TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Clorinda / Mis plantas

[C:613694]


Mi parra, bien podada como dios manda, todavía no se mueve. El nogal apenas quiere desperezarse con el sol de setiembre, pero mi almendro, tan aventurado, sonó con la helada de la semana pasada. Prometía unas navidades felices, pero... ¡Otro año sin cosecha va a ser! (eso me pasa por plantar árboles que no se adaptan a esta zona). Y está tan grande que ya no lo puedo sacar del centro de mi patio. Él es el Rey y los demás árboles miran para otro lado buscando el sol.
¿Qué hacer? No puedo olvidar que hace dos años las heladas pasaron respetuosamente por zonas vecinas, aminorando su intensidad ante la majestuosa presencia de miles de flores blancas que, lejos de amedrentarse, brillaron al sol como nunca sobre un orgulloso árbol pelado, a la ventura y a la buena de dios.
Fue la única vez que el almendro me dio una abundante cosecha de deliciosas almendras.
Eso sí. Sombra me da siempre, pobrecito.

Texto agregado el 13-09-2022, y leído por 150 visitantes. (15 votos)


Lectores Opinan
19-10-2022 Qué bonito debe ser vivir entre tantas plantas. Glori
14-10-2022 Que lindo es tener un almendro en la casa, que lindo lo cuentas.***** Abrazo Lagunita
11-10-2022 Todos sufrimos el desarraigo, para luego adaptarnos a las nuevas circunstancias, y el almendro da siempre sombra, lo cual es ya una bendición. Martilu
23-09-2022 Cada vez que leo algo así, me imagino el lugar y creo que debe ser hermoso tu jardín, no pierdas las esperanzas, quizá pronto alguno de esos hermosos árboles se apiade de ti y te de frutos además de sombra. Un beso. ome
15-09-2022 Muchas personas dearraigadas de su entorno se mantienen en pie, dan ayuda como pueden pero añoran su clima natural. con vos digo pobrecitos Yvette27
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]