TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sendero / La sospecha. para Islero en su onomástico

[C:69055]

La sospecha
Cuando su hijo cerraba la puerta, le lanzó un beso chasqueando la lengua. Ella entrecerró los ojos y creyó ver a su esposo que, hace dieciocho años, se había ido de viaje. Aún lo recuerda con la ceja levantada y aquella sonrisa coqueta con la cual se despidió. Para ella no era extraño que él se ausentara algunos días. Aquella vez, fue un otoño, y el frío se colaba por las rendijas de la puerta.
Vivían en un gran condominio donde los edificios parecían haber sido calcados. Lo recuerda como una buena persona, amoroso, sin embargo, eran notorias sus ausencias. Muchas veces tuvo que golpearle la mejilla para que volviera a la realidad. A veces lo sueña. Ella piensa que lo mataron, tal vez por robarle, tal vez...
Hace dieciocho años él entrecerró la puerta, había ordenado ropa para una semana, pero al ir bajando la escalera, se preguntó, ¿Qué tanto me amará mi mujer? Sería bueno saberlo. Y en vez de irse a la estación, se dio a buscar un cuarto de renta. Lo encontró y se quedó allí. En unos minutos, vivía cerca de su casa, y podría decirse que era un vecino nuevo de sí mismo. No salió durante semanas. Su barba creció. Compró ropa holgada de colores oscuros y un sombrero que abarcaba toda la testa. Meses después vigilaba el edificio donde vivía su familia. La seguía cuando iba a comprar a la comisaría; en ocasiones, y oculto en espacios estratégicos, podía observar su mirada sin brillo y el rostro adelgazado. Pasó el tiempo, la mujer siempre sola, y con una rectitud ejemplar. Cierta vez coincidieron en algún puesto del mercado y pudo escuchar alguna conversación con la verdulera. Su voz era clara, suave, y caía como si nada más hablara para sí misma. Recordaba su tono; recién se habían casado y aunque suave, comunicaba una alegría que podía sentirse porque le hacía cosquilla en el lóbulo de la oreja.
Muchos años pasaron. Y casi para cumplir los veinte se dio cuenta de que su mujer era íntegra; ahora estaba seguro de que no lo reconocería e intentaría enamorarla. Se hizo coincidir con ella, logró sacarle algunos monosílabos, y hasta pudo entablar una charla en la soledad de un parque, donde sin rodeos le habló como la primera vez. Ella sintió que una aguja se le clavaba en el corazón. Y aquellos ojos tristes volvieron a prenderse como un cerillo. Ella se llenó de una fina lluvia y en un instante pensó que había algo mágico en aquel hombre y al verlo con los labios entreabiertos lo tomó de la mejilla y lo besó como lo haría una muchacha de veinte años. Reconoció los labios del hombre que se ausentó y dio gracias a Dios por habérselo regresado. Él se retiró ofuscado, perdiéndose en los vericuetos de la gran ciudad y nunca más volvió a verla.


Texto agregado el 20-11-2004, y leído por 526 visitantes. (24 votos)


Lectores Opinan
24-02-2009 Hermosos sentimientos los de esta bella y fiel mujer. Se merecía un hombre mejor. Muy bien narrado los sentimientos de ella y los mezquinos de él. ***** flop
29-04-2007 gulp!!!!! qué tonto amigo, no? qué triste historia, y qué mujer!!! sorprendente amigo... tobegio
25-01-2006 Rubén, cada vez que leo alguno de tus escritos la lectura me envuelve, todo parece tan real.... Sabes qué concluyo?? que el hombre era un celoso intenso y sintió celos de él mismo... no aceptó que la mujer se enamorara de otro hombre, aunque fuera el mismo..... Excelente, mi querido amigo. Besos estrellados. ctapdb
14-06-2005 magico, te atrapa desde un comienzo, final inesperado. me dejo realmente inquieto. herv
14-06-2005 magico, te atrapa desde un comienzo, final inesperado. me dejo realmente inquito. herv
29-12-2004 Tremendo y doloroso para ambospersonajes.Me lo prestas para narrarlo? Soy narradora y cuento en espacios dedicados especialmente a eso. Mis estrellas. merche
02-12-2004 Uau, qué final, te da como una angustia leerlo. saludos, miriam miriam-chepsy
26-11-2004 Desde pequeña pensaba que el amor es un compromiso, una entrega total, un aceptar a la otra persona con defectos y cualidades, sobre todo con sus tantísimos errores, desconciertos, inmadurez. No existen escuelas que se dediquen a la enseñanza de las grades teorías del amor. El amor es un arte como cualquier otra profesión. Ya lo dijo Erick Fromm ¿El amor es un arte? En tal caso, requiere conocimiento y esfuerzo ¿O es el amor una sensación placentera, cuya experiencia es una cuestión de azar, algo con lo que uno tropieza si tienes suerte?. Si bien es indudable que la mayoría de la gente de hoy cree en la segunda premisa. Para la mayoría de la gente, el problema del amor consiste fundamentalmente en ser amado, y no en amar, no en la propia capacidad de amar. De ahí que para ellos el problema sea cómo lograr que se los ame , cómo ser dignos de amor. Es el caso de tu personaje. Se preocupo tanto en ser amado que amar y la vida se le fue por la coladera del olvido. Eres excelentes en las pequeñas historias: pequeños cuentos con grandes enseñanzas. Mi respeto sendero, mi respeto y todo mi amor. Eu kitty
25-11-2004 Esto es un regalo, realmente tierno, podria decir que senti un aguijon cuando dijo aquello de mas de veinte años, pues que sensaciones tuve con este cuento que atrapa realmente, mis felicitaciones y mis humildes 5. Aramis
24-11-2004 Un regalo sencillo, cargado de emotividad, felicidades a los dos, mis saludillos. chiquitita
23-11-2004 Buen cuento original, tierno y con un final no esperado. Muy buena idea la de dedicarselo a Islero por su cumpleaños. Mis felicitaciones a ambos. Saludos de SOL-O-LUNA
22-11-2004 Ingenuo que debe ser uno, después de dejarse crecer la barba, ocultarse y seguir a su mujer pensé en un final feliz cuando prendió el reconocer, ya sonaba la canción del ramito de violeta cuando el tipo se las piró. Gusto su narrar. Abrazo, otro para el homenajeado. Cardon
22-11-2004 Precioso homenaje que Islero guardará en su corazón como una joya. A tu estilo. Las ideas se van cristalizando en un relato límpido y transparente, y dejas entrever que tan frágil o fuerte se puede ser ante las sospechas e intrigas. Un abrazo, querido amigo, expendido también a Máximo. Shou
22-11-2004 Fabuloso cuentos, una historia de amor, que atrapa y te lleva de un jalon hacia el final, paradoja? cuando nos dejamos vencer por celos y sospechas todo es posible. Mejor omenaje para este gran amigo imposible y regalo fantastico para todods nosotros gracias Ruben. fredonedi
22-11-2004 Sí, Rubencito, ahora está muchísimo mejor!! Encantador....mis estrellas y felicitaciones!! Oliveria
21-11-2004 Un obsequio que emerge de tu sensibilidad como escritor; enmarcado en una historia de amor incondicional y puro. Un regalo de imágenes y recuerdos. Como simpre con la transparencia de tu narración que fluye en corrientes suaves hacia los sentidos del lector y sus sentimientos. Mi lluvia de estrellas. Dainini
21-11-2004 Buen relato con el estilo inconfundible de "Sendero". Hermoso regalo para Máximo, se lo merece, Besos y * marimar
20-11-2004 Me he quedado totalmente pasmado...por muchas cosas... sin embargo lo que quiero decirte es que eres una maravilla escribiendo, que tus textos no atraen la atención del lector: es que los atrapas literalmente...y que es un maravilloso regalo de cumpleaños. Un fuerte abrazo al que homenajea y al homenajeado!! LoboAzul
20-11-2004 Una historia terriblemente triste, pero aun así lleva tu maravilloso sello. Es un precioso regalo para Islero yoria
20-11-2004 Rubén, amigo, estoy consternado....de alegría, emoción, y una larga lista de sentimientos. Un cuento precioso que me ha tocado las fibras más secretas. ¿Eres clarividente en el buen sentido de la palabra? Ay, cómo me has tocado! Gracias y hoy, una sonrisa grande se expandirá entre nosotros cuando en la cena hablemos sobre este cuento. Es decir sobre la vida, es decir, sobre nuestra vida. Gracias. Tienes una sabiduría para cptar los hilos de la vida humana. Eres especial, no hay nada que hacerle. Mil gracias. Rubén. islero
20-11-2004 Hay una fina línea que separa la ironía de la paradoja. Este texto oscila entre esos dos ámbitos, planteado en forma casi sin querer. Excelente, impecable. Un abrazo, danielnavarro
20-11-2004 Precioso homenaje. Ademàs no podrìa ser de otra manera, viniendo de quien viene y llegando hasta quien llega. Un fuerte abrazo a ambos. carloel22
20-11-2004 Muy buen regalo para Islero. Seguro lo hará pensar, como a todos los que lo leemos... no es bueno poner a prueba a las personas... :) neusdejuan
20-11-2004 q hermoso cuento, dedicado a Islero¡¡ mis saludos 5* y besos a los 2 monilili
20-11-2004 ¿por qué hacer una prueba así? las inseguridades de las personas traspasan tantos límites... cómo se puede tirar la confianza por una ventana para buscarse uno mismo... Es una interesante idea que permite darle mucho más vueltas. Cómo siempre, un placer. Saludos y estrellas. CaroStar
20-11-2004 es bonito el cuento, me recuerda a una película saludos a ambos india
20-11-2004 No había leído que estaba dedicado a Islero!!, cómo me gusta que se lo quiera tanto!!, Besos, Ruben!! Oliveria
20-11-2004 Teniendo en cuenta tus textos, a este lo noto un tanto desordenado. Aún así, la historia tragi-cómica que presentas es realmente muy interesante. Un abrazo enorme, Ruben! Oliveria
20-11-2004 Me pareció una excelente historia, algo triste el final en el fondo es un terrible masoquista Doctora
20-11-2004 ´Si me permites una sugerencia, borraría : "Pues se sintió defraudado". Me parce que es tácito, casi redundante. Por lo demás como siempre muy bueno. Un abrazo ollitsak
20-11-2004 Profundo y excelente relato. Lleva corazón Senderito, como la dedicatoria al amigo Islero. Besos maravillas
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]