TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / guidos / Afiebrado deseo

[C:605841]






Era un deseo que persistía en su mente como si éste hubiese sido tatuado en las circunvoluciones de su cerebro. Ansiaba poseer ojos azules. Era una fijación que flameaba en su cabeza, un ferviente deseo que sólo deseaba hacerlo realidad. Por supuesto, los quería suyos y no prestados por la óptica, no era su intención martirizar sus pupilas con esos horribles lentes de contacto carentes de naturalidad. Su deseo lo movilizó hacia numerosas clínicas, consultando a los más diversos especialistas, recibiendo de todos ellos idéntica respuesta: tal deseo era imposible de satisfacer, porque aún no era imaginable realizar trasplantes de ojos. Con su espíritu ya a la altura de los talones y con la idea clarísima - refrendada por los espejos- que no era para nada agraciado, ya absolutamente desolado por tan adversas circunstancias, optó por trepar desganado la infinidad de escalones de una torre altísima y antes de precipitarse al vacío levantó su mirada a las alturas siderales -con la vaga esperanza que alguna deidad lo escucharía- y rogó que si por esas cosas arcanas de los dioses existía la reencarnación, le fuera concedida la posibilidad de regresar a este mundo con unos deslumbrantes ojos azules. Es preciso aventurar y dejar establecido que sea la deidad que sea y resida ésta en la porción estrellada que sea, existen leyes muy rigorosas con respecto a los seres que se suicidan. Y de acuerdo a esta reglamentación apócrifa y devenido ahora en Pupi, una maravillosa perra siberiana de deslumbrantes ojos azules, no tiene demasiado claro en su entendimiento de por qué su afiebrado deseo le fue concedido de tan caprichosa manera.














Texto agregado el 15-01-2021, y leído por 90 visitantes. (11 votos)


Lectores Opinan
17-01-2021 Salió perdiendo. O tal vez no. Él era muy tonto y los siberianos suelen ser muy inteligentes. Jaajaj! Clorinda
17-01-2021 Bien merecido. Miren que perder la vida por una cuestión de estética, ahora tendrá una vida perra... jaja. Un abrazo, sheisan
16-01-2021 Eso le pasó por ser menos específico con sus deseos ja. Buen texto amigo. Hay que estar atento a lo que uno desea. Abrazo. vaya_vaya_las_palabras
15-01-2021 Era muy caprichoso este hombre y un suicidio no es para caprichosos; así que recibió lo justo. Aunque tal vez él se sintiese tan contento con esos ojazos azules, hombre o perro, perdón, perrita. Jajaja. Daiana
15-01-2021 —El deseo exacerbado de este individuo lo llevó a límites insospechados para conseguir lo que tanto anhelaba, pero nunca pensó que pasar de una realidad a otra podría traer cola. —Saludos y un abrazo. vicenterreramarquez
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]