TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / AnitaSol / ¿Un mal sueño?

[C:71624]

Después de los últimos comentarios se sintió tan mal que debió hacer un esfuerzo para seguir conversando.
El mundo le daba vueltas vertiginoso, las palmas le sudaban y unas náuseas reprimidas reducían su gesto a una tibia contracción. Se preguntaba cómo podía estar tan equivocada en ese lugar, tan fuera de sintonía. ¿Cómo diablos había ido a parar ahí?.
Su compañero la miraba incómodo, se suponía que debía comportarse. El contrato tácito requería, además de la excelente presencia, una buena disposición. Disposición que ya se había agotado.
Fingió un pequeño malestar para escapar con dirección al baño y parapetarse detrás de una escalera a ver que ocurría.
No estaba paranoica, todos habían notado que no comulgaba con ellos. Quizá debió hacerse la boluda como las demás (¿o las demás eran boludas?)
Se sintió afiebrada y el miedo fue ocupando cada palmo. Ahora sabía que nada era mentira; que había muertos y vejados, torturas y campos de concentración. Desapariciones y horror. Horror.
Tuvo miedo, verdadero miedo, por ella, por el futuro, por la inocencia gestándose en sus entrañas, por todos. Fue consciente como nunca antes de las miserias de su mundo... y las de su propio cuerpo que se comportaba sin reglas.
De repente la tomaron por el hombro. No pudo evitar el grito de espanto que se le escapó como una tormenta.

Poco a poco la respiración se fue haciendo menos violenta y el corazón trocando su cabalgata estéril por el cansado compás.
Esperó a que desapareciera la sensación de ahogo para abrir los ojos y ver todo su universo: su cama, su ropa, sus cosas, el diario de ayer sobre la mesa, los lentes, las pastillas, su novio.
No quiso volver al sueño. Tanto ansiaba la vigilia como odiaba el territorio nefasto de la noche que la llevaba sin tregua a la vida de otra mujer, y la hacía compartir sus desgarros, su tormento, la desesperación y el desquicio.
Otra mujer que tenía sus mismos ojos, eso lo sabía aunque nunca los hubiera visto y, juraría, que su misma seña en la mejilla derecha.
Una mujer que habría sido madre cuando ella nació.
Una mujer, sólo una mujer.

Texto agregado el 02-12-2004, y leído por 276 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
15-03-2007 No sé si yo seré el boludo, pero veo imágenes de niños nacidos en casas de tortura cuyas madres terminaron desaparecidas y ellos tomados en adopción por los victimarios. Eso no fue un mal sueño. Sí existió. NeweN
04-03-2005 Me encanta. Veo una inadaptación al principio, perfectamente comprensible. Después un desdoblamiento de personalidad y misterio. Pienso que escribes muy bien. Ruth
02-03-2005 Muy buen relato, desde el principio al final, no tiene desperdicio y aunque el tema es una pesadilla permanente en muchos latinos, está tan bien logrado que es único en su estilo. Magda gmmagdalena
09-02-2005 Excelente. Estrellitas. anitalu
16-12-2004 Un cuento con reminiscencias de los grandes escritores, pero que indudablemente te sitúa de inmediato en los escalones más altos. Sigue perseverando... gui
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]