TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / ome / El tren del adiós.

[C:610277]

El tren del adiós.

En aquella triste, fría y lluviosa tarde de invierno, mientras el tren se alejaba a toda prisa dejando tras de sí la silueta petrificada de una hermosa mujer, la gente pasaba sin ver el sufrimiento de lo que quedaba de lo que otrora había sido una joven inmensamente feliz.
Sentía un enorme deseo de llorar, pero sus lágrimas no brotaban, no podía moverse, sólo sentía el frío de la tarde y esos pensamientos que llenaban su mente mientras miraba, sin ver y ni siquiera oír al tren donde sabía que estaba su amor.
Aún sin moverse volvió al pasado con sus pensamientos y la vida ya no sería lo mismo para ella, ni tampoco para él, sabía que no podrían vivir separados.
Romina era una muchacha hermosa, hija de un matrimonio diferente si se me permite decirlo así, sus padres eran italianos y pertenecían a una familia de mafiosos, entiendo que quizá esa no sea la palabra actual pero así les decían en Italia, los Cafaro habían pertenecido a la mafia italiana por demasiados años y el padre de Romina seguía las reglas de la familia al pie de la letra.
Cuando aquél muchacho llegó a Italia con su franca sonrisa casi infantil, se enamoró perdidamente de la hija de su patrón, el señor Cafaro que tenía un negocio de computadoras de última generación y allí había conseguido el empleo, Javier, un joven norteamericano con título de ingeniero en computación.
Por supuesto que el dueño del negocio jamás pensó que su hija se fijaría en él, la vida de ella no era para desperdiciarla con otro hombre que no fuera el elegido por la familia y eso ella lo sabía muy bien.
Pero los planes de la juventud no siempre son los mismos que los de su familia por más mafiosa que fuera y sin que su padre supiera, los muchachos comenzaron a verse en secreto.
Nada sabía Javier de la familia de Romina, pero pensó que sería como todas las familias y que cuando lo conocieran y supieran lo enamorados que estaban, todo terminaría bien.
La joven por el contrario sabía muy bien que aquello no iba a resultar todo lo bien que pensaban, pero su amor era tan grande que olvidó lo terrible que podía ser no acatar las órdenes de su padre y no tuvo el valor de contarle a Javier en el problema que se estaban metiendo.
Bien sabido es que en Italia la familia mafiosa no sólo está compuesta por los integrantes de la misma sangre, los empleados del padre de Romina, no los que trabajaban en el negocio de las computadoras sino el otro negocio, el de las drogas y el crimen, ellos también eran familia y se protegían y a la vez se vigilaban los unos a los otros y Romina no estaba fuera de la regla, estaba siempre observada por alguien, por protección, como le decía su padre y así llegó la noticia a oídos del señor Cafaro.
Romina recibió una gran paliza y al no saberG nada de ella, Javier decidió entonces ir contra viento y marea y hablar con su futuro suegro, quería poner las cartas sobre la mesa y demostrar que estaba muy enamorado de su hija.
Jamás imaginó la violenta reacción del hombre, con un fuerte puñetazo sobre la mesa, despidió al Javier diciéndole qué si en algo valoraba su vida, se fuera inmediatamente del país.
Javier no podía creer lo que escuchaba ni veía, pero era prudente y optó por retirarse y tratar de encontrar a su amada Romina.
Javier no volvió al negocio y se dedicó a rondar la casa de la muchacha sin ningún resultado, allí sólo entraban y salían personas desconocidas y por precaución, no preguntó a nadie por ella.
Cierto día no soportó más y decidió ir a la policía, allí lo recibió el mismo jefe de la policía el cual lo hizo pasar a su despacho.
Allí el hombre escuchó lo relatado por Javier con mucha atención y le dio un consejo que Javier en ese momento no pudo entender.
----Mi estimado amigo, le dijo, voy a darle un consejo que quizá usted en este momento no entienda, pero le aseguro que jamás tendrá otro al que deba prestar más atención que éste, tómese el próximo tren o vuelo o lo que sea lo más pronto posible y váyase del país, olvídese de Romina y de su familia si aprecia su vida.
A pesar de su asombro, Javier no pudo irse, él no era un cobarde y nadie iba a decirle lo qué hacer de su vida y dejando al jefe de policía muy preocupado, volvió a la pensión dónde se alojaba.
Al llegar encontró sus cosas esparcidas algunas por el piso y otras dentro de su valija y sin entender nada de lo que estaba pasando, fue hasta la administración donde le dijeron que tenía que dejar la habitación, que ya estaba alquilada para otra persona.
A pesar de que su contrato no estaba vencido, Javier comenzó a entender todo y decidió ir a buscar otro lugar, sabía que iba a ser muy difícil, estando tan nervioso hacerse entender en un idioma qué a pesar de hablarlo y entenderlo, no era el suyo.
Mucho tiempo pasó buscando empleo, sin saber nada de Romina hasta que al final optó por irse, pensaba que la chica había seguido otro camino y que era mejor dejar las cosas tal cuál estaban sin llegar a algo que quizá ni resultaría.
Y así Javier abandonó Italia, el tren lo llevaría muy lejos, sólo quería salir del país y olvidarse de todo, llegaría hasta donde llegara el tren y después Dios diría.
Mientras tanto Romina seguía mirando la partida del tren que ya muy lejano se llevaba a su amor, pero, ella no podía irse, su mente en ese momento escuchó a dos personas que muy cerca de ella hablaban.
----Leíste el periódico de hoy?
---- Qué terribles noticias!!! Jamás pensé que aún existieran familias de mafiosos entre nosotros, es horrible.
----Imagínate que encontraron el cuerpo sin vida de la hija de uno de los mafiosos que aún quedaban, parece ser que la chica se enamoró de alguien fuera de su círculo familiar y el padre la mandó matar, aún no puedo creerlo, el dueño de una de las casas de computación más grande del país resultó ser un mafioso!!!
----Si, parece mentira, pobre muchacha, pero ya están todos presos, cuando llegue a casa voy a leer el diario de la noche, el jefe de policía va a relatar cómo descubrieron el cuerpo de la muchacha y algo más, parece ser que el novio de la chica fue a hacer la denuncia, pero, en ese momento nada se sabía aún.
Romina escuchaba esto y pensaba que se estaba volviendo loca, pero, al sentir cómo la gente pasaba a través de su cuerpo sin verla, lo supo…
7/10/2021 Omenia.



Texto agregado el 07-10-2021, y leído por 83 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
09-10-2021 —Corrijo: Prejuicios en lugar de perjuicios vicenterreramarquez
09-10-2021 —Aún en el mundo de hoy, aparentemente sin perjuicios, suceden situaciones parecidas a tu trágico cuento, tal vez no con la muerte física ni necesariamente en familias pertenecientes a la mafia, pero si con otros castigo de por vida. La historia de Romeo y Julieta, aunque con variantes, continúa. —Saludos vicenterreramarquez
09-10-2021 Impresionante! Como suele suceder Ome, a tus relatos sólo le falta la música. MujerDiosa
09-10-2021 Como si fuera un fantasma esta chica, que haga justicia del mas alla. Muy bueno, me encanto. jaeltete
08-10-2021 Ome querida amiga me has tenido en ascuas, expectante hasta el final de tu historia. Muy buena, Felicitaciones . Un abrazo de oso con cariño.***** sensaciones
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]