TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Suplicio parte 23

[C:610296]

Suplicio parte 23

Confundida, se escondía cuando Eliseo asistía a su terapia. Quería que ese evento se repitiera, pero algo se lo impedía. Nacho visitó a Sheila en su casa para ver a su hijo y platicarle lo que pasó con Alan en la cabaña.
-Tengo que platicarte algo – Sheila lo jaló del brazo para llevarlo a la sala.
-Gael ¿Dónde está?
-Está en su cuarto. ¿Qué te pasa?
-Me acosté con Alan.
-A eso iba ¿Qué te sorprende? Yo le dije que te alcanzara. ¿Cómo estuvo? – le preguntó ella sonriendo.
-Increíble. Pero me siento confundido, no quiero salir lastimado, Alan es una persona fabulosa pero tampoco quiero hacerle daño.
-Tranquilo, no se están haciendo daño. Lo importante es que se gustan.
-Ese es el problema. Desde que lo dejé en la puerta de su casa no hemos hablado.
-Yo lo he visto en la oficina, normal en realidad.
-No soy capaz de decirle lo que siento, no quiero que sea sexo nada más.
-Habla con él, exprésale lo que sientes – le recomienda ella.
-Estabas tan animada ¿Qué me querías decir?
-Estoy igual que tú. No quiero verlo porque lo desarmo.
- ¿Tantas ganas tienes?
-No sabes cuantas. Me encanta.
- ¿Pero?
-No me quiero enamorar.
-Eres buena para dar consejos, pero no para aplicarlos contigo.

Y eso era, no tenía la cara para verlo y hablar de frente. Aquella mañana no pudo evitarlo porque estaba en la oficina.
-Me evitas – le dijo Eliseo al verla entrar a la oficina.
- ¿Qué quieres? – le pregunta Sheila.
- ¿Qué fue lo que pasó?
-Tuvimos sexo, Eliseo. Sexo, nada más.
- ¿No sientes nada? – Le preguntó Eliseo acercándose a ella.
-Aquí no, estoy trabajando.
- ¿Entonces? ¿Solamente me vas a visitar para que follemos?
-No. A mí me interesa tener algo contigo, pero hay cosas que…
- ¿Qué cosas? - Eliseo alzó la voz.
-Entiende, uno de mis trabajos es bailar frente a hombres deseándome en la cama. Me gusta bailar, me gusta sentirme deseada por otros hombres, me gusta sentirme sensual ¿Puedes entender eso?
-Trataré de entenderlo– respondió Eliseo.

Esa misma semana, Nacho estaba convencido de que quería una vida junto a Alan, lo único que necesitaba saber era si el joven estaba dispuesto a compartir su vida con él.
Nacho tomó la iniciativa y visitó a Alan en su casa para expresarle su sentir.
-No te he visto en días- Nacho le pronunció.
-Lo sé – Alan no estaba muy animado.
- ¿Te pasa algo?
-Mi mamá murió.
-Lo lamento mucho. No sabía nada. ¿Qué pasó?
-Toma asiento.
-Gracias – Nacho lo tomó de la mano, sentado en el sillón.
-Tenía muchos años que no la veía, estábamos distanciados porque no estaba de acuerdo con mi orientación sexual. Me alejé de ella y ayer me avisaron que murió en la mañana.
- ¿Y su velorio?
-No quiero ir solo – Alan le hizo la petición y Nacho no se negó.
Tomados de la mano, la pareja llegó al velorio. La gente los miraba con recelo, situación que es común. Alan se acercó a unas personas que no lo recibieron del todo bien. Vio el féretro de su madre cerrado, dio media vuelta y se fue junto a Nacho del lugar.

Continuará….

Texto agregado el 09-10-2021, y leído por 35 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]