TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / jaeltete / EL SEÑOR ODOÑEZ Capitulo 6

[C:604157]


Ahora Julia formaba parte de la mansión gracias a la amistad que le brindaron. El verano la sorprendió disfrutando largas tardes en el rio con su familia y los hijos de los Colman. Lili sentía una profunda admiración por Julia, todos formaban un grupo muy divertido.
Festejaron en la mansión la navidad. El nuevo año los vio a todos reunidos, felices. Al menos eso parecía. Todavía no se veía lo que había debajo del manto oscuro de cada uno de ellos, la hipocresía estaba latente. Se sintió en familia, llego a sentirse incomoda porque sus intenciones seguramente terminarían con aquella linda relación que existía entre ellos, era todo tan contradictorio por esos días, porque odiaba esa familia, pero al mismo tiempo la hacían sentirse bien.
Llegaron los días de carnaval. La fiesta se realizaba alrededor de la plaza, con los tradicionales desfiles de carrozas, reina, papel picado, espuma y todo aquello que tuviera que ver con el corso. Lo que tenia de particular este pueblo es que la mayoría se disfrazaba. Júlia se había convertido en una atractiva gitana lo que dio lugar para que muchos en tono de broma le pidieran que les adivinara la suerte.
-Julia lee mis manos que te dicen ellas ?fue el pedido de Lili.
-Realizarás un viaje muy muy largo…
-Yo tengo un amor sabes, es un amor secreto, pero no se lo digas a nadie…
Y se fue, perdiéndose entre la muchedumbre. Julia quedo fría con aquellas palabras, seguramente era el difunto el que sería su amor para toda la vida.
Ante esta situación tan confusa, quedo pensativa, pero de pronto vio entre el gentío la imagen de aquel hombre, era real y no una aparición como creyó que fue la de aquella noche. El hombre se dio cuenta de su presencia y tras observarla durante unos segundos dio la vuelta y se perdió entre la gente al igual que aquella ves en el andén en que desapareció como un fantasma y confundió tanto a julia. Ella fue en su búsqueda, se abrió paso entre la muchedumbre, hasta que se dio cuenta que era inútil, el ya no estaba.


Pasaron los dias y algo cambiaria en la vida de muchos cuando una noche la hija de Michel ardía en fiebre. Era el comienzo de un infierno, en la que los pocos habitantes de Santa Catalina comenzaban a caer enfermos, dijeron que era el agua contaminada y culparon a los Colman. Tuvieron que improvisar un hospital porque los pueblos vecinos no los querían recibir por miedo al contagio, Comenzaron a morir unos cuantos para que temblaran en la mansión y esto fue el comienzo del fin para la familia que permanecía alejada de todo, no así Julia que ayudaba como una enfermera pese al enojo de Michel, que temía por la vida de su hijo, ya que la pequeña se encontraba mucho mejor, habia un quiebre en la pareja debido a esta situación, para el esposo de Julia ella no actuaba como madre sino como una ciudadana revolucionaria, aun en contra de su voluntad. Junto a Julia se unieron varios personajes del pueblo, Helenita, don Cayetano el dueño del bar, Amalia la mesera, y como si fuera poco los dos Colman, Catalina y Andrés, todos ellos ayudaban por convicción.
Después todo se tornó imposible para Michel cuando muchos integrantes del pueblo fueron a manifestarse a la mansión Colman y él tuvo que poner la cara, y solo, porque ni siquiera su mujer estaba con él. Los dueños de casa ni se asomaron.
Finalmente, el lugar fue intervenido. Se formó una comisión para investigar lo acontecido. Michel seguía tratando de proteger la imagen de los Colman. El pueblo estaba dividido en dos y por supuesto su esposa estaba del otro lado.
Tras unos días de mucha tensión, todo se fue acomodando, la peste parecía ir cediendo hasta que como sucede en estos casos ya nadie se acordaría de lo sucedido. Fue la señora Colman que justifico a Julia ante la familia, curiosamente la avinagrada mujer manifestó que ella al igual qua Catalina y Andres habían actuado conforme a los acontecimientos y esto no tendría por qué afectar a la familia. Por supuesto que era una manera diplomática de que aquí no pasó nada, total todo pasaria al olvido en poco tiempo.



Después de estos acontecimientos, sucedió algo increíble. Una mañana Julia se encontraba caminando por la peatonal, cuando al pasar por la peluquería, vio a la señora Colman enfurecida ingresar al local de Helenita.
La distinguida dama habia perdido la cordura y, enfurecida arremetió contra la peluquera, la saco a la rastra a la calle y le dio tantos golpes y arañazos como el cuerno que adornaba su frente, porque de eso se trataba aquella disputa, el miserable Colman se divertía con Helenita.
- ¡Aquí está la arrastrada que se revuelca con el señor Colman, miren, véanla, tiene los días contados en este pueblo, te agarras tus cosas y te vas! -gritaba tanto la condenada y decía tantas barbaridades- vaya a saber cómo lo supo -pensó Julia ,si hasta ese momento se veía todo bien con el matrimonio.
La tiro al piso, y se marchó. Julia quedo tiesa ante lo que vio, jamás pensó en ver a la señora en ese estado. Todo el mundo rodeaba a la peluquera. Se acerco a ella don Cayetano quien la ayudo a levantarse, entonces ella también lo hizo y la llevaron dentro del local.
El hombre le dio de beber agua. La mujer no lloraba, estaba despeinada, la cara arañada. Julia mojo un algodón y se lo paso por el rostro.
- ¡En que lio estás metida Helenita, mira con quien te fuiste a enredar! -dijo don Cayetano.
El hombre salió del lugar muy preocupado,
Entonces Julia le dijo.
- ¡Porque con ese hombre! Si tu detestas a esa familia.
- ¡Que tienes que decir de mí! Tú eras una simple mesera y ahora comes con ellos en su mesa ¡Y yo soy su amante si! En este pueblo no hay mucho para elegir. ¡Me gusta vivir bien! El me regalo un viaje a Europa, pago todos mis caprichos, sino cómo crees que tengo ese auto y todo, todo lo demás. ¿Sabes? Soy su amante desde muy chica, tenía quince años, y así fue toda mi vida, siempre fue así. Viví para él, fui su sombra. ¡Esto es así, él es el amo aquí y yo me acostumbré! De todas maneras, no la pase tan mal, he vivido como quería y ahora… sabes que, ¡Vete Julia! ¡Déjame sola! es obvio que tu no entiendes.
-Cualquier cosa, llámame
-Voy a estar bien no te preocupes
Salió de allí, caminó muy despacio con la mirada en el piso -Viejo inmundo-pensó-así es todo acá, son amos y dueños del destino de la gente, siempre ha sido así. ? De pronto se detuvo y pensó - Y si la peluquera amara a ese viejo sinvergüenza, porque no, se preguntó, podría ser, en este pueblo todo puede ser.
Llegó a su casa, se desplomo en el sillón, en eso entro Michel,
- ¡Ya te abras enterado! -le dijo ella
-Si es por el escándalo de la peluquera, esa son cosas que a nosotros no nos incumben Julia, así que mantente al margen. Te conozco y espero que no salgas a defender a tu amiga. Ya demasiado alboroto armaste con la peste. ¡Así que te pido y escúchame bien, esto no es asunto tuyo!
- ¡A si y la señora Colman ya te dio la orden de que la saques del pueblo! porque eso es lo que quiere ¡Y tú! su perro guardián lo vas a hacer
- ¡Cállate! me estas faltando el respeto yo no soy perro guardián de nadie. Solo cumplo con mi trabajo. Y al final es solo una peluquera y no me traigas problemas.
- ¡Sabes que puedes irte a la mierda tú y esa familia! ¿Sabías que ese viejo abusaba de ella cuando tenía quince años?
- ¡Después de todo de que se queja si no le falto nada! Él fue muy generoso con ella. Además, no se va a ir del pueblo, a él no le conviene, el pueblo se le vendría encima, aquí no ha pasado nada, conforme.
- ¡Que dices! Si le tienen miedo ¡Quién la va a defender! Aunque pensándolo bien aquí siempre se acostumbra a tapar todo no.
- ¡Te olvidas lo que paso con la peste! Vos misma armaste una revuelta y no digas que no tuviste nada que ver... ¡loca, estás loca!
Y se marchó. Era la primera vez que discutían así, faltándose el respeto.
Ya nada era igual. Julia estaba decidía e iba por todo, aunque esta vez seguramente sería la más perjudicada.

Texto agregado el 26-09-2020, y leído por 51 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
24-12-2020 Sigo, sigo y sigo, cada vez más complicada la cosa... hgiordan
08-10-2020 Los Colman ya tiene colmada a Julia. Pero insiste en su empecinamiento por destapar los trapitos al sol, que deben ser varios. Sigo adelante. guidos
27-09-2020 Nuevamente aparece el hombre misterioso creando un gran suspenso. El triangulo amoroso y todo lo que implica: el show de la Sra. Colman, el tipo que tiene una amante desde que era menorde edad, entre otros. Todo va a creando un perfil de los personajes. Sigo... gsap
26-09-2020 A Julia le está costando caro. Vamos a ver que ocurre. Vaya_vaya_las_palabras
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]