TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / achachila / El Bondi Azul

[C:597944]

Uno sube por que se distrae en el trayecto, sabe muy bien que el bajísimo precio que debe pagar por su uso se compensa con incomodidades y algunos desencuentros, pero se arriesga.

Los pasajeros son variados, del sexo femenino, masculino y otros no especificados en fábrica, educados y de los otros, con sombrero de fieltro o gorro de baseball, cara amistosa o fiera, jóvenes, adultos y entrados en años.

Por temporadas, se suben a veces viejitas criticonas, dadas a exigir trato preferencial, la mayoría les trata cordialmente, yo no las soporto: siempre fui ajeno a críticas no requeridas y egos inflados. También suben viejitos verdes, que está claro que en lo único que piensan es en tetas, nalgas y cópulas imaginarias; a veces tienen algo de interesante para escucharles, pero la verdad es que su obsesión con lo que desean y ya no pueden, es cansina.

Los pasajeros de menor edad son preocupantes, está claro que a casi todos, nadie les enseñó a convivir con respeto por lo ajeno y la etiqueta civilizada; agreden, se expresan en su jerga lunfarda y desprecian a los menores y sobre todo, a sus mayores, cómo odian a sus mayores.

Hay pasajeros muy agradables, cordiales, de buen vestir y mejor tratar, pero son contados; los de torva actitud y criminales intenciones suelen ser más numerosos. Suben y bajan a veces con mal logrado disfraz atentos para atacar, burlarse de otros y expulsar sus pústulas internas con cualquier excusa; algunos huelen realmente mal, pues se nota que adoran revolcarse en cuanta inmundicia encuentren.

El conductor no se deja ver, maneja y pareciera ajeno a lo que hacen o dejan de hacer los pasajeros, a ellos debe bastarles que esté dispuesto a seguir con el vehículo en movimiento.

A veces me prometí no volver a subir y caminar, pero llevo años volviendo al bondi azul porque además de la distracción, hay unas pasajeras que son adorables y me aceleran el pulso, algún día me atreveré a sentarme a su lado.

Texto agregado el 01-10-2019, y leído por 96 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
03-10-2019 Perfecto Achachila. Por mi parte, confieso que igual me encariñé con el Bondi. Un abrazo, sheisan
02-10-2019 Je, je, simpático y cotidiano relato, amigo. Por acá el Metrobús, los autobuses públicos y el metro, llevan especímenes de todas clases: altas y bajas, buenas y malas. Chava Flores, un incomparable compositor y folklorista mexicano, rezaba en alguna de sus canciones refiriéndose al metro: "un hormiguero no tiene tanto animal". Un abrazo para ti. maparo55
01-10-2019 Me recordaste un viaje a Bolivia bordeando la selva cerca de la frontera con Perú, arriba de un camión con personas, pollos, gallinas y chivos. Viaje inolvidable! Buen trabajo. Saludos desde Iquique Chile vejete_rockero-48
01-10-2019 Creo que ese tipo de pasajeros abundan en casi todos los países, mi achita querido. Muy bueno!!! MujerDiosa
01-10-2019 Un texto cultural y folklórico a la vez. No lo puedo comparar con nada de mi pueblo de orígen, pero sí con el subterráneo de Nueva York, que no uso hace 15 años. Pero, que al igual que tú con el boni azul, ardo de deseos por volver a subir en él. Te felicito. peco
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]