TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / hipsipila / Tragedia

[C:603437]

El matrimonio tenía dos hijos ejemplares: guapetones, listos y trabajadores. Trabajaban la maltrecha hacienda rústica familiar en vacaciones y los fines de semana, cuando se lo permitían los estudios universitarios de ambos, que se licenciaron en Veterinaria por la Universidad de Extremadura.
Apenas con 26 años cumplidos, enfermó de gravedad el menor. Un tumor lo barrió en dos años, dejando desolados a la familia, amigos y vecinos.
Hoy, dos años después del fallecimiento, la madre , como en una maniobra de negación de la terrible realidad, me conmueve en su uso del plural:
- Voy deprisa a hacer los recados pues luego vendrá mi hijo con su novia a ayudarnos a recoger las ciruelas. ¡ Qué menos! Mañana las fincas serán para ellos.
Quizá con "ellos" se refería al hijo vivo y a su novia. No obstante, lo primero que se me vino a las mientes es que aún veía vivo a su hijo pequeño.
No hay tragedia mayor que enterrar a un hijo. Nada más antinatural y triste.

Texto agregado el 12-08-2020, y leído por 64 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
14-10-2020 Un agujero negro que jamás se cierra. Te invito a leer mi escrito "mientras dormías". Saludos! Mitsy
06-09-2020 Enterrar a un hijo es terrible...para mi fue enterrar a mi hermano...es una idea invivible...estando ambos a tu mano.. za-lac-fay33
12-08-2020 Triste e inaceptable. No hay consuelo. Un texto que despierta la sensibilidad. Un abrazo. Clorinda
12-08-2020 Así es querida Hipsi. Así es. Un abrazo, sheisan
12-08-2020 —Conozco de cerca, en la familia, ese dolor que las madres sienten de por vida y que sólo una madre puede saber lo difícil que es sobrellevarlo. —Un abrazo. vicenterreramarquez
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]