TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / MujerDiosa / "LA SEÑORA D ES INVESTIGADA"

[C:609008]


Ella ignoraba por completo todo lo que se entretejió tras bambalinas, gracias a sus investigaciones casi periodísticas. Tenía la idea de escribir una novela y necesitaba lograr la máxima verosimilitud. Por lo tanto, estuvo durante meses haciendo un trabajo muy completo de investigación, gracias a Don Google por supuesto.
El problema aparentemente surgió por el tenor de su novela. Se trataba de crímenes varios, horror y terrorismo. ¿Curioso, verdad? Ella, incapaz de matar un bichito cualquiera, estaba día y noche enrollándose a más no poder, estrujando al máximo la materia gris de su cerebro. ¿Acaso ustedes creían que sólo estaba en el mundo para cometer transgresiones? No señores, también le interesaba el arte en general y desde ya, la literatura, por lo que decidió incursionar en esos géneros oscuros tan ajenos a ella en realidad.
Se empapó durante meses de crímenes terribles, famosos, macabros y pasionales, formas de matar, de suicidarse, historias paranormales y actos de terrorismo varios, por ejemplo, la fabricación de bombas de todo tipo.

Considero que fue en esos momentos cuando alguien dio la voz de alerta. Supongo que el espionaje informático ayudó a ubicar el sitio exacto y la persona que se encontraba en una situación tan comprometida. Como sea, comenzó a ser investigada sin que nuestra buena mujer llegase a sospecharlo ni por un momento. Arremetieron contra ella como furiosos pero silenciosos bulldogs, el FBI, la Dirección de investigación criminal e Interpol, la Sijin y la Dijin, en suma, se utilizaron todos los recursos y servicios de inteligencia de cada país donde esta persona estuvo residiendo.

Se enteraron que había nacido en Argentina, que en determinado momento vivió en México, luego por una temporada residió en Perú, mas tarde la encontraron viviendo en Uruguay y actualmente se encontraba en Chile con la mira colocada en Brasil. En suma, una larga lista de fugas internacionales. Sin mencionar para nada sus viajes por el mundo, todos demasiado sospechosos e indicativos de una mente de espía de alto vuelo. Incidió para todos ellos de manera absoluta su viaje a Cuba donde curó (o casi) a un Fidel Castro medio momificado. ¿Lo recuerdan, verdad? Eran demasiados indicios de que se encontraban ante una feroz Mata Hari rediviva.

El colmo del paroxismo ocurrió cuando se enteraron merced a los buenos servicios de inteligencia, que dicha señora había estado carteándose desde el año 2008 con quien iba a ser electo para la presidencia de los Estados Unidos, ¡Míster Obama! Supusieron con bastante grado de lógica, que esta peligrosa mujer quería infiltrarse nada menos que en el Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, para provocar la mayor hecatombe de la que se guarden registros.
Lo que olvidaron todos, es que Don Obama, canchero y simpaticón a ultranza, utilizó Internet para captar el apoyo de miles de simpatizantes, entre ellos la inefable Sra. D y entre ella y dos de sus secretarios personales, establecieron una comunicación tan fluida y afectuosa -incluso con Michelle-, que la señora sentía la mejor buena voluntad hacia el candidato, comprometiéndose a hacer todo lo humanamente posible en pos de su elección. Tal es así, que comenzaron a consultarle -por directiva del mismísimo Obama-, su opinión más sincera respecto a qué cargo debía ocupar tal o cual persona, cuáles Colegios secundarios eran los mejores, sugerencias para premiar eventualmente su idea de los mejores métodos de siembra y cosecha para la agricultura del país, etcétera, etcétera…

Ya nuestra querida señora vivía virtualmente en la futura Casablanca y se convirtió por obra y gracia de la tecnología (y de sus facultades), en una consejera de absoluta confianza. Cuando tenían una reunión el futuro Gabinete con Obama, ella estaba siempre presente merced a una pantalla gigante del salón, respondiendo a todas las consultas que le efectuaban. Claro así, ¿cómo no iba a ganar el candidato?, faltaba más!

Sin embargo, nada de esto se filtró al FBI ni a ninguna otra agencia de investigación. Por lo que con razón creyeron, se trataba del peligro público número uno, el cual era necesario neutralizar o exterminar directamente.
Peor aún; cuando se enteraron que hacía tiempo, esta mujer tan atroz, había estado aconsejando a la mismísima Hillary Clinton -siempre mediante emails- se agarraron la cabeza. Sencillamente no concebían lo cerca que había estado la patria de caer bajo esta astuta mujer, llena de intrigas y tenebrosas trampas.
Mientras tanto la Sra. D lamentando la derrota de Hillary pese a casi tres millones más de votos, seguía desarrollando su novela, ignorando por completo el peligro.

Un día que salió a hacer las compras al supermercado con su bolsita de tela, observó una camioneta blanca muy sospechosa. Había escuchado recientemente que una camioneta similar estaba involucrada con secuestros. Sin dejar de caminar, la miraba de forma inadvertida y sin que se dieran cuenta sus ocupantes, esto es; a través de las vidrieras o vidrios de la mano contraria. Se detenía para ver aparentemente los artículos que exhibían, mientras no perdía detalle de lo que sucedía a bordo de la misma. Cuando no tuvo dudas que la seguían, hizo un extra rápido viraje y se perdió en una calle sumamente estrecha repleta de zaguanes y entradas oscuras sin salidas evidentes, pero con una cantidad apreciable de azoteas que fue brincando alegremente como cabra salvaje. En suma, una callejuela ideal para perderse sin ser encontrada jamás.

Feliz y agradecida por su buena suerte, apareció casi una semana más tarde en su casita. En cuanto pisó la puerta se vio cercada por varios destacamentos policiales que aparecieron como de la nada. Había visto su cara en la televisión de dos bares pero como era un tanto conocida por sus despistes y demás chifladuras, no le dio importancia. Jamás supuso que se había pedido captura nacional e internacional de su persona, eso ni se le cruzó por su cabecita llena de rizos adorables. Abriendo sus ojazos asombrados, preguntó el motivo de aprehenderla. Grande fue su sorpresa al enterarse que se la consideraba una de las más comprometidas espías y terroristas del planeta. Tanto le dijeron y tantas aparentes “pruebas” le mostraron, que hasta dudó si era o no verdad.

El caso es que la encerraron en una prisión de máxima seguridad. Allí nuestra buena mujer permaneció sólo dos horas. En cuanto se dispusieron a interrogarla, llegó de improviso una importante comitiva y al frente de ella el mismísimo Donald Trump.
El hombre estaba furioso contra el FBI, la Interpol y todos los servicios de inteligencia de los Estados Unidos y alrededores. ¿Cómo era posible no reconocer el talento que tenía la señora en cuestiones de Estado? Él la necesitaba más que nadie y ordenó su liberación en el acto, pasando por encima de jueces y de todo aquel responsable de semejante barbaridad.

En cuanto vio la luz del sol y aspiró el aire de libertad, la Sra. D le sonrió mostrando sus hoyuelos pícaros a Trump y aprovechando un momento en que él se dio vuelta, desapareció como por arte de magia. Se sabía capaz de explicarle a ese personaje millones de cosas erradas, pero también conocía el carácter un tanto intransigente y testarudo que tenía, incapaz de reconocerlos y de cambiar el rumbo. Por lo que no tenía caso quedarse en el Gobierno a su lado. Mejor probar con el gordito Kim Jong – un y convencerlo de desnuclearizar el país, ¡qué tanto!

Texto agregado el 09-06-2021, y leído por 141 visitantes. (19 votos)


Lectores Opinan
09-08-2021 Incitante manera para abrir los ojos. Muy buenas letras. Saludos, MujerDiosa. JerryMendez
18-06-2021 Leer un relato de la Sra. D viene bien en cualquier momento. Me resulta interesante conocer un poquito más de ella en cada nueva publicación, ya que, sin duda, es todo un personaje, una "loca linda" que, una vez más, logra vencer todos los obstáculos que se le presentan. Gracias por traerla. gsap
15-06-2021 Bueno, salir de care chuleta para caer donde care papa si que es un decisión terrible, pues los dos son tan peligrosos como la misma bomba nuclear, ajajajaj abrazos y estrellas nelsonmore
11-06-2021 Usted es una escuela de maestría y buen hacer literario. Felicitaciones. Un afectuoso saludo. Altamira
11-06-2021 Esta señora D debería involucrarse en las investigaciones para acabar con el coronavirus. Posiblemente, acabaría con él pero crearía otro más poderoso y terrorífico. La otra es que se contacte con el presidente Fernández. Con ese repertorio de palabras del caballero podría crear una pócima que permitiría espantar al virus. Todo es posible con esta señora. Un gran abrazo. guidos
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]