TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sendero / Tribulaciones

[C:610194]

Regresaba poco después de las diez de la noche, la tía y las primas dormían. Con cuidado metías la llave en la cerradura . No prendías la luz e ibas como ciego hasta llegar a tu recámara. “Claro que tenía que hacer todo eso. Comprende que uno de arrimado es siempre arrimado”. Me miro y allí estoy quitándome la ropa, acomodándola para que no se arrugue. “¡Chamacas no ensucien tanta ropa, que la señora que plancha no vendrá en un mes!”
Por tu ventana se filtraba la luz de la luna que aluzaba la sábana blanca de lino que el tío había pasado de contrabando. > Terminada la faena, vas al baño y orinas con un chorro grueso, caliente y bajas la palanca con fuerza y escuchas los hipos violentos del wc. Yo sonreía, pues el ruido del sanitario nadie lo puede evitar, con el agua se iban mis tensiones y regresaba enfundado en el pijama dispuesto a dormir con una sonrisa.

Texto agregado el 28-09-2021, y leído por 62 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
29-09-2021 El sigiloso es que algo esconde, por eso no quiere hacer ruido.***** sensaciones
29-09-2021 Un texto con una imagen cotidiana que sucede en muchos hogares; arrimado o de la casa, cuando regresas tarde de trabajar, todo mundo está dormido y tú lo único que quieres es tal vez cenar algo ligero, no hacer ruido e irte a dormir. maparo55
29-09-2021 —Muy cierto, el arrimado aunque sea sobrino y primo, siempre será arrimado, por ello se justifica el sigilo, aunque hay ruidos que es muy difícil evitar y en el silencio de la noche suenan como truenos. —Saludos. vicenterreramarquez
28-09-2021 Recordé a mis hijos cuando llegaban de madrugada. ome
28-09-2021 Una estampa diaria, contada con esmero. MujerDiosa
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]