TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / cblue / Aprendiendo a vivir.

[C:575701]

Todos los caminos en la vida están plagados de rosas y espinas, pero a mí me ha tocado transitar los senderos con pocas rosas y muchas espinas. Pero entre tanta penurias y decepciones, tuve una estrella, que me acompaño en mi lucha por crecer en la oscuridad, llenando mi mundo con su espíritu de guerrera, que todo me lo dio sin pedir nada a cambio y me enseño que siempre se puede volver a empezar, pero un día esa luz se fue apagando de apoco hasta que desapareció y mi vida quedo en penumbras. Perdí el faro que me alumbraba y no supe más qué camino tomar, quede dormida en el pasado, sin poder despertar por que en mis sueños estaba ella con su sonrisa y su alegría, y su espíritu de lucha, no quería volver a realidad donde llena de su ausencia y plagada de recuerdos, mi niñez junto al ser que me dio la vida, mi razón de vivir, quien me enseño a caminar sobre brasas encendidas y puso en mi manos rosas al que siempre sacaba las espinas para que no me lastimaran. Juntas tropezamos una y mil veces, secándonos las lagrimas, seguíamos de la mano, escribiendo nuestro destino, éramos dos en una sola persona , me dio todo su amor de madre, sacrificando su vida de mujer por mí, construimos un mundo solo para nosotras, pero supe un día que ella se iba a ir para no volver, estalle de dolor , llorando en silencio, para que no me escuchara, me guarde mi angustia y me puse vestí de fuerte, para ayudarla en su camino a la eternidad, fui su compaña más fiel, le di mi amor de hija infinito, jamás me derrumbe en su presencia, dentro de su debilidad fui su fortaleza, pero antes de su último suspiro, allí le pedí que me lleve con ella, que no me dejara sola, por que se llevaba mi corazón y mi alma para siempre, mientras entre susurros le pregunte como seguir sin ella, y con la mirada ya perdida y sin fuerzas, me dijo, “vivir , hija, “ vivir, pero como si era mi universo, mi razón de ser, por la me levantaba cada mañana, nací para cuidarla como ella lo hizo conmigo, nadie entendió nunca mi dolor por su perdida, mi hermanos la lloraron , yo solo quede en las tinieblas, sin poder volver a ser la que fui, mi camino se lleno de espinas que lastimaron lo más profundo de mi ser , ya no estaba ella para quitármelas ,y en mi eterna tristeza, le pedí que volviera y me tomara de la mano, la llame una y mil veces y no me escucho, alguien me dijo déjala ir, ella ya no está, y me pregunte como , si dejar que se vaya es morirme todos los días un poco, y sin embargo sigo aquí en la tierra con la vida divida en dos , un parte de mi esta en el cielo la de su luz que ya no me alumbra, y la otra parte , sigue sin encontrar el rumbo, pero intentare seguir su ejemplo de valentía y de lucha, se que desde donde este me acompañara eternamente ,aunque y no pueda verla, su recuerdo su imagen de mujer fuerte de madre abnegada será el nuevo faro que me guié para encontrar mi camino, sin dejar de llorarla y de extrañarla en silencio, me vestiré con su fortaleza , con su ejemplo, estoy todos los días de mi vida aprendiendo a vivir en la soledad, y buscando quitarme yo misma las espinas, guardando para mi mis lagrimas por su ausencia , sabiendo que nunca te diré adiós, sino hasta pronto madre , vivirás eternamente en mi corazón.

Texto agregado el 29-01-2017, y leído por 77 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
30-01-2017 Me has dejado con una profunda nostalgia ante el recuerdo de mi propia madre. Un abrazo, sheisan
29-01-2017 Un trabajo interesante bien desarrollado y de una historia desgarradora. Muy bien logrado. Saludos desde Iquique Chile. vejete_rockero-48
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]