encinas
15-07-2006 jajja sigo siendo felíz como cronopio, y mejor aún cronopio cantante de karaokeee. jjajaja purosentimiento
05-05-2006 que video. martin-laureano
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]