TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / okis / Noche d Debut decepcionante

[C:88456]

Hoy la luna gris dió señas en tu pelo negro de que estabas triste.Te saké seké las lágrimas de los ojos un segundo y kise kedarme a tu lado para consolarte.
Eras como pekeña carnada para un pez hambriento no dudé en tratar d sacarte la espina de tu corazón. Un pez lleno de nostalgia y soledad de tanto vagar por este mar lleno de pirañas sin alma.
Te quedaste frita un momento, sin comprender que te estabas olvidando supuestamente de ese guacho que te dejó colgada. Ya eramos amigos de tan sólo compartir nuestro mazoquismo en viejos recuerdos de amores frustrantes.
Esperanzado te miré a los ojos y sostuve tu pera pero sola kedó mi mano en el aire cuando giraste para mirar la zanja de cemento. En esta ciudad de caretas y mezkinos, una vez que alguien como vos, deseosa de libertad de sufrimientos, te quería invitar a un momentáneo mundo para olvidar.
Me quedé sentado igual, suponiendo que todavía esperabas a ese que te mintió diciendote que ya vendría después de dejarte 2 horas colgada, llorando abandonada. Entre cigarros y risas consolantes me fui olvidando de mi frustrado intento. Hoy volvía con la cabeza gacha sin comprender por qué el amor es tan duro y frío si uno no puede comprender lo que el otro siente realmente.
Caminamos hasta un teléfono y después a un quiosco, entre los esqueletos tirados de viejos borrachos en la medianoche y los mendigos y chetas baratas que nos miraban pasar. Y lo peor es que creían que estábamos juntos. Snif.
Me opaqué junto a nuestros bostezos y las ganas de volver a nuestras casas. Recién te había conocido y ya creía que ibas a andar por siempre a mi lado.
Chilló tu celular en busca de respuestas una cuadra antes de despacharte. Me despedí con un beso en tu mejilla, sin resentimiento ni rencor. Apenas viré para Rivadavia ya no escuchaba tus pasos ni el ruido de los vagabundos tachos atrapado presa de mi renovada y automática soledad.
Pateando a mi parada vi bolivianos y armas ajustadas a la cintura y en eso llegás abrazada a la cintura de un flaco sacado de MoneyClub en su moto de competición, diciéndome con los labios retorcidos por alcohol y fisura blanca de todos los colores "¿¡Que onda vos con mi novia!?".
Y así quedé. Tuerto sin movimiento ni compasión. Comprendiendo que no debo ser más un comedido. Comprendiendo que no sirvo para este juego. Comprendiendo que ya no estás a mi alcance ni a mi favor. Triste y conservada hija de mamá transtornada de esclavitud. Por suerte el 86 paró justo cuando me pude levantar.

Texto agregado el 26-02-2005, y leído por 150 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
21-03-2007 Muy lindo! Saludos! mortalesperoeternos
21-05-2005 Quien con niños se acuesta meado se levanta......muy bueno tu texto, muy bueno tu lenguaje, una historia descojonante en cuanto a lo frustrante que resulta,ver tu intencion malinterpretada y ser malinterpretada la presunta intencion interpretada por ti silpivipiapa
22-04-2005 me gustó, es toscamente sutil, raro, pero dulce... manecita
12-03-2005 ESTÁ MUY PADRE CONTIENE UN SENTIMIENTO MUY PROFUNDO Y QUE VA MÁS ALLÁ DE LO SUPERFICIAL. scrit
26-02-2005 te pongo un dos por que soy bueno, por que la verdad es una cagada tu forma de expresarte, por otro lado la historia es muy buena, como contemporanea. Pudiste haber hecho algo mejor. jugate y escribi con '' Q ''. quebajon
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]