TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sendero / Pánico

[C:611799]

Eran las cuatro de la mañana de una madrugada, cuando escuché mi pulso acelerado. Respiré hondo, volvió mi sueño: corría con todo mi aliento. Una grieta en la tierra me perseguía. Desperté, la cabeza de mi esposa y la mía rodaban por la pendiente. cargué a mi mujer y salí. Segundos después el temblor, el estruendo… dos cachetadas me volvieron a la realidad. La voz imperativa me exigió: “¡Deja dormir!, con una chingada, ya van dos veces que me traes a la sala”.

Texto agregado el 22-03-2022, y leído por 55 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
24-03-2022 Je, je, así son las esposas, ni siquiera cuando las salvas están contentas. Muy bueno. Saludos. maparo55
23-03-2022 —Y bueno así es la vida, de sueños, pesadillas, recriminaciones de quienes no entienden y cuentos que entretienen, también se vive y... escribe. —Un abrazo. vicenterreramarquez
23-03-2022 Elinstinto de supervivencia funcionó a la perfección, cosas que tu mujer no entiende, jajaja… MujerDiosa
23-03-2022 Entre rodar por la pendiente y despertar de golpe y ser amonestado, a veces es preferible el sueño que es como una película y no la misma película de todos los días. Un gran abrazo, amigo. guidos
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]