TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / deojota51 / ¿DÓNDE PONGO LO HALLADO?...

[C:577526]

¿DÓNDE PONGO LO HALLADO?
(Cuento corto)
Por:Daniel O. Jobbel

Ahora parece que paso mucho tiempo. Pero acaba de pasar . Sólo en mi casa y ella lejísimo o tan cerca, no importa la distancia; y por momentos preguntaba si ella estará en su casa. Los dos estamos en plena enfermedad de querernos, no se si amarnos; cada uno a su manera; amistad a su modo. La ventana dejaba ver los movimientos de esa mujer; esto despertaba un impulso de curiosidad que de algún modo buscaba ser saciado. Imagino. Hace un par de días esa idiotez ha recrudecido y tuve un ataque agudo como si fuese morir. Su cabellera de presentes ilusiones, de inocencias lejanas, daba a su imaginación un vuelo, un júbilo que exaltaba sus sentidos, ávidos por ese cuerpo enigmático. Mi vida parecía salir de mi cuerpo para que ella la tomara en sus manos, en su alma y no se si ella presentiría lo que a mi me pasa.

Yo, quería saber si ella me amaría tanto. Promesas que guarda el viento. ¿Hubo?. Y si hubo. ¿Donde pongo lo hallado? En las calles, las fotos, el café, la noche, esa luna, los rostros en que la he buscado. Qué puertas abrir, qué picaportes.Y si aun así quisiera. Porque no me lleva consigo al olvido. ¿Qué quieres mujer? ¿Amarme, atraparme? ¿Que juegos de roles?¿Tenerme en un guante? ¿Alejarte? ¿O es un juego de Rayuela ? Sí! , llegar al cielo. ¿Y qué? ¿Donde pongo tu te quiero? ¡Egoísta de mi que no puedo recordar! Tal vez, yo no sea nada sin ella. Como nada quizás yo para ella.¿Cómo podría comprenderlo? Nada serás, sin una vida. Por eso. Abre los ojos al lugar donde te encuentras. Con la brisa de la madrugada. Con el sonido de la lluvia. Con el silencio de una taza de café. En un sólo respiro. Con sensaciones que danzan en tu vientre, en el pecho, en la cabeza. Sé tú aquí. Supe y sentiría, deseos tan parecidos en su ser. Se que ella no es expresiva. No se le cae ni una letra, una coma, ni una lágrima. No sé como conmoverla. Entonces me golpeo la cabeza con la punta de los dedos y me pregunto :¿Qué sentirá ella de esa misma cosa? El amor tiene dos despidos: un largo adiós y un múltiple suspiro.

En primer momento ella, llamémosle así (no importa su nombre), es la persona que con más gusto pondría de ejemplo simplemente normal. Muy sana, franca hasta un punto, expresiva ahi, corta y sin fluir, sin exámenes; y sobre cualquier cosa dice lo que diría una mujer, pero sin ninguna insensatez ni interés más del que requiere el asunto. Dice palabras justa de una persona que se desborda de trabajo, cansada, agotada; y de menos como cuando se retrotrae (casi siempre); cuando ríe o llora parece saludable en intimidad. Sólo una vez la vi llorar. Ella parece hablar con los objetos. Un trapo de piso, una sábana, esos rituales con sus escobillones de cerda fregando, un jabón equis, cierto detergente, una cuchara, es el reloj derretido del Dalí, un reloj sin tiempo, es la persistencia de su memoria. Sin embargo el misterio suma espontaneidad, tal es, que parece que los objetos se entendieran con ella, sin embargo, ella no se entendiera con nosotros.¿Qué cosa sentiría ella de esas mismas cosas?...

Texto agregado el 07-04-2017, y leído por 101 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
14-04-2017 Ah... Me encanta tu texto. No sólo es apasionado como señalan nuestros amigos, es detallista y reflexivo en cada línea. Excelente trabajo, mi amado Daniel. Un abrazo gigante. Te requiero. SOFIAMA
10-04-2017 U trabajo apasionado en busqueda de respuestas que son tan difusas como las preguntas afianzadas a un ¡Quién sabe! Me gustó como manejas la narración, dulce y agrio son los sentires no definidos, muy bien. Saludos desde Iquique Chile. vejete_rockero-48
08-04-2017 Un relato que posee la pasión y las vivencias del autor. Lo disfruté, gracias Daniel! Julia_Flora
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]