TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / eladoscurodelcorazon / Los dragones existen

[C:79191]

Jajajajaja. No, no Juaaan. Adónde se fue tu imaginación? Lo que te estoy contando no es de ninguna manera fantástico, como tú dices. Te juro que fue real!! Lo que pasa es lo que siempre te digo que te pasa: tienes el corazón de un viejo amargado de esos que le venden a los niños cohetes en Navidad y despues les gritan porque los tiran. Ya se te olvidó la época en la que sabías que existen los castillos y los palacios, con los jardines y las plazas enormes rebosantes de preciosura, y no dejas que nadie te haga creer en ellos otra vez.

Pero la verdad es que esa noche sí nos metimos por una cosa subterranea, que mas bien era como un túnel, y cuando salimos ya estabamos dando vueeeltas y vueltas por la plaza del palacio, y después para irnos a comer, tuvimos que entrar por un portal que estaba mega escondido, y no lo podías ver a menos que de verdad estuvieras pendiente de verlo, y a veces ni así, sino que tenías que creer que existía, y buscarlo!!

Bueno, como te venía diciendo, Juan, nosotras lo conocimos cuando veníamos viajando en un bus que era como un pasillo verde andante que tenia asientos por todos lados, o era azul? No me acuerdo, pero probablemente era verde, porque el día ese que lo conocimos, todo era verde! Empezo a ser verde cuando le vi el sueter, y desde ese momento no dejé de verlo todo a través de sus ojos. Qué dices? Si, claro, claro que sus ojos también eran verdes, qué pregunta! Por eso es que te lo estoy diciendo. Se parecian a las bolitas de helado que nos comimos esa tarde en la tienda, eran igualitos! Así, muy brillantes y uno no le podia quitar la mirada de encima, no tanto por uno, sino porque hay ciertas cosas en el mundo que tienen un aura fosforescente que te atrae y te atrae y crees que te vas a dar un tremendo golpazo contra las nubes y al final... ayyy Juan, al final, es mucho más que una nube!!

El caso es que asi era él, igualito al helado- Todo el mundo le decía a uno: dale, busca ese, no te gusta? Y uno se sentía demasiado intimidado por la gente, como para ir a buscar el helado y comérselo, además! y qué tal si decían luego eso de que uno es una niña boba? una niñita que quiere todo lo que ve, y no tiene discernimiento suficiente para saber lo que vale y no vale la pena... Pero esa gente no era capaz de decirme eso, ni con esas, ni otras palabras. Asi que yo me tragué de un golpe y sin darme cuenta el miedo, sus ojos y el helado.

Total que cuando nos fuimos de ahi, así venia yo, pegada a la ventana del pasillo verde tratando de mirarlo y que no me viera mirarlo, pero él siempre me atrapaba! Y me miraba como diciéndome que me entendía.

A veces no sé ni por qué te cuento todo esto a ti, Juan, de verdad no sé si me entiendes. La gente piensa que soy soñadora ( o mas bien loca, pero no lo dicen ) porque veo así la vida, y de verdad no entienden que esas cosas pasan! las que me pasan a mí, y no son ni dificiles de que pasen. Es más, yo no le veo sentido a que NO pasen, Juan. Yo pienso que uno tiene que creer en las cosas por muy increíble que parezcan, porque las cosas que parecen más invento que nada, son las que más tienden a ser verdad, desde que los dragones existen, hasta que la noche del helado, el cielo estaba atragantado de estrellas y yo había tenido que viajar hasta allá para darme cuenta que todo lo que siempre había querido, lo tenia muy cerca de mi desde que estaba atrás en mi casa.

Pero ya no había manera de volver atrás, porque entonces fue cuando vino el rollo más grande ( y el más decisivo ), porque tanto oir lo que él decia cuando hablaba, nada más me convencia de que él era, pongámoslo así: yo, en otro tiempo y espacio. Y yo no podía ni hablarle! Te imaginas??

Entonces me dio de todoooo, Juan, una asfixia interna, una sobrecarga de agua en los pulmones por motivo de lagrimas almacenadas, y ademas, pensar tanto en que lo que queria lo tenia tan cerca de mi casa, me hizo querer volver a mi casa. Asi que terminé queriendo llorar, y fue horrible porque no podia llorar! Y todo el mundo se estaba riendo, por lo que, a pesar de mi descubrimiento, yo me sentia sola, sola y ademas, un poquito más sola. Y de pronto él me preguntó que me pasaba.
Juan, cuando él dijo eso, me entró un calorcito tan casero que las lagrimas se evaporaron y salieron de mis pulmones en forma de alivio.
Yo no sé por qué yo queria tanto volver a mi casa. Ahora a veces deseo no haberlo querido, porque el problema es, que ya la casa no se siente casa sin él. No se siente hogar.

Bueno Juan, como te decía, el día ese que salimos por el tunel a la plaza del palacio, un rato antes de salir, estabamos todas paradas en frente del hotel con él, y uno sentia en ese momento que la vida era tan natural! que se movía y respiraba haciendo chispa con cada molecula de aire! Y Miguel haciendo chispa con ellas! Era fantástico, y además, era real! Y despues vino lo del tunel y la plaza y el escondite, y quedarnos todos despiertos hasta tardisimo jugando cartas. Tardisimo porque al otro dia el ya se iba, y tempranisimo tambien, porque nos quedamos pensando que despues de ese dia no nos ibamos a volver a ver.

Pero igual se fue, y yo no lo sabia entonces, pero no queria que se fuera! Lo supe al otro dia. Fue un cambio drástico, la ciudad se sentia como cuando uno bosteza, Juan, tú sabes, vacia, y ahogaba todos los sonidos.
Las muchachas y yo nos quedamos ahi, caminando, dando saltos, de piedrita en piedrita por el boulevard, y comiendo y hablando y soñando con los cinco dias que nos venian.
Pero la verdad, Juan, te la confieso a ti, cuando llegamos al hotel a cambiarnos para irnos a seguir dando vueltas y vueltas por mas plazas y plazas, eran como las siete de la tarde, el carro se paró en el frente del hotel y cuando me bajé yo solo podia escuchar a Sanz cantando "tooodo siiigue cooomo siempre, solamente que no estas y el tiempo... pasa lentamente".

Me vino el viento durísimo a la cara, y fue dificilísimo aceptar que ya no hacía chispitas, ni moléculas de aire, ni Miguelitos jugando cartas.

En ese momento me daba la impresión de nuevo, de que habia sido muy temprano para que él se fuera, de que no lo iba a ver más. Y uno se sentia como tú, Juan, sentía que la plaza era nada más la Mayor, el portal secreto era solo una de sus entradas, y la extraordinaria ciudad en la que estaba el palacio, ahora era solo Madrid.

El caso es, Juan, que uno a veces tiene que dejar que le hagan creer que todo eso existe, porque al final resulta que yo volví a ver a Miguelito, y en Madrid existe el pasadizo de la plaza, el túnel... y el palacio.

Texto agregado el 13-01-2005, y leído por 1219 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
23-03-2005 ¿Cómo miércoles se llama el cuento de Cortázar, aquel del pasaje hacia Paris, creo el último de “Todos los fuegos el fuego”? A ver... este tipo de temáticas me encantan, esos temas que de algún modo pretenden meterle magia a la vida, o una cuota de otra cosa, de algo que se respira sin saber que se respira. Mas allá de esto, hay infinidad de cosas por corregir. Hace poco escuché la opinión de una escritora- no me preguntes quien- que hablaba del tiempo que le costo trabajar su literatura para tornar natural el ir y venir de un relato narrado por una niñita. Se suele creer que es bien sencillo, pero, un poco acá se nota la disfuncionalidad, los choques de palabras, la aquelarre de ideas... ¡un abrazo desde Baires! Y mira que te iba a decir que había cosas que me hicieron acordar a Pierre jaja... Abin_sur
03-02-2005 Woww me mareo un poco jaja pero esta excelente =) Mis felicitaciones y estrellas! Melirra
18-01-2005 Ladito... que cuento mas precioso. No podia parar de leerlo. En serio que me conmovio... Veo la importancia que es y hay, en nunca dejar de creer. No quiero ser Juan nunca, pero como me gustaria tener la inocencia de la narradora conmocionada en una narracion tan viva que me dan ganas de compartir un helado verde con un dragoncito... te FELICITO! esos que le venden a los niños cohetes en Navidad y despues les gritan porque los tiran.... WOW, .... porque las cosas que parecen más invento que nada, son las que más tienden a ser verdad, WOWOW, la ciudad se sentia como cuando uno bosteza BRILLANTE... fue dificilísimo aceptar que ya no hacía chispitas,.... INCREIBLE Mercurio
14-01-2005 es como cuando Horacio Oliveira se despierta de soñar que cortaba un pan frances y que el pan lloraba. entonces va a contarselo a un amigo por telefono y le explica que la verdad al despertarse sintiò que el sueño era èste porque no es posible que uno corte un pan con un cuchillo y que el pan no se eche a llorar. lo logico es que lloreeee!! ://// me han dado ganas de meterme en tu cabeza. debes tenerla llena de garabatos y bichitos de lo mas bonitos. jajajajajjaa :) sduv31
13-01-2005 ¡Claro que existen los dragones! Fantástico cuento. Un cielo atragantado de estrellas para ti. jau
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]