TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / generoso-toch / Face-Haiku lV.

[C:608845]

Viene el día
suspiro de monja
o berlinesas.

La luz del alba
penetra la cortina
con luz difusa.

Lindas cerezas
ácidas guindas sobre
la torta roja.

Tres elementos
reiterados al triunfo
de los manjares.

Del movimiento
a la quietud de una
sabrosa pausa.

Pagar impuestos
llevar correspondencia
nacer de nuevo.

Algo de temer
la segunda ola brava
de los contagios.

Algo de no temer
Un lateral en medio
de la cancha.

El tiempo ido
se suma al reverso
de los tinglados.

La luna rosa
perdura entre nubes
del bello día.

Sin una suegra
a quien porfiar, dirimir,
los desafíos.

Los niños están
presente con la bulla
desde la calle.

Presencialidad
en las escuelas, piedra
en el zapato.

-Tú de donde eres.
-De Manaos. Quédate
en tu casa pues.

Soy mosca que
come carroña con fino
paladar humano.

Y a los caídos
erguidos de la patria
debemos honrar.

El agua sabe
a testículos recién
enjuagadotes.

Nuestra bandera
nobeles pensadores
hay que aplaudir.

Abrazos, besotes
falsedad de comadres
risas de hiena.

La contracara
la trata de personas
la esclavitud.

Al fin propina
unos billetes viejos
aliviadores.

Dentro del casco
los pensamientos salen
de la modorra.

Y dale que va
el segundo embarque
por el riachuelo.

Mas por ventura
la ruta despejada
y los peajes.

Flor impúdica
al son de la alergia
exhibe su polen.

Arboleda estirada
de oscuro contorno
al horizonte.

Estoy en babia
de admirar la cosa
y la fogata.

Negro y blanco
la vida y la muerte
contraste y azar.

Tiro la falda
pintada de adobo
sobre las brasas.

A puro ritmo
escucho en el celu
cumbia villera.

Habiendo moscas
coloco una fuente
en los chorizos.

Y veo que hierve
en mi mente rabiosa
la idea de amor.

Nulo de minas
nada peor a quedar
paralizado.

Entonces wasap
mensajito de audio
canción de macho.

Mal año éste
festejo los treinta y tres
con mil derrotas.

Lozano y burlón
googleo en conseguir
pareja estable.

Piar de aves
se adentra la noche
con las estrellas.

De no creerse
cae el invencible
de un porrazo.

La Pachamama
en terremoto letal
me hace rodar.

No sufro nada
mis ojos son linternas
del brazo molino.

Me cuesta hablar
choqué con el bólido
de un pricipiante.

No asciendo
tampoco desciendo
debo esperar.

Sobreviviendo
solo por un ratito
me veo tendido.

Duro adoquín
siento que me palpo
ando sin cuerpo.

Hay un bullicio
colores escarlata
tornillo y piel.

La muerte es paz
y percivo lo trivial
instante real.

Palabra final
felices los amigos
amigos de verdad.

Y porfiado viajo
a liberar a Cindy
de su amnesia.

Luego de lograr
que me recuerde así
sonrío por fin.

Olor de rosas
terso y suave cutis
sed de camello.

Hermoso día
cielo despejado
flores en el tallo.

La política
ignora al honrado
obrero freelance.

Me atropellaron
cual si fuera un tranza
de pasta base.

Si hasta sentí
me escupió rabioso
al cuerpo roto.

De contramano
aparte volanteo
hacia mi lado.

Acorralado
contra el fino cordón
me aplastaron.

Todo muy lindo
mientras yo sin maleta
me voy al cielo.

Entonces iré
a rodar con lágrimas
de buena madre.

Quedando claro
y a propósito de
con relación a.

La religión es
más ciencia que la ciencia
pues suma a Díos.

Los científicos
por demás perezosos
niegan de gusto.

El blanco frío
sazona la tristeza
de la mañanita.

Un telekino
yo hube jugado
ésta lotería.

Cajón cerrado
sin estar contagiado
no pude zafar.

La mamasita
sufre con la silueta
a cada paso.

Después voy a ir
a la casa de juego
de la quiniela.

Luismi termina
y le aclaman un bis
accediendo.

Se cortó la luz
con la radio prendida
y vuelve la luz.

Entre tímpanos
entro por un oído
vibro al compás.

Aun así ando
en los regios átomos
del aire nuestro.

La afinación
de la guitarra mía
tan destenplada.

Raúl te fuiste
dejando un boquete
en mi corazón.

Siempre pobreza
en resumidas cuentas
lo que nos toca.

Mi bello gordo
donde ahora eres pino
tan rectangular.

Te castigaron
por cruzar las barreras
con el tren cerca.

La impaciencia
no es buena amiga
ni consejera.

Una alarma
de auto se confunde
con un gemido.

Mi alma vaga
bajo el desvarío
de mi voluntad.

Cuatro soplidos
me arrastran entero
contra la puerta.

Pero la misión
consiste en consolar
a mi madre hoy.

Entro por un oído
salgo por el otro
Tantas cosas por tu cabeza mamá.

Pense en poder
mover las cosas aunque
me equivoque.

Soy absorbido
por la pizarra hacia
el ciento cuatro.

Cual saltimbanqui
caigo del Uno recto
al cero en pista.

Y unas veces
con cien otras con cuatro
voy por los carriles.

Encabritado
maldigo estar así
por toboganes.

Primera verdad
Dios maneja el azar
indubitable.

Y hasta sabe
lo que cada quien lleva
en el bolsillo.

Y desbocado
canaleta te saca
hasta el hambre.

Mas como puedo
transgredo el imán de
esos números.

Atraído fui
por unos cartones
de la Raspadita.

La pinturita
me captura de golpe
quedando pegado.

Hasta que uno
adquiere un billete
y raspa suave.

Siento cosquillas
pero guato escalo
hacia el rostro.

Y yuxtapuesto
al bigote que sale
adquiero sogas.

Por agarrarme
de los pelos me salvo
del triple cero.

Los resultados
favorecen a los que
saben jugar bien.

Dios dará palos
al juego miserable
de la gañota.

Dios es un todo
está en todas partes
a toda hora.

Sin ser pájaros
lo mejor será volar
a otro condado.

Taberna de jazz
con humo de tabaco
alegres risas.

De un saxo
cueva del alma errante
por esta noche.

Hay un vacío
en mi estado actual
de entelequia.

Pues quisiera ser
un ángel o un diablo
y no esperar.

Montar hipocampos
y andar por pantanos
de tierno barro.

Sembrar cacao
y cosechar las barras
de chocolate.

Y acelerar
una Honda chopera
que pueda volar.

Pero no me quejo
voy pudiendo estar
con lo que más quiero.

Sin cuerpo ando
entre los vivos por el
cielo colapsado.

Y me sambullo
en yema de un huevo
de a caballo.

Por momento soy
grano de cereal o
la atmósfera.

En el club del jazz
me apodan Sófocles
El Invisible.

Porque los toco
como toca el viento
cuando él sopla.

Paso la noche
entre cuerdas de violín
y tragos de gin.

Valgo por el ser
Sé de lo que no vale
por perimido.

Me alimento
de la humedad mundial
o buena onda.

Iré cambiando
de rumbo hacia el rio
divino lugar.

Por la bella paz
paraíso terrenal
a toda hora.

En un pétalo
flotamos en dirección
al continente.

Hablo en plural
puesto me acompaña
una mariposa.

Bagre sapo
lo feo es lo lindo
con desempate.

Las nubes vagan
con forma de ganado
blanco ovino.

Carrera sería
según como se mire
de dos potencias.

Soy algo grande
tal vez la mariposa no
pues sí mi alma.

Salvo por violar
las normas de tránsito
me he portado bien.

Deben descontar
page con la preciosa
vida supongo.

Igual que aquí
el cielo burocrático
está colmado.

Por la pandemia
por causa y efecto
del medio Oriente.

Quizas con una
pregunta se nos dicte
la gran sentencia.

Los fuegos fatuos
del monte seguro sepan
de protocolos.

Olores dulces
Seibos con pollerita
Sauces que rien.

Aunque vacunas
de tábano y mosquitos
siguen firmes.

Avispa reina
se derrite su oro
compren cigarros.

Siendo obscuro
hoy soy la propia noche
sin rencores.

Conejo atento
dispuesto a escuchar
conversaciones.

Aseguran que
en el monte hay almas
cual peces flotando.

Es un gran bosque
enmarañado de muertos
presas del covid.

Y cuchichean
que la fila de San Pedro
es interminable.

Han de provocar
un incendio global
para incinerar.

Cual nube de lluvia
me pondré a altura
conciderable.

Me doy un baño
con humo de fogata
ente limpito.

Que con esa fe
para ser atendido
antes que nadie.

Y si preguntan
poco y no de normas
del buen ejemplo.

Me voy a ubicar
a la diestra del Señor
sino en la falda.

Flota la boya
y de pronto tres aros
a su alrededor.

Roja y blanca
la boya se sumerge
bajo el bote.

El muelle cruje
pero nadie desvía
el paladar del vino.

Hay varias copas
al vibrando de ondas
por una guitarra.

Estoy metido
con la boca abierta
en la copa dos.

El vino cae
sobre mi lengua seca
de bacalao.

Es lo que sueño
ilusión de pordiosero
kit del pasado.

Soy electrones
en formación militar
todos bien pagos.

Hay olor dulce
de una pasta frola
cruza con jazmín.

Y a cien siglos
se escucha la lancha
de pasajeros.

Cielo cubierto
de bendecido colchón
para mis adentros.

Asan la carne
a fuego lento y ruin
de mal chef sin sal.

Es mejor volar
que por el agua nadar
tal vez caminar.

Mis pensamientos
los escucha el viento
que fía interés.

Se puede no ser
puesto no soy más Raúl
pero si un alma.

El puerto de Tigre
es un núcleo del rio
con sus barcos.

Voy regresando
sin boleto ni necesidad
solo por vanidad.

Pulcro el barniz
el sonido del motor
es omnímodo.

Voy con el timón
entre palos de amasar
cual rayos del sol.

De costa en costa
de muelle en muelle
sin alfileres.

Solo llego tarde
pues las almas no mueren
sino regresan.

Marean las olas
y el enjunto duelo
el equilibrio.

Si vomitase
saldrían corazones
de amor flechado.

En los pasillos
piernas y rodillas
son la sustancia.

De los muslos
hacia arriba, varones,
damas, según sea.

En las maniobras
la hélice en reversa
peón y soga.

Grande espuma
madera y granito
fin del paseo.

Dejo el angar
cruzo la plaza hasta
el anden del tren.

Entro al furgón
colgado de una rueda
entre bicicletas.

En la estación
Carupá me despido
del bello Tigre.

Estoy ansioso
por ver los hipódromos
de puras sangre.

Estoy en Victoria,
Palermo, San Isidro,
es lo que viene.

Pero me quedo
dormido en la falda
de un churrero.

Y luego de soñar
de por fin ir al cielo
arribo a Retiro.

Mas hago trasbordo
con el subterráneo
hasta Chacarita.

Al cementerio
donde está mi tumba
beso mi cruz.

Siendo domingo
a la Boca voy a ver
el super clásico.

Pero en River
se han contagiado diez
de los jugadores.

En el trayecto
veo reunidas gente
por Palestina.

Podrá Israel
volver a ser de Jehová
solo un pueblo?

Ésta pandemia
tendrá su raíz natal
por estos dilemas?

La existencia
es el propio infierno
que se renueva?

Aunque mi madre
es una santa y sus
recetas poesía.

Pero al fin llego
al barrio de Quinquela
pintor xeneise.

Noche de Boca.
La redoma de vidrio;
facción de goles.

Dueño de nadie
ocupo una tribuna
vacía de gente.

Miro al cielo
por vez primera siento
ser un Don nadie.

Parto con dolor
merecida alegría
de los bosteros.

Noche de tragos
fachadas de colores
y empaderados.

Hoy mi presente
es una gran estancia
en la demora.

Aspiro hondo
humedad del Riachuelo
betún y barro.

Reminiscencia
la hora en la mira
del emigrante.

Cuando me pesque
la madrugada seré
tobogán del lobo.

Ahora deseo
mirar como los otros
osan disfrutar.

Las restricciones
serán cual semáforos
que nadie mira.

Nuevos aumentos;
en vez de nafta premium
caldo de frijoles.

El petróleo
es la leche materna
de los motores.

Ecos del clásico
estridentes risas
llanto y orgullo.

Moto ruidosa
nos rompe la cabeza;
puré de genioles.

Destruida moto
en pié; avísame
cuando la vendas.

El cementerio.
En la tumba mi madre
mate cebando.

Este espejo
que enfrento carece
de un permiso.

Preguntaría
a un ángel dónde queda
el purgatorio.

Por la redundancia
me siento rumiante
comiendo albahaca.

El aire dice
cuando sopla el viento;
yo hablo solo.

En la lengua
quedaron tantas cosas
que poder gritar...

Voy a arrancar
el obelisco y una
carta redactar.

Sin almas sueltas
entre la propia tienda
quedo soltero.

Como la pobreza
el virus se propaga
a zancadillas.

Van a restringir
la circulación de gentes
y de las bestias.

Se alza la mariposa
al pecho de Dios
cual un moño.

De una hamaca;
en fuerte balanceo
salgo expulsado.

En una cruz giro
del brazo izquierdo
de Cristo Jesús.

Y en parábola
surco el firmamento
sin avistaje.

Al delta del Plata
y haciendo patito
regreso mojito.

Que buscando un
consuelo al exilio
un alma hayo.

Winehouses es;
le exigo prueba de
Identidad y canta.

Sin duda es Amy
y por el alimento de
alcohol, bingo!

Pues tanto whisky
se impregna al alma
sin evaporar.

Si tanto alcohol
no rompe el hígado
se adosa al alma!

Con cierto pudor
ella lo reconoce
con gran dignidad.

Por no poseer,
esta alma codicia,
nos canta gratis.

Yo digo nos, pues,
moscas y murciélagos
bien la escuchan.

Y le sugiero
ser la gran guardavalla
de River Plate.

Un pez asoma
el lomo sobre el rio;
brillo de emoción.

Como perdigones
con Amy vamos por los
pantanos de juncos.

Salvo por el sol
el resto es espesura;
allí somos uno.

Me place sentir
a Amy superpuesta
cuál si fuera yo.

Ellas es líder
de almas demoradas,
incondicionales.

Huye la pena
cuando pasa un bote
haciendo agujeros.

Fuego erecto
reverencia del sauce
pasa un yate.

Con inflación nadie
sabe lo que es sufrir
por un centavo.

Paro del campo
el gobierno castiga
tantos aumentos.

Los pocos ciervos
van directo al asador;
se me fiel Amy.

El día pasa
sin importar las luces
ni los lamentos.

Hierven los precios
todo sale un Perú
y somos felices.

El sufrimiento
a la orden del día
igual reímos.

Y nos amamos
a riesgo de contagio
con grande pasión.

Dónde fuistes Amy
entre tanto desorden
de palos chinos?

No logro oler
esa fragancia de ron
embriagante.

No huyen hoy
las almas peregrinas,
de tu alcohol.

Dime en verdad
es que estás indispuesta
o irás a parir?

Las diferencias,
es lo entretenido
del buen existir.

Qué peor a la
ignorancia, es la falta
de libertad.

Tanta censura
aplaca contenidos
genera odio.

Anda, rápido!
Con jangada mediante
misión en curso.

Sea quien sea
el arquero elegido
tú lo influirás.

Cual nebulosa
en sus ojos entrarás
en el partido.

Aprovechemos
la falta de alcohol
en tu almita.

Daremos lección!
La injusta Comegol
os lo merece!

Las otras almas,
serán el espectador
del nuevo presente.

Es Enzo Perez
a quien debes entrarle
grábatelo bien.

Como las brujas
repítelo: Enzo es
es Enzo Perez.

Han preparado
un cerrojo compacto
y tú con Enzo.

No te distraigas
olvida la música
esto es fútbol.

Angileri gol
cuatro minutos y gol
Enzo tranquilo.

Y al toque gol
Julián Álvarez gol gol
Enzo tranquilo.

Y la primera
Enzo la pudo agarrar
pero no córner.

Al fin logramos
lo que nos propusimos;
cuestión de garra.

Con Amy y la troup
formamos una nube
de almas en pena.

Enzo jugador,
por contagios del covid,
hizo de arquero.

Fue dos a uno
el resultado final
a favor de Enzo.

Las prendas vestidas
irán al museo
de River Plate.

Llegar al cielo
con tantos perecidos
nos es dificil.

Propongo ir
a la estación Belgrano
a ver trenes pasar.

Resulta tosco
estar solo, aunque con
Amy todo fluye.

Temo del alma
fuera de la conserva
ser un membrillo.

Amy aun no logra
entrar al paraíso
por ser beoda.

Por experiencia
en vagar sin un rumbo
Amy es la jefe.

Amay Winehouse
junto con Enzo serán
nuestros reyes.

Vivos y muertos
lo de aquí y de allá
por siempre gol.

No puedo creer
Amy nos da la orden
de ir bajo el tren.

Y cuando pasó
se formó un espiral
en acordeón.

Donde despacio
caemos sobre la vía
de uno por vez.

Si hay algo que...
caracteriza al alma...
es la noble paz...

Tarados sonados
quedamos sin excepción
brasas encendidas.

Y pasa el tren
que vuelve a retiro
a bajo de nuevo.

Nos arrastró
dos lindas estaciones
sin poder salir.

Sobre blasfemias
podrían pasar cien años
explicándome.

Es una prensa
que aplasta humo;
cómodo yugo.

Es un fino tupí
que cepilla tablones;
loas al árbol.

Trato de decir
estando en Retiro
mi indignación.

Cruzo la calle
Torre de los Ingleses
y me explayo.

Ahí tu verbo
tan educados que son
loca amiga.

En adelante
yo seré el gran jefe
y tú mi ujier.

Y así rumbo
vamos al Sheraton hotel
enfrente de nos.

Viste la risa
grabada en el rostro
revoque facial.

La hojarasca
es seca si la barremos
y crocante si la comemos.

La imparcialidad
un llano de pastorear
cielo sin nubes.

El lujo es imán
del pudiente de metal;
somos cartón Vieja.

El exterminio
cual una picardía;
falta de metro.

Mi orden es ir
a las bolas de caviar
del salad bar.

Mas lo que sigue
de ahora en más es
esparcimiento.

El sabio puede
ignorar la hora
pero igual sabe.

Nuestro tobogán
la plata del botones
en la propina.

Con tanto lujo
Amy elige el fermento
de las frutas.

Las cosas buenas
son por sentido común
la mejor uva.

Hay que esperar
el desayuno libre
fiesta de la gula.

Hasta la torta
el caracol recorrió
en su camino.

En el jacuzzi
otro divertimento
flotar con el vapor.

Sheraton hotel
con Amy Winehouse
Raúl y sus fans.

Les recriminan
los mosquitos que pongan
el fuyi vape.

Al dar las llaves
del conserje al turista
por las mangas viajo.

De lo conocido
al abismo apremiante
de la curiosidad.

Amy querida
de estar en capital
Puerto Madero.

Eres montaña
por la mañana y por
la noche sombra.

Eres del basural
la perla extraviada
motivo del sol.

La luna está
donde Dios la colocó
y hasta cuando quiera.

Si Dios quita al sol
alumbramos con velas
que además calientan.

Dulce ventisca
a babor y estribor
mece los barcos.

Mas no el alba
las bellas luces
son los nuevos led.

Eternamente
verdes rojas y ámbar
leds de ensueño.

Amy araña
las publicidades
en busca de rimel.

La sobriedad
es la vía por donde
se anda derecho.

Casino flotante
el puerto de cemento
alberga uno.

Libre te puedes
subir a un velero
hasta la gloria.

No hay distancia
entre puerto y ciudad
es un largo Este.

Negocios varios
rodean al puerto que
de madero nada.

Rama caída
una tormenta dejo
la abatida.

La lluvia de ayer
asciende de nuevo
por gracia del sol.

Sube el vapor
inquieta naturaleza
baja la lluvia.

Aquí las flores
son como animales
en cautiverio.

Quito un pétalo
del cantero y truenan
las agresiones.

Pues no soy nadie
queda como culpable
el propio devenir.

Un policía
se refleja en el rio
y un pez se hunde.

Smog en el aire
agua contaminada
pandemia y crack.

Este rincón es
un oasis en la margen
derecha del Plata.

Nos arrastra
en un mayo veintitrés
fuerte temporal.

A tanto rajar,
de vuelta en el delta,
del gran Paraná.

Mientras en España
el Atlético campeón;
aquí un tifón.

Olas inmensas
batiendo espuma
en empalizadas.

Roncos ciruelos
soltando ciruelas
contra los ciruelos.

El escarpado
monte se bambolea
muy histérico.

Feroz sentencia
con bramido del viento
de nunca acabar.

Los flacos juncos
se hunden temblorosos
e inclinados.

Desacompasados
truenos y relámpagos
rompen palmeras.

Los grandes buques
padecen sobresaltos
inusitados.

Será buen día
mañana si es que hay
otro comienzo.

De momento
lo único que cabe
es rezar al cielo.

Si, sí el cielo
sigue colapsado
sepamos esperar.

Techos de chapa
destapados cual
latas de atun.

Cielo gris plomo
encendido de rayos
que se suceden.

Aunque de pronto
como por una orden
el clima cambia.

Día difícil
traspasados por agua
de un temporal.

E inédito
pasa un arenero
cargado de papas.

Y uno en cada
tubérculo volvemos
al continente.

Olfatean el aire
presienten fantasmas
estemos quietos.

Estamos ligados
por los errores del mundo
que no comprende.

Pero el viaje termina
llegamos con vida
mejor continuar.

Puerto de frutos
no es puerto de gente
pero puerto al fin.

Hay espíritus
en el puerto de frutos
que mueven el culo.

Espíritus eco
de la muchedumbre
pícara del ayer.

El Puerto de Frutos
además de un barrio
es una gran feria.

Las restricciones
han dejado al complejo
sin visitantes.

El impas por las
restricciones afianza
mis sueños de huir.

Bolsos de mimbre,
cortinas de juncos,
pinos hechos arte.

Y el Casino,
con el tren De la Costa,
"contacto estrecho".

Es bajar del tren
pisar cien veces y
entrar al Casino.

Aun así todo
este mundo vacío
da pena sentir.

El ancho Luján
las playas de estacionar;
un gran páramo.

Y en cada rincón
de soslayo el rio
entrometido.

Por la marquesina
del teatro gorriones
posan inquietos.

Rebaño de nubes
en el colmo del cenit
a paso de burro.

Mi rio Luján
que entregas tu caudal
al estuario del Plata.

Todo vacío
y nosotros invisible
regimiento.

Los roles escenciales
de las restricciones
están excluidos.

Diez gatos locos
cual agregar perejil
al locro patrio.

Siendo el mes
de la independencia
hay muchas insignias.

Amy escarba
de una bandera las
islas Malvinas.

Según Amy
por el aire del mercado
flotan las Falkland.

Desapercibidos
en las diminutas balsas
logramos andar.

Sobre la alfombra
discutimos sobre la
soberanía.

Cara o seca
ganó el no altercar
ni rayar al sol.

Al impasse de las
restricciones dan ganas
de hacer el amor.

Sería sanador
allanar la saliva
y matar al covid.

Cuantos covids
salen de un contagiado
nadie lo sabe.

Siendo el capitán
voy al Mitre, tren que
lleva a Retiro.

Somos miles que
ocupamos del vulgo
un sólo electrón.

El tren vacío
avanza hacia Retiro
destino final.

La tierra entre
el sol y la luna
Miami Beach.

El tren abanza
aeródromo de volar
y un Carrefour.

Hélices de avión
envidia de las avispas
en zona norte.

Veré que hago
luego de un buen tiempo
en el Sheraton.

Denuncio al sol
el viento no es tal si
las ramas quietas.

Dejaré a Amy
en la torre del reloj
de Shakespeare.

Estación Beccar
suben manifestantes
anti cuarentena.

Nubes en línea
recta pasarela de
las emociones.

Hasta Olivos
bombos pitos y matracas
por la libertad.

Buen turf Palermo
Lisandro de la Torre
y Leguizamo.

De estar de vuelta
debo visitar mi tumba
en la Chacarita.

La luna busca
altura para oponer
al mar sediento.

Los manteles del
hotel son pradera
donde galopar.

Copas de cristal
un volcán en erupción
la tantas burbujas.

Sol encajonado
el rostro del conerje
morena luna.

Dedos índices
en las pantallas vamos
de un celular.

Brillan mis ojos
sale oro de mi voz
y no soy nada.

Sobrado aroma
de limpia lavanda
despierta compasión.

Tiran la basura
y gentes de bien buscan
ilusionados.

Se entrecruzan
los idiomas distintos
de las naciones.

Casa Rosada
hacemos una visita
por los pasillos.

Y también vamos
al ilustre Cabildo
del veinticinco.

Todo cerrado
pero como siempre
quioscos abiertos hay.

Amy canta: Sueño
con verte caer arbolito
testarudo.

Texto agregado el 27-05-2021, y leído por 25 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]