TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Betelgueuse / Gorriones inteligentes

[C:607313]

Gorriones inteligentes

Una tarde mientras Lutz se dirigía a su cabaña tras haber estado de paseo en el bosque, se encontró con que en el jarrón que llenaba de agua para darle de beber a su perro había un pájaro recién caído del nido que se debatía a duras penas en el medio liquido.
Probablemente, aquel había sido su primer vuelo y dada su inexperiencia, vientos repentinos, un gran susto o el azar, lo llevaron a caer justo en ese pequeño depósito de agua.
El minúsculo ser alado, se encontraba con sus extremidades abiertas, probablemente para mejorar su flotabilidad.
Tras rescatarlo, se dedicó durante un rato a secarlo. Su mansedumbre y entrega, se debía más que nada a la hipotermia que sufría y no a un gesto de gratitud o al menos eso pensó.
Cuando estuvo seco, lo dejó sobre la gruesa rama de un árbol, donde al poco tiempo llegó la madre, alertada por los gritos de la avecilla, un gorrión común y silvestre.
Al día siguiente, igualmente planificó un viaje al bosque con el fin de recoger setos y bañarse en un recodo del río que pasaba por su propiedad. Cuando regresaba a su hogar recordó lo que le había ocurrido el día anterior al ver de lejos la jarra de agua y esbozó una sonrisa recordando como había podido ayudar al pobre animal. Pero, no fue poca su sorpresa cuando al acercarse vio un ave a punto de ahogarse, tal como el día anterior.
¿Podía ser el mismo gorrión?. Desde el punto de vista humano todos parecen iguales. Pero esto no parece ser cierto para aquellos que son capaces de reconocerse como individuos, diferenciados en colores, olores, matices o trinos.
Lo concreto es que el hecho se repitió al día siguiente y durante los sucesivos, de tal manera que durante un mes estuvo rescatando, secando y dejando en la rama ahuecada a la frágil criatura.
Un día se resistió a hacerlo, pero algo lo llevó nuevamente hasta la jarra. Al llegar estaba el gorrión empapado. Lo miraba, intuía ahora, con un brillo especial como retándolo a que dejara de hacer lo que había hecho por él, por tanto tiempo.
Lutz no se amilanó con sus pensamientos y continuó desarrollando esta acción por meses e incluso años. Si era el mismo pájaro u otros, él no lo podía saber.
Pensó que había gorriones que habían pasado esa información a su descendencia para los cuales era parte de su desarrollo el estar cerca de fallecer y ser salvados por un hombre, por él precisamente.
De esta manera, él un humilde leñador se había visto envuelto en una trama orquestada por gorriones inteligentes.
Era parte de una cadena que lamentablemente tendría final con su muerte en el futuro.
Por ello, pensó que debía transmitir a otros este conocimiento para que los gorriones dotados de esta capacidad encontrasen en el futuro humanos que les asegurasen una jarra donde vislumbraran una muerte segura y luego el renacimiento.





Edgar Brizuela Zuleta

Texto agregado el 09-04-2021, y leído por 81 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
09-04-2021 Tu texto pone en relieve que todo ser, en algún momento de su vida, precisa ser rescatado. Felicitaciones por tu perfecta redacción. La trama también muy linda. Saludos, sheisan
09-04-2021 Edgar, qué belleza de texto...Me dejaste con una muy dulce y serena sensación. MujerDiosa
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]