TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Dadera / Un \"terminar\"

[C:82780]

Una noche, un cenicero lleno de colillas, una tele en blanco y negro. No tenia sueño, solo pensaba en todo lo que le había sucedido dentro de aquellas cuatro paredes, ya casi apunto de caerse, solo pensaba en su futuro lejos ¿cómo serian las cosas fuera? Abandonaba una época de su vida, debía de pasar pagina y comenzar de nuevo, desde el principio, pero se negaba, se negaba en rotundo a abandonar cinco años de su vida, cargados de anécdotas, aventuras y desventuras, y todo ellos solo por sus gilipolleces, por su actitud, por su orgullo, por no escuchar a sus amigos, compañeros y profesores, paro ya nunca podría volver atrás, nada tenia solución
Allí sentada en una silla, en la terraza, con un chester a medio terminar en la mano, penso que más que nunca la botella estaba casi vacía, no-solo eso, sino que para ella ya estaba vacía. Lagrimas en los ojos con las notas en la otra mano, pensaba y pensaba
Ya nunca seria lo mismo, la gente poco a poco se olvidaría de ella, la gente es así, en cuanto desaparece alguien ya ni se acuerdan que en un pasado estuvo allí, riendo con ellos las gracias y llorando los fracasos, pero ¿quién había llorado con ella su fracaso, su error?, La respuesta la estremecía; Nadie. Ya nadie la mimaría, no seria la “niña” de nadie.
Se iba cabizbaja, pero se iba, no pudo ni irse con la cabeza alta. Se iba, abandonaba esos cinco años, cinco años de adolescencia, cinco años de “pavo” total. Empezaría de nuevo, en otro sitio, alejado de su gente, su mundo, conocería a gente nueva, compañeros nuevos, pero no seria igual, nunca seria igual
Hace un año no se planteaba irse, lo veía demasiado lejano, nunca lo imagino, nunca imagino escuchar del psicólogo: “ ¿qué harás ahora? ¿Dónde iras?”, Del despacho de aquel hombre salió con el orgullo activo, con cara y pose de “no me importa, si no me puedo quedar me voy, no me importa, me la suda”, pero no era así, la importaba demasiado, ya nunca se iría a tomar café a primera por llegar tarde, ya no volvería a saber nada de mucha de la gente que le importaba o le había importado en algún momento de los cinco años, perdería el contacto con gente que podría llamar “Amigos”, lo sabia y se lo negaba a si misma: “No, no ocurrirá, seguiré teniendo la misma relación con la gente”. Pero sabia que no era cierto y que en cuestión de semanas, tal vez meses, las relaciones se enfriarían con mucha gente, quedando tan solo el recuerdo, las cenizas de una pequeña amistad o de un sentimiento de compañerismo
Ya no podía hacer nada, la suerte estaba echada como decía su profe de Cultura clásica, Don Eloy Palomo, solo le quedaba resignarse y mantener los recuerdos en la memoria y en el corazón, donde, estaba segura que no se irían nunca

Texto agregado el 30-01-2005, y leído por 290 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
11-03-2013 las personas en el poseso de crecimiento personal nunca son el 100% feliz de cada etapa pero de ese 60% de cosas buenas siempre arrastran algo a la vejes te felicito juanalexisdiazchavez
19-04-2008 A veces, tal vez casi siempre, es triste lo que dejamos atrás. Jos_cript
25-09-2005 Sucede a menudo en la vida. Y más cuando vas creciendo. No es que te olviden. Es mutuo olvido. Llega un momento en que una relación desaparece porque un día te das cuenta que ya no tienes nada en común con esa o esas personas. Entonces te entristeces porque sabes que el final ha llegado, pero nunca es un final, no debes verlo así, sino más bien como el proceso que te conducirá al inicio de unas nuevas y satisfactorias relaciones: La vida sigue siempre hacia adelante, nunca hacia atrás. Felicitaciones por tu escrito me ha hecho pensar. Un saludo de un amigo. y*S josef
27-02-2005 El antídoto contra el olvido es el interés, la preocupación por el otro. A uno lo olvidan si uno olvida, no pretendamos ser recordados si nosotros olvidamos. Tiene buen ritmo tu texto, me gustó. maitencillo
12-02-2005 Estoy segura de que no ha sido todo tan malo. Habrá habido gente que haya desaparecido, pero estoy segura de que otras han aparecido para ocupar su lugar. Ánimo!!!! encoruja
01-02-2005 Vale, conozco ese sentimiento... Me gustaría leer otro ensayo en el que diga que esa gente nunca te olvidó, que sigues en su corazón... Donde vas, marcas, mi niña. Buena narración, un fondo muy bello, pero creo que podrías haberle sacado más partido, sé que puedes. Besos y estrellas nayru
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]