TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / huapi / la última copa

[C:606903]

Quien no ha tenido esa sensación, donde en la mesa, internamente sabes que ese resto de vino queda para una sola copa más. No importa, amigo beodo, que sea después de 4 botellas. Esa ultima copa es la mas deseada, es el oro de los piratas y lucharas hasta la muerte al ver que otro estira su brazo para recolectar el elixir de esa uva dentro de la botella. Ni rápido ni perezoso, acercas tu copa incluso saltando vallas/obstáculos, rezas al Dios del pedo para que te tengan en cuenta y te sirvan algo. La cara roja, los ojos furiosos, la voz quebradiza, gangosa, intenta convencer a tus amigos que esa última copa te corresponde. Ese único atisbo de egoísmo, ese egoísmo extremo, por no dejar el ultimo sorbo en manos de otra persona, se apodera de vos como si fueras el Popeye que necesita su espinaca.
Tu brazo, como si fuera el hombre elástico, va acercándose a esa botella. El cuerpo semi erguido, con una inclinación de 30 grados, la boca secretando a mansalva jugo salival provocada por la excitación de saborear desde tu imaginación la última copa de vino. Los ojos saltones, rojos de la borrachera y de la ansiedad por obtener tan preciado tesoro. Al lado tuyo, tu amigo de la infancia, ese que lo conoces desde hace 20 años, es hoy tu principal competidor, tu enemigo, el que esta por orden del azar 50 centimetros mas adelantado que vos con la mano extendida buscando la misma botella. Ahí tu alma y tu cuerpo van cayendo lentamente como quien recibe los disparos de una ametralladora, uno a uno, pero con el poder de seguir hacia adelante para alcanzar ese objetivo, llenar la última copa. Vos no te rendís.
La carrera mano a mano, segundo a segundo, con una leve ventaja para tu amigo (archienemigo en este momento) por su posición en la mesa, llega al final cuando con sus dedos alcanza la botella tomándola desde la parte baja de la misma. Vos? En ese ultimo segundo y acompañado de un grito desgarrador por haber perdido, pero también dándote fuerza para el ultimo aventón y así poder superarlo o incluso agarrar la botella al mismo momento que él.
Ahí sucede algo imprevisto, impensado. El ultimo arrebato, hizo que tu mano chocara con la de tu amigo y en cámara lenta, ven como la botella va perdiendo estabilidad y cae lentamente hacia la mesa. El grito desgarrador de ambos junto al ruido del vidrio al chocar contra la madera, hace que se les paralizara el corazón, mientras la vid de la vida se derrama lentamente por la mesa. Esa bebida celestial, es absorbida por el mantel. Esa última copa quedó vacía.

Texto agregado el 18-03-2021, y leído por 32 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]