TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / guidos / Goma

[C:606648]







Esos dedos son su perdición. Con ellos, pulgar e índice en concomitancia, han apresado con saña el lápiz y trazado palabras inculpatorias. Después de dibujar en sendas superficies atrocidades inconcebibles, recuperan su verticalidad apuntando las dimensiones celestiales. No es un rezo el que manifiestan estas manos unidas sino simple meditación No existe remordimiento en el entrecejo de aquel tipo, sólo una mirada que pareciera soslayar los objetos que se posan en su vista. Lo importante subyace en lo profundo y caracolea febril en su mente. Y de nuevo, lápiz incriminado en el delito y que se sabe cautivo e inocente y sin embargo es su carbón el alma del infundio, su trazo, el rastro infame, mientras esa mente dicta a aquel que considera su sicario.
Hasta el más vil de los delincuentes requieren reposo. Y mientras se persigna ante la belleza inicua de chicas desnudas sonriéndoles desde el afiche, se recuesta sobre el camastro crujiente y pronto ronca destemplado. Es el instante preciso para que alguien se deslice felino por el desorden de su habitación. Es un niño rechoncho y al que una mata de cabello rojizo corona su cabeza redonda. Tiene en sus manos aquel lápiz y también algunas hojas en blanco. Traza en ellas anárquicas formas que se van cubriendo por otras hasta ser un torbellino de líneas oscuras. Es el inicio. Descubre luego que aquel desastre puede ser remediado. Es una gruesa goma que tiene la virtud de borrar tanto desastre. Los papeles recobran una gris apariencia y esto envalentona al rapaz para continuar borrándolo todo: las diatribas del hombre, sus bosquejos y después, con paciencia infinita, la debilucha mesa que contiene obscenidades rayadas en sus patas, la silla que va desdibujándo, las ventanas, vidrio a vidrio pierden su identidad y terminan acabando en un dramático borrón. Por último, el chico agita con energía sus bracitos rechonchos y el catre es la víctima propiciatoria, luego las sucias colchas desde la cual huye despavorido un batallón de pulgas. Primero desaparece un zapato remendado, después el otro, para proseguir con las piernas, el torso, los brazos y el rostro del hombre durmiente que continuará reposando en el purgatorio de los objetos borrados.
En esa oquedad gris, sólo un gato se despereza. El chico colorín ha desaparecido con su goma en ristre, quizás para continuar desarticulando hombres, situaciones y palabras que no alcanzaron a encenderse en el aire enrarecido de la existencia.













Texto agregado el 04-03-2021, y leído por 53 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
04-03-2021 —Si hubiera una goma que pudiera borrar no solo trazos y letras mal escritas, sino que además tuviera la cualidad de volver el tiempo atrás y evitar, para no tener que borrar o eliminar de la realidad, acciones aberrantes cometidas y situaciones dolorosas producidas por los mismos, es posible que sería mucho mejor usarla antes que dejar al arbitrio de los hombres el proceso de juzgar. —Saludos vicenterreramarquez
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]