TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Bequeano / ENSAYO SOBRE UNA POSIBLE TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN DEL ALMA - PARTE III

[C:609034]

.
ENSAYO SOBRE UNA POSIBLE TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN DEL ALMA - PARTE III


Jober Rocha


Esta tercera parte es muy específica y está destinada a lectores con conocimientos matemáticos y econométricos. Muchos aspectos se entenderían más fácilmente gráficamente, pero el sistema utilizado por ‘La Página de los Cuentos’ no acepta el uso de gráficos o figuras.
En 1937, el economista británico Ronald Coase, en su artículo ‘Nature of Firms’ estableció el concepto de Teoría de la Empresa, del cual formaba parte la Teoría de la Producción, que desarrolló el concepto de Función de Producción y su expresión matemática basada en lá 'Ley de Proporciones Variables’ o 'Ley de Rendimientos Decrecientes'.
La función de producción indica la cantidad máxima de un producto dado que se puede producir, dada una cantidad determinada de factores productivos y una tecnología de producción determinada.
Si la 'Curva del Destino' (propuesta) puede estimarse mediante métodos econométricos, quizás la aplicación de la Teoría de la Producción a esta función, adaptándola a nuevos conceptos, podría conducir al surgimiento de una 'Teoría de la Evolución del Alma'.
Tal teoría podría permitir, al igual que la Teoría de la Producción, el análisis de los diversos aspectos relacionados con la Función de Evolución Incremental del Alma o la Curva del Destino, cuya definición sería: “La Curva del Destino es la que indica la cantidad de evolución incremental máxima del alma humana, que se puede obtener dada una cierta cantidad de factores de evolución que interactúan en un individuo dado ".
Esta teoría podría tener en cuenta los siguientes aspectos:
Factores Variables de Evolución: Todos aquellos factores responsables del incremento en la evolución del alma humana.
Proceso de transformación: El proceso de transformación varía de un individuo a otro y está representado por la forma en que cada individuo es influenciado por los factores variables de la evolución, con el fin de presentar un aumento en la evolución de su alma;
Entorno externo e interno: Están representados por todos los elementos de acción directa o indirecta, internos o externos al individuo, que pueden influir en los factores variables;
Incremento de Evolución del Alma: Incremento evolutivo obtenido por el alma en esta vida;
Feedback: Consiste en la información obtenida a lo largo de la vida del individuo, que permite monitorear el desempeño del Sistema Evolutivo y decidir si son necesarios o no cambios correctivos. Dichos cambios se comunicarían al individuo a través del mecanismo de la conciencia (cuando una voz interior indicaría la necesidad de cambiar de dirección). El individuo puede escuchar esta voz y seguir su guía o no.
De la misma manera que para una función de Producción, para la función multidimensional (en el hiperespacio) de Evolución Incremental del Alma, o 'Curva del Destino', según nuestra hipótesis teórica la 'Ley de Rendimientos Decrecientes' o 'Ley de Proporciones Variables también se aplicaría, lo que podríamos llamar, en este caso, la "Ley del Incremento en la Evolución del Alma Descendente". Esta ley estaría expresada por:
“Aumentando la cantidad de un Factor de Evolución Variable (conocimiento, salud, riqueza, estado emocional, etc.), con la cantidad de los otros factores que permanecen fijos, el Incremento en la Evolución del Alma, al principio, crecerá a ritmos crecientes. Luego, después de una cierta cantidad usada (o alcanzada) del factor variable, el Incremento comenzará a crecer a tasas decrecientes. Continuando con el aumento en el uso del factor variable, el Incremento en la Evolución del Alma va a disminuir ”.
Este hecho indicaría la necesidad de una combinación armoniosa entre los factores de la evolución del alma; porque el predominio de uno de ellos sobre los demás afectaría negativamente el Incremento en la Evolución del Alma. Después de cierto punto una mayor cantidad de riqueza, por ejemplo, podría afectar negativamente el aumento en la evolución del alma. Asimismo, lo mismo ocurriría con todos aquellos factores (o variables), estadísticamente significativos incluidos en la función.
La 'Curva del Destino' representaría entonces cómo deberían combinarse los Factores de Evolución (Xi), para dar lugar a un Incremento en la Evolución del Alma (Y). Su análisis nos permitiría conocer algunos indicadores interesantes, a saber: La evolución media de uno de los factores (EM) podría calcularse como el cociente entre la cantidad incremental obtenida de Evolución del Alma y la cantidad utilizada del factor en cuestión. Algebraicamente: EM (Xi) = Y / Xi
La Evolución Media del factor Xi indicaría cuántas unidades de Incremento en la Evolución del Alma serían debidas al factor Xi.
La Evolución Marginal de un factor (EMg) se calcularía como el cociente entre la Variación Incremental en la Evolución del Alma (Y) y la Variación en la Cantidad Utilizada del factor en cuestión (Xi). Alternativamente, se podría pensar en la Evolución Marginal de un factor Xi como la derivada de la "Curva de Destino" Y = f (X1, X2 ... Xn) con respecto a Xi, es decir:
EMg (Xi) = @ Y / @ Xi = @ f (Xi, X2… Xn) / @ Xi
La Evolución Marginal de Xi mediría el número de unidades de Incremento en la Evolución del Alma (Y), que aumentaría con la adición de una unidad del factor Xi.
La 'Curva del Destino' representaría así las máximas posibilidades de evolución del Incremento en el Alma Humana, utilizando, de manera óptima, los factores Xi y también podría dividirse en 'Etapas de Evolución'.
En la Etapa I, el Incremento en la Evolución del Alma crecería a tasas crecientes y decrecientes, hasta el punto en que la Evolución Marginal del factor variable Xi sería igual a la Evolución Media de este factor, en su punto máximo.
En la Etapa II, el Incremento en la Evolución Total del Alma crecería a tasas decrecientes hasta su punto máximo; con la Evolución Marginal del factor variable Xi, siempre decreciente, hasta el punto donde sería igual a cero.
En la Etapa III, el Incremento en la Evolución del Alma estaría disminuyendo, siendo la Evolución Marginal del factor variable Xi decreciente y negativa.
La 'curva de destino', por otro lado, podría estar influenciada por factores fijos y factores variables.
Los factores variables podrían ser, por ejemplo: la etapa de desarrollo intelectual alcanzado por el individuo en el momento T; las etapas de desarrollo físico y material, alcanzado por el individuo, en el tiempo T, y la etapa de desarrollo emocional, alcanzado por el individuo, también en el tiempo T.
Los factores fijos podrían ser las llamadas variables "ficticias" (o variables Dummy); es decir, factores que están o no presentes en la vida del individuo al investigar los factores variables. Asume un valor cero si no está presente y 1 si está presente.
No sería apropiado hablar, como en la Función de Producción, de Tasa Marginal de Sustitución entre Factores, entendida como: "Cuánto estaría dispuesto a intercambiar el individuo, de un Factor de Evolución por otro, para mantener el mismo grado de Incremento en la Evolución del Alma y permaneciendo, aún, en la misma Curva del Destino ”, porque el Incremento en la Evolución del Alma presupone una combinación armónica entre los factores de evolución y no la sustitución técnica entre ellos. Las Elasticidades de Sustitución entre los Factores de Evolución deben ser, en este caso, cero o cercanas a cero.
La 'Curva del Destino' también podría dar lugar, a partir de una adaptación de la Teoría de la Firma, a la enunciación de una “Ley del Retorno”, cuyo concepto podría definir: “la forma en que se comportaría el Incremento en la Evolución del Alma, en la medida en que se agregaron mayores o menores cantidades de Factores Variables (conocimiento, salud física, bienes materiales, etc.)”.
Por lo tanto, el "Retorno a la escala" sería constante: cuando aumentamos Z veces los Factores Variables responsables del Incremento en la Evolución del Alma, este Incremento también aumenta Z veces; es decir: Si Y = f (X1… Xn), entonces f (ZX1… ZXn) es igual a Z f (X1… Xn). En este caso, la suma de las Elasticidades de la Evolución del Alma, con respecto a los factores, sería igual a la unidad.
El "Retorno a la escala" aumentaría cuando: al aumentar Z veces los Factores Variables responsables del Incremento en la Evolución del Alma, este Incremento aumenta más que Z veces; es decir: Si Y = f (X1… Xn), entonces f (ZX1… ZXn) es mayor que Z f (X1… Xn). En este caso la suma de las Elasticidades Evolutivas del Alma, con respecto a los factores, sería mayor que la unidad.
El 'Retorno a la escala' sería decreciente cuando: al aumentar Z veces los Factores Variables responsables del Incremento en la Evolución del Alma, este incremento aumentaría menos que Z veces, es decir: Si Y = f (X1… Xn), entonces f (ZX1… ZXn) es menor que Zf (X1… Xn). En este caso, la suma de las Elasticidades Evolutivas del Alma, con respecto a los factores, sería menor que la unidad.
A su vez, no hay forma de hablar de una Curva de Indiferencia de Evolución para el incremento en la evolución del alma; ya que, no existen combinaciones alternativas entre las variables (o factores), que puedan ser utilizadas por el individuo para influir en el referido incremento, con el fin de mantener el alma en el mismo nivel de evolución. Los factores no se sustituyen entre sí; pero sí, deben combinarse armónicamente para proporcionar el incremento deseado.
De la misma manera, tampoco hay forma de hablar de un ISO Incremento de Evolución; es decir, en una curva que representa varias combinaciones de variables o factores, responsables del incremento en la evolución del alma, que resulta en la misma cantidad de incremento. Las variables independientes, o los factores de incremento, no son técnicamente sustituibles entre sí para proporcionar una mayor evolución. Más o menos salud, más o menos riqueza no reemplazarían a más o menos conocimientos, en cuanto al aumento de la evolución del alma.
La curva del destino tendría una característica parabólica como el resultado de la aplicación de la 'Ley de Incremento en la Evolución del Alma Descendente' o ‘Ley de las Proporciones Variables'
El concepto de rendimientos a escala define cómo aumenta el incremento en la evolución del alma, a medida que se agregan o sustraen más factores de evolución.
En la formulación matemática de la función se podrían contrastar ecuaciones con varias variables, de cualquiera de los innumerables tipos existentes en matemáticas, para las cuales se aplica la Ley de Rendimientos Decrecientes o de Proporciones Variables.
El método cuantitativo que se utilizaria para determinar la Curva de Destino podría ser Mínimos Cuadrados, ordinario o bi-etapa (usando series de tiempo o cortes transversales). Lo importante sería definir correctamente las variables y establecer la mejor forma posible de recolectarlas. El uso de computadoras modernas simplificaría enormemente el trabajo de ajustar varias funciones posibles, con el objetivo de seleccionar la más adecuada. La parte más difícil sería recopilar la información necesaria para estimar la función. La constante de la curva; es decir, su ordenada en relación al origen de los ejes variables podría estar constituida por la suma de características aportadas por el individuo al nacer. Así, cada individuo tendría una curva distinta, que podría partir de un nivel (ordenado en relación al origen de los ejes) diferente a los demás.
Si prestamos atención al viejo dicho popular: "Dios escribe bien con líneas torcidas", veremos que, empírica e intuitivamente, se imaginaba la comunicación determinista (Dios escribe bien) entre el Creador y sus criaturas, haciéndose a través de curvas (por líneas torcidas). En teoría, también descartamos la ecuación de una línea recta porque la “Ley de rendimientos decrecientes o proporciones variables” no se aplicaría a ella.
Por tanto, la función a definir podría tener cualquier forma. Entre las ecuaciones estimadas, la que mejor representar el fenómeno en cuestión podría adoptarse para realizar análisis y pronósticos. Se podría, habiendo estimado la función, calcular su límite y la existencia de puntos de inflexión.
En los puntos de derivada cero, se podrían determinar máximos y mínimos. En un punto de primera derivada nula, si la segunda derivada fuera positiva, estaríamos frente a un mínimo, y si fuera negativa, a un máximo.
¿Cuáles podrían ser los significados metafísicos de este máximo y de este mínimo con respecto al incremento en la evolución del alma en esta existencia terrena? El límite matemático de la Curva del Destino, ¿qué podría significar? ¿Que la vida del individuo llegaría a su fin en ese momento, ya que no evolucionaría mas en esta vida? ¿Podría un punto de inflexión, donde la curva cambia de concavidad o convexidad, significar la ocurrencia de algún evento bueno o malo para la evolución del alma del individuo? ¿Podría indicar que a partir de ese momento la evolución iría aumentando o disminuyendo? ¿Podría confirmarse o predecirse, mediante el análisis de la 'Curva del Destino', la fecha de acontecimientos importantes, tanto pasados como futuros, para el progreso intelectual, físico, material o emocional del individuo?
La integral múltiple de la Curva del Destino, que va de cero a ciertos valores de cada uno de los factores de evolución obtenidos en el acto de recolectar los datos de la serie temporal, podría indicar el incremento total en la evolución del alma del individuo, en esta encarnación, desde su nacimiento hasta esa fecha?
Después de estimar las funciones y determinar entre todas las formas matemáticas probadas la que mejor se adaptaría al fenómeno estudiado, haciendo uso del cálculo diferencial e integral, ¿se podrían obtener respuestas a preguntas metafísicas que, hasta entonces, no habían sido respondidas? El uso de métodos como la Econometría (desarrollada para la cuantificación y estudio de fenómenos económicos) y la Sociometría (desarrollada para la cuantificación y análisis de fenómenos sociológicos) en la determinación y estudio de la función matemática a estimar podría conducir al desarrollo de un nuevo método, el de la 'metametría', para estudiar los fenómenos de la metafísica?
Cada uno de los seres individuales tendría, por tanto, una función que se adaptaría mejor a su evolución y que, ciertamente, podría tener una forma diferente a la de otros seres, con coeficientes y constantes diferentes. Las funciones pueden ser homogéneas o no, con elasticidades constantes o variables del incremento en la evolución del alma.
¿Con la función determinada matemáticamente, sería posible, finalmente, hacer predicciones de forma científica sobre el incremento en la evolución del alma de cada individuo; es decir, sobre el cumplimiento de su misión preprogramada (o su destino) en esta vida, sin necesidad de recurrir a las estrellas, numerología, adivinos, tarot, gitanos y magos?
¿Sería posible (¿quién sabe?) predecir la fecha en que la misión del individuo en esta vida llegaría a su fin, ya que toda función tiene un límite matemático. De la misma manera, ¿sería posible, quizás, mediante el análisis del comportamiento de la curva, confirmar eventos pasados o predecir eventos futuros?
Una investigación sobre el tema propuesto consumiría tiempo, además de recursos físicos y financieros; sin embargo, podría ser un paso importante hacia la comprensión de la evolución espiritual, a través de encarnaciones sucesivas, un misterio divino tan intrigante como para desafiar nuestra comprensión metafísica.
La asignatura involucra conocimientos relacionados con los campos de la Filosofía, de la Religión, del Esoterismo y de las Ciencias (Matemáticas, Psicología, Estadística, Física, Economía, Informática, entre otros), dificultando enormemente la comprensión del problema y su posible solución.
Por otro lado, muchos considerarán esta hipótesis como una afrenta, o incluso como una herejía, ya que intentamos penetrar en los dominios de la Religión con técnicas propias de la Ciencia.
Seguramente dirán que, con nuestro orgullo, intentamos superar el abismo infinito que nos separa de Dios, a quien conocemos por sus obras y que solo nuestro orgullo pretende definir.
Para refutar esta crítica, basta con recordar que la Ciencia no fue inventada por nosotros los seres humanos; pero, sí, por nuestro Creador. Solo la descubrimos con nuestra inteligencia, perseverancia, espíritu contestatario, indagador e innovador, atributos que recibimos de este mismo Creador. Si nos ha permitido, hasta ahora, descubrir a través de la Ciencia parte de los secretos del orden físico de su creación, no hay razón para suponer que con los secretos del orden metafísico será diferente.
Quizás, simplemente, nuestra etapa de evolución intelectual y cultural, todavía, no nos permita vislumbrar el portal que nos permitirá adentrarnos en estos misterios.
La hipótesis planteada por nosotros, sin embargo, no es del todo descartable. Voltaire, en 1752, afirmó que: - “También podríamos agregar a los objetos de la Metafísica incluso los principios matemáticos de puntos sin extensión, líneas sin ancho, superficies sin profundidad, unidades divisibles hasta el infinito, etc.” Evidentemente, si los principios matemáticos pueden ser considerados como fenómenos metafísicos, éstos, a su vez, pueden ser sometidos al análisis de las Matemáticas.
Debemos tener en cuenta que el Creador omnisciente, al darnos la capacidad de pensar, cuestionar, investigar e indagar, sabía que un buen día nuestra atención se volvería hacia Él y que no descansaríamos hasta que comprendiéramos (de alguna manera para mantenernos completamente satisfecha nuestra inagotable curiosidad) el misterio de la creación, haciendo uso de todas aquellas herramientas intelectuales y emocionales con las que, con gracia y amor, nos ha dado desde el inicio de nuestra vida en la faz del planeta. Puede ser que pasen muchos siglos antes de que lo hagamos; pero gracias a estos instrumentos de análisis que nos han sido entregados, hasta entonces, ciertamente viviremos y moriremos en el intento.
Sin duda, el actual 'estado de las Artes y las Ciencias' puede carecer de mecanismos adecuados para la recolección de observaciones sobre las variables que parecen importantes para el incremento en la evolución del alma humana, mientras se encarna y pertenece a este universo físico. Sin embargo, esto no significa que en un futuro próximo dicha cuantificación no sea posible. Alguien ya ha dicho que cualquier cosa que un ser humano sea capaz de imaginar, un día podrá lograrlo. La falta de información actual sobre la cuantificación de variables, sin embargo, no invalidaría la teoría propuesta; ya que, cualquier fenómeno verificado en nuestro mundo físico tiene una ecuación que lo describe y con la evolución del alma no sería diferente. Aunque el alma es un fenómeno metafísico, evoluciona en este mundo físico. Solo después de desencarnado evolucionará en un mundo metafísico.
Reconozco que muchos no estarán de acuerdo con los conceptos e hipótesis formulados aquí; sin embargo, estos dois no serán ni mejores ni peores que los que se podrían sugerir alternativamente; porque, en ausencia de una explicación científica adecuada para los fenómenos metafísicos que se presentan en nuestro universo, siempre permaneceremos en el campo de las ideas e hipótesis, argumentando solo con la ayuda de la Filosofía y de la Religión (es decir, de los dogmas y de la fe en este caso). Recordemos, sin embargo, que lo más difícil de todo, para nosotros los seres humanos, ha sido comprender y explicar esas cosas sencillas, que siempre estamos acostumbrados a observar a diario con nuestros propios ojos.
Finalmente, después de haber llegado a este punto y agotado todos los argumentos posibles, me hago eco de las palabras de Voltaire en su 'Tratado de Metafísica': - “Ya no puedo avanzar en esta oscuridad. Paro cuando me falta la luz de mi antorcha”.

Texto agregado el 10-06-2021, y leído por 99 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
11-06-2021 Naturalmente, como dices, el ser humano es capaz de imaginar cualquier cosa, como tu teoría, y esto es lo interesante de la mente humana, además de compartir lo imaginado. remos
11-06-2021 No puede haber reencarnación de una propiedad natural del cerebro humano: psiquis, mente, alma, espíritu; me parece evidente que, muriendo el tejido cerebral, por la ley biológica de la desintegración y transformación de la materia humana, todo termina y se vuelve a la no existencia del antes de nacer. remos
11-06-2021 Lo anterior no invalida para nada tu trabajo meticuloso, documentado y expuesto con claridad, pero que yo no comparto. Dios no podría tener un motivo para concebir determinadas leyes y no otras, para crear el mejor universo. Si Dios hubiese emanado leyes motivadas significa que Dios mismo está sujeto a esas leyes. remos
11-06-2021 En cambio las leyes naturales describen como suceden los fenómenos: si tiras un dado 36 veces el número aparece en forma regular según una media estadística. remos
11-06-2021 Me parece que hay una confusión entre leyes naturales y leyes humanas. Tú aplicas tus leyes humanas a tu teoría de un "alma" que, en la realidad, no tiene existencia más allá de la muerte física. Tiene existencia en una metafísica personal, eso sí. Las leyes humanas ordenan el comportamiento en un modo y no en otro (humano, demasiado humano). remos
11-06-2021 (3) Y que mucho de las observaciones de estos estudios desentrañan con gran profundidad las creencias heredadas: dioses, creencia de la vida en otro mundo, ritos, ángeles, paraísos celestiales etc.. Saludos bequeano, espero no haber sido tan "drástico" como me dijo un compañero que soy. D2EN2
11-06-2021 (2) es decir: parcial, y prejuiciosamente; para defender según se ve, una creencia, o un credo más bien, en el sentido del más puro dogmatismo. Te asombraría e ilustraría saber que, desde hace mucho, la psique (alma humana), ha sido escrudiñada y estudiada hasta un punto que hoy por hoy las enfermedades mentales tienen un buen pronostico de recuperación. D2EN2
11-06-2021 (1)Qué horrorosa teoría. Inhumana, insensible, clasista, ruin. No puedo imaginar que alguien crea que quienes no tuvieron las mismas oportunidades se deba a su "curva de evolución". Es decir, a que "se lo merecen". Horroroso, por no decir despreciable. Pero seamos un poquito caritativos. En el fondo, mi querido bequeano, no teorizas, sino racionalizas. Los datos que manejas los utilizas a modo; D2EN2
11-06-2021 (1) Algunos todavía permanecen anclados en la definición tradicional de lo que debe considerase como científico: “lo que es reproducible a voluntad en un laboratorio y cuantificado estadísticamente”. Definición por demás obsoleta e incompleta. Existen realidades cuya esencia es, precisamente, el no ser reproducibles a voluntad y casos en los que basta un solo episodio para ser justificado como científico si es observado por un numero de testigos confiables. -zepol
11-06-2021 (2) El argumento es largo y este espacio es insuficiente para entablar un diálogo de altura que se aleje y distinga de los comentarios “eruditos” de algunos cuya participación constante se reduce a insultos e ironía estúpida y gratuita. Te felicito por tu esfuerzo en pro de divulgar temas que no por difíciles dejan de ser importantes. -zepol
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]