TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / jose_concepcion / EXPERIENCIA CON JESÚS Y UN ÁNGEL DE DIOS EN VIDA REAL

[C:605447]

Esto era una experiencia que tuve con Jesús Hijo de Dios en el Santuario de la Divina Misericordia en Getsemaní.

Cada sábado segundo del mes, antes de llegar la pandemia a nuestro país República Dominicana, se hacía una vigilia en el mismo lugar, en el santuario. El año pasado, no recuerdo la fecha, pero fue en el 2019, hace un año atrás, yo sentí grandemente una presencia tan grande como nunca me lo imaginaba.

Todo comenzó al realizar una oración de liberación y sanación interior con el Santísimo expuesto en el altar. Habían unas cuantas personas, éramos como alrededor de 15 personas, más o menos. Empecé a cerrar mis ojos y a alabar a Dios sentado, con toda mi alma y con todo mi ser. Sentía su presencia, me salían las lágrimas, y en unos pocos minutos sentí a Jesús, lo ví en mi interior, no vi su rostro, pero si sentía que era Él. Cuando lo sentía con más fuerza me salían las lágrimas, o mejor dicho, ya estaba llorando, y me dijo estás palabras tan dulces:

"Toma (pasándome un lápiz, y se sentó a mi lado). Ahora escribe todo lo que yo he hecho por ti".

Sentía su presencia muy fuerte, no paraba de llorar, aún lloraba más y más. Hasta que no terminara la oración seguía mi llanto, y seguía, no me podía contener.

Ya cuando toda la oración terminó como a la media hora fue que dejé de llorar. Era una experiencia tan maravillosa, que hasta me dejaba atónito. No encontraba palabras para expresarme.

Otra de la experiencia fue cuando sentí que un ángel de Dios estaba tocando a una señora en su espalda, y verdaderamente esa señora sentía dolor en su espalda y ha sido curada ese día.

Tuve la oportunidad de contar el testimonio casi al final de la vigilia, dónde muchas de las personas contaban su testimonio, y uno de los testimonios fue el de la señora también, a la que le dolía la espalda y que había sido curada. Algo en mi corazón me decía que lo contara. Y así fue. Y por supuesto, dije lo de la señora.

Para la gloria y honra de Dios ese fue un día muy especial para mí y para muchos de los que estaban en la vigilia.

Texto agregado el 23-12-2020, y leído por 100 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
24-12-2020 Es una bella experiencia, me ha encantado pasar y leerla. Gracias por compartirla. Mayte2
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]