TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Quebajon / Almas Reprimidas

[C:88454]

Cuando llega el frío, mal llamado invierno, las noches se entienden con una languidez divina para aquellas almas que visten estropajos para adornar sus cuerpos sensibles, exiliados del día por cuestiones de que a veces con la luz del día, las almas no salen de los cuerpos se mantienen estáticas se conservan se retraen y... esperan con infinita paciencia a que su envase se distraiga, para así descubrirse unas con otras. Fue entonces, entre cestos de basura buscando una exquisita receta me encontré con dos de ellas que sigilosamente y con una rapidez insaciable me contaron su historia. Es difícil redactar, por mi complejidad, la vida de estas, ya que cargan con muchas escenas de diferentes vidas. Ellas, se diferenciaban con seudos nombres. Una era el alma mayor y la otra el alma menor. La primera, tenia una vida bastante monótona, pocas exaltaciones, solo las necesarias, le gustaba dar siempre el primer paso pero con escasos momentos de rebeldía y extensivas cobardías, con silencios, y desparpajos de risas propios de la irracionalidad que siempre causa la búsqueda de un mundo de iguales. La menor, con amplia autonomía, con efímeros celos, propios de ser segunda, era portadora de una euforia tal que enloquecía a cualquiera que a su lado se encontrara y cargaba con algunos problemitas cardíacos heredados, dicen algunos... por un parto complicado, no quería salir!!. Esta niña murió joven, para algunos, según otros la inmortalidad a rozado su vida y la de todos a su lado. Cuando esto ocurrió, su alma mayor no soporto la decepción, la angustia, la ausencia de los imprescindibles y se recostó a su lado, en el mismo lecho y sin comer y beber se dejo morir tomando la mano de su querida compañera, el alma hermana. Y así... confundidas en una misma canción, desesperadas, en un mismo y penetrante olor, aromas según otros, provocaron el caos y nació una y otra vez la decepción: la guerra, el hambre, el odio el violento, el infeliz, el miserable, el hipócrita, en fin la humanidad, y así nunca mas reinaron las almas, sino el orden amoral de los hombres autodeterminados racionales, que se pasean en el día reprimiendo sus almas.

Texto agregado el 26-02-2005, y leído por 193 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
26-02-2005 no eras principiante nene???, esta muy bien, muy bien! AbrAcAdAbrA
26-02-2005 te fuiste al carajo. Se zarpa. Felicitaciónes. Soybueno
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]