TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / deojota51 / ¿DE LOS TOMATES?...

[C:574566]

¿ DE LOS TOMATES?...
(Narrativa breve)
Por: DANIEL O. JOBBEL

Lo que no se anima a tocar es el timbre de una vieja casa de barrio en la que se crió, en ese Rosario natal. Le intriga al chabón los espacios que solía recorrer y esas huertas con tomates. Esa casa siempre estaba haceada, la cama arreglada, la cocina era simple, el baño olía a detergente, algo asi como el olor a limón, que al respirar sabia a limpio y a grato. Rodeada de grandes terrenos baldíos dónde se podía entrar por el patio saltando un simple tapial. Todo era más simple, sin tanto odio y violencia. Un mundo sencillo señala el fulano. ¡Otros tiempos!
¿A dónde huyen los corazones que se quemaban en letras apasionadas, ahora convertidas en poemas de desamor?
¿Qué sucede cuando el amor se marcha con el cuerpo de la persona que se ha alejado?.
A veces, simplemente se esfuma y somos nosotros quienes decidimos no continuar; la apatía y el desgano nos hunden los pies en la tierra y nos dejan inmóviles,creciendo como flores de invernadero.
Antes las parejas dirimían sus conflictos sentimentales o domésticos entre carne, arroz o fideos, peor todavía, cuando necesitaban un tiempo, entre aperitivos y aceitunas, y el pagar la cuenta; quizás un simple mate amargo, formaban parte de ese espacio cotidiano que hoy no fluye. Hoy es todo relámpago. El 'sí o el no', como mascar chicle en apuro. Y el filo del dialogo es tan parecido al de una navaja. Sin medias tintas. Los llamo amantes de riesgos; a veces, les da por deshacer estrellas. Todo tiene su tiempo, es el mejor remedio desde que el mundo es mundo. Pero. ¡Mierda!
¿Cambió el mundo para mal; o yo pa' el lado de los tomates?,
Reconocerse en falta no implica un absurdo. Neurosis de por medio. Sin embargo ¿que culpa tienen los tomates?¿El perita?¿O el redondo de mofletes con ombligo al medio? De la incoherencia de los otros. De uno mismo.
A la excusa de que el vegetal tiende a desparramarse con sus ramificaciones sin mucha organización, por ello se tiene cuidado en orientarlos. Invita entonces a reflexionar las raras actitudes de uno. En definitiva, es lo mismo que decir que el tomate agarra para cualquier lado.
El tipo piensa, que para nuestros padres y congéneres era más fácil atender a los hijos antes, que para nosotros hoy; existían menos peligros. Paciencia. Códigos. Confianza. Educación en familia.
El chabón con la mano indica hacia el ventanal del café, que viajaba sólo a las ocho de la mañana tomando dos colectivos desde el barrio hasta su otra morada la de la abuela materna."Tus viejos no sabían nada de vos, la única consigna era volver antes de que oscureciera. Da nostalgia eso."
Y el chabón trató de acomodarse al mundo de hoy. El tipo fuma, un sorbo de caña 'legui', mira, observa, y al fin el hombre ríe.
"Existe hoy un miedo social. A veces no se como sobrevivió mi generación. El hoy es muy individualista. ¿El futuro? una incógnita."
Ahora el chabón lee el diario y las noticias trae su pronóstico reservado y da cita: Desde el fondo de la cólera ciudadana han surgido unos políticos dispuestos a solucionar nuestro futuro. Con el verbo caliente y el dedo imperativo señalan un nuevo rumbo idiotizante del establiment corporativo.
No pasaría nada si esas fórmulas de salvación se quedaran en la pizarra; el asunto que esa película ya la vimos; y se agrava cuando esos nuevos funcionarios de pacotilla están a punto de alcanzar el poder alimentados por el caldo apocalíptico social, con sus lenguajes dividiendo y no sumando. Fin de la cita. Uno se pregunta si el cansancio que generan en la gente se debe a su inexperiencia, a los vanos sueños de su ambición, a su ímpetu, a su demagogia neoliberal, a un antisistema edulcorado con una falsa sonrisa; o no será que a cierta edad uno no comprende que el mundo ha cambiado y al no entender nada, es agnóstico al tema y se corre solo.
El diagnóstico lógico dice,"¡que mal vivimos!". Bastante más radical es que el chabón tendrá un tornillo de la cabeza fuera de sitio o esta pasado de rosca.
Y una de las paradojas de mi fastidio y otras yerbas. Es que al tipo le doy la razón .
¿Y usted Chico Novarro cuenteme sino? Dice su tango, "¿Por qué se olvidará la gente de las cosas, que en otros tiempos fueron tan valiosas? El amor, la amistad y la conciencia se compran como latas, en cualquier despensa..." Con eso no alcanza, dele más, dele gas, " ¿Por qué te obligan a pensar que en esta era, el bueno es gil y el chanta una lumbrera?..."
Insiste el chabón como salido de una película de Tarantino, en que "antes viviamos con las rodillas peladas. No usábamos casco de bicicleta, ni ciclovías, ni cinturones de seguridad, caminábamos tranquilos de barrio a barrio, nos sentabamos en la vereda, íbamos a las cafeterías desde cierta edad..." Seguro se extraña esa pasividad. Solidaridad era empeño no mala palabra. Respeto era la consigna. Todo corría más lento. Lejos de las redes, los wassaps y las fake news. Había falta de miedos como barrera natural. Todo a puertas abiertas.
El orden del factor no altera el producto. Pero hoy todo se a tergivesado. Capaz que un cuadro torcido altera el clima. Cuando hacíamos los deberes con la maestra de quinto instalaron un pizarrón y casi me vuelvo loco porque lo veía torcido.
Estoy yo acostumbrado a mirar la vida por un cuadrado. O sea una ventana. El tiempo pasa. Torcido está el mundo.¡ O yo para el lado de los tomates!.
El verdulero mira y dice, "todo se transforma, menos uno. El tomate sigue siendo el mismo. ¿Qué culpa tiene el tomate? Se adapta a los cambios sin decir nada". Ganó la pulseada.
El tipo del bar me mira, cruza la calle y dice "cuídate"; yo le digo adiós como a un niño.
Y sí ! Me cuido. Llego a casa. Me miro al espejo. Me afeito a oscuras (río). Tomo un vino. Sólo veo que estoy vivo y me sorprendo. Trataré de tener una vejez lo más sana posible. A no resignarse. Vivir el último cartucho como si fuera el primero. -

Texto agregado el 18-12-2016, y leído por 129 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
19-12-2016 ¡Impactada, simplemente impactada! Las realidades que vivimos son tan parecidas.Nombraste la bicicleta y se me cayó una lágrima por la que tengo arrumbada en el garaje. Me ví a mi misma saliendo a recorrer la ciudad y desembocar en la Plaza Moreno, zizagueando entre las estatuas. En mi cabeza escuchaba las Cuatro estaciones de Vivaldi. Gracias por compartir. No me siento tan sola leyéndote. Marthalicia
18-12-2016 ¿A dónde huyen los corazones que se quemaban en letras apasionadas, ahora convertidas en poemas de desamor?... Sublime pregunta. Los tomates se usan de base para reflexionar nuestra realidad en relación a comportamientos. Excelente relato y manejado de muy buena forma. Saludos desde Iquique Chile. vejete_rockero-48
18-12-2016 Estremece lo que dices por real. Realidad que tocamos y sentimos sin compasión. Hay mucho sentimiento en tus letras reflexivas. Y sí, amado Daniel, es tanta la locura que tienes razón en sentirte cómo te sientes. Fascinante forma de describir tienes. Siempre he admirado esa parte tan tuya que te distingue. Un besote, re amado amigo, te quiero mucho. SOFIAMA
18-12-2016 Hmmm...no tan sólo de los tomates evidentemente. Un abrazo. MujerDiosa
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]