TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / hgiordan / POR UNA PUERTA EQUIVOCADA 4

[C:604846]

PARTE 4

-¿Al final me iba a dejar sola nomás, muriéndome de sed!...espere un poquito, que ya me estoy recuperando y todavía le debo un café, no lo recuerda? El vaso vacío le temblaba en la mano, no sabía si llenárselo de nuevo y se quedó mirando al piso, inmóvil, sin palabras…
-Qué mal momento pasamos ¿no?…rompió el mutismo ella -pero bueno, lo peor ya pasó…
Para este hombre “su peor” no había pasado. Esta mujer ya le había parecido extraña desde la puerta al living, pero ahora en el dormitorio y sobre una cama, completamente impredecible y desconcertante, alocada para ser más preciso. A esta altura de las circunstancias no quería nada de ella ni saber de su amigo, solo salir de esa casa con la conciencia tranquila de haber cumplido con un deber humanitario, socorrer a quien lo necesita, y acá se terminaba esta historia…
Pero lejos estaba ella de considerar este altruista pensamiento con un final así de convencional, se había propuesto uno más significativo desde que este individuo apareció en su puerta. A pesar del desmayo no lo había olvidado, aunque poco había logrado de él, extremaría la estrategia.
-No aguanto más este calor y sin agua no sé, me deshidrataré… Dramatizó a su espalda. Y sin soltarlo del brazo que aún lo tenía sentado al borde de la cama, con la otra mano de un solo tirón se quitó la sabana que la cubría…. El hombre notó este movimiento pero se contuvo y no se dio vuelta, imperturbable siguió mirando el piso…
Y ella esperando algún resultado, evidentemente él ahora era más terco que antes, intentará otro recurso, drástico y contundente, el último…
Decididamente y con violencia le arrebató ese vaso por llenar y lo estrelló estrepitosamente a sus pies, sobre esas malditas lozas radiantes - ¡Ya no necesito el agua, necesito otra cosa… hasta cuándo lo va a pensar! le recriminó furiosa. Furiosa y jugada, esa mano suya no volvió junto a su cuerpo, tampoco al brazo de él, la dejó como al descuido sobre su entrepierna…
En ese instante sonó el teléfono en el living, y él, al rojo vivo, con la sangre hirviendo cree ver la mejor oportunidad para escapar de ese voluptuoso asedio.
-¿¿No escucha? están llamando por teléfono, no va a atender…
-Sí que escucho, pero déjelo que suene, será alguna amiga y hoy no estoy para visitas de nadie (¿?)... - Entonces yo me voy, aprovecha él... - Usted se queda, ya está acá y lo necesito...Ahora inescrupulosamente lo sujeta de esa otra extremidad suya, tímida dentro del pantalón….
Este hombre que aguantó estoico el sobresalto y la tensión nerviosa, pasó a sublevarse con sigo mismo. Se recriminó el haberse comportado con la mayor sensatez que se le puede pedir a alguien casado y con hijas, a un profesional, porque no le sirvió de nada. Lo llevó a esta situación humillante, bochornosa para quien nunca dudó de su propia virilidad. Inevitablemente debía dejarse ser, esa parte de su cuerpo ya le respondía levantándose de su flacidez, y un cosquilleo libidinoso lo corría de la punta de los pies hasta la coronilla, ida y vuelta…Es que ya se sentía habilitado mental y físicamente para esa experiencia pasional clandestina que tanto estuvo evadiendo. Hasta se convenció de que ella se merecía con creces una remontada anímica después de haberla visto cómo renacía de sus cenizas cual ave Fénix, pronta a volar tan alto como quisiera. Entonces no podía defraudarla, y por fin se le echó encima, se arrancó la camisa sin desabrochar y ya con el torso a flor de piel pudo aceptar el cariñoso roce de esas manos que se deslizaron suaves, sigilosamente hasta alrededor de su cuello…
Hasta aquí lo previsible, no, lo que le sobreviniera; esos abrazos de pronto apretaron como boas constrictoras que no sueltan jamás…una sofocación y un: ¡Ay la puta madre, esta me quiere ahorcar! fue la poca romántica conclusión que esta víctima sacó de esa lujuria ajena desatada.Por suerte ese apriete aflojó enseguida, también las uñas que se habían de clavado en su espalda…
Tan pronto ella dominó ese desmesurado ímpetu, con nuevas caricias lo llevó a la calma necesaria. A un momento romántico como había visto en tantas telenovelas, por eso tomará a su hombre de la barbilla delicadamente, ensamblará su boca con la suya, y apasionadamente lo besará hasta querer tragárselo de a poco, como esa serpiente que había sido. Alimentándose en su lecho territorial, para morderle el labio inferior hasta que sangrara…
¡Ay, la puta madre otra vez… si antes no me ahorcó, fue para comerme vivo ahora…Entonces habrá que responder igualmente, a lo animal, se dijo palpándose con dos dedos un corte en la boca…
Y sí…Él ya se había quitado su piel de dócil cordero, pero seguía con los pantalones de macho humano puestos.El tiempo urgía, en cualquier momento el portero llamaría a la puerta, así que se los bajó lo necesario, y sin más consideraciones entró en ella con todo su peso, brutalmente como se lo había propuesto…
Si esto fue un modo de escarmiento, de pagarle con la misma moneda, se equivocaba. Ella absorbió ese fuerte impacto con la naturalidad de quien está más allá del bien y del mal, que todo lo hace y todo lo soporta…Es más, podríamos decir que su expresión fue de quedar satisfecha por el solo hecho de haber dominado a un hombre, de llevarlo a la cama cómo y cuándo ella quiso…Sus cuerpos estuvieron pegados uno sobre el otro un buen rato, mientras sus mentes no. Ella esperaba más de eso sin tanto apremio, él, terminar el acto lo más pronto posible...Y tenía razón, ese timbre esperado sonó, con insistencia, justo cuando se disponían a ese juego de volver a empezar…
-Sí, el portero, lo sabía, en el mejor momento, carajo!- Resopló él.
-Deje que se canse en llamar, no es el portero. Será otro equivocado como usted...

Bueno, veremos en la próxima...

Texto agregado el 10-11-2020, y leído por 39 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
20-11-2020 ¡Ya! ¡El tipo cayó en la trampa! Veamos si se desembaraza. guidos
18-11-2020 Caramba! Caían equivocados todos los días? Así no!!! Jajaja!!! Muy bueno!! Diferente de todo ese baboseo que suele leerse por ahí. Sigamos. Un saludo. Clorinda
18-11-2020 En realidad este hombre me deja sorprendida,pensé que se arrancaría y no dejaría que ella lo usara.. Pero él esta respondiendo a esa locura... Siento que él no tiene carácter,se deja manipular***** Un abrazo Victoria 6236013
14-11-2020 Lo sigo. jaeltete
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]