TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / deojota51 / DIABETES.

[C:573557]

DIABETES.
(Narrativa breve)
Por: DANIEL O. JOBBEL .


El amanecer no esta lejos, el cielo permanece oscuro y rojizo al final. Te encuentras en una fiesta descomunal, con una orgía de comida, bebidas, sexo y el hígado de piedra en la boca. Pides la toalla como noqueado.
Parece que cuando todo cae los cobardes huyen. Es sólo intuitivo. Pero en verdad, no cambias de hábito. Aunque se te pare a medias, sigues sorprendido, por lo que se ofrece y recuerdas lo consumido hasta el momento en que te venció el pecaminoso sueño. Al quedarte solo te quitas los zapatos, busca los cigarrillos, enciende la tele y vuelves a tumbarte sobre la cama.
Sin darte cuenta, quedarás dormido. Soñaras que vives en una ciudad de titanes. En un solo sueño sólo hay un deambular permanente por calles enormes y oscuras. Y también hay una actitud de fe, vigilia.
Al cabo de un rato, justo cuando la serie de ha acabado, te despiertas, el tiempo ha pasado de prisa. En el balcón terraza, semioculta en el mismo sillón de la noche anterior, está la dominicana delante de un vaso de alcohol o de jugo de frutas. Quizás en otra dimensión. Una hembra fatal, desnuda, recorre tus muslos sin improvisación; con enormes tetas que calculan tus más eróticas posiciones.
Así son esos seres degradados que se cruzan en el camino, fuman, se embriagan, mastican chicles, huelen a perfumes rancios, comen snacks salados, tienen mal aliento, sexo y vuelven a empezar en otro cuerpo.
Esta crudeza narrativa, poco comparable a la de Henry Miller, se parece a esa vida misma. La tuya. Es sexo y licor en exceso, comidas chatarras en el que bebes cerveza a jarradas y amaneces con una prostituta bajo las sábanas sin saber¿ porqué? .
Tiempo de descuento. Reconoces que has comido y bebido suficiente para la edad que tienes. Y el viagra ni hace milagros con una borrachera.
Ya que disfrutaste de esa gatuna de balcón; te diste tus gustos y placeres, y que seguir comiendo y bebiendo sin control no te conviene. Y seco de billetes y seco como el Sáhara.
¿Qué queda de un hombre y de todo su orgullo sino sus huesos? remata Kerouac como una trompada. Miras el presente abstracto y es preocupante. Viene a la mente la explicación de un termino,"pre-ocupante", antes de ocuparte de. Punto aparte.
A ver como explico. En tanto, el futuro te señala dos caminos a seguir. Uno, de infumable abandono; otro, de cuidados restrictivos. El camino primero, invita a la calidad de vida a boca de jarro; sin incógnitas ni distinciones; sólo a ras del suelo.
El segundo, una buena Salud puede sacarte de la pelea. Salud, de alto vuelo. Tú, sólo tú decides. No hay vueltas. Inclinarse por el primero es aferrarse al sufrimiento; a acabar tu existencia como habitante de una guerra o catástrofe. Ser estofado para las gatunas.
Sin embargo, la segunda implica la dignidad de ser. Un ente que noblece hasta el final de tus días.
Aceptar con alegrías una de las grandes realidades de la vida misma: la enfermedad. Delante de un vaso de alcohol o de jugo de frutas. Y disponer a sobrellevarla con fe, decoro y valentía. La diabetes no es joda. Es una empecinada enfermedad que la padece una tercera parte de la población mundial. Su irrupción en la vida no indica el final de tus días. Sí, un cambio de hábitos.
Despiertas. Aliento a perro. Nada durante un rato y luego intentas leer aprovechando la escasa luz del amanecer. Lees a los poetas surrealistas, pops y no entiendes nada. Kerouac un hombre pacífico y solitario, al borde de la muerte. Un Bukowski alcohólico. Imágenes, heridas. Eso es lo único que se ve. Antes de irse la prostituta dice que te cuides. La miras desde la puerta y le dices que sólo vas a tomar un trago. Cuidate, dice adiós, y cierra suavemente.-

Texto agregado el 12-11-2016, y leído por 130 visitantes. (11 votos)


Lectores Opinan
03-12-2016 Excelente escrito, Daniel querido, no sólo por las descripciones que engalanan la narrativa, sino por toda la emoción y el realismo impreso en cada palabra. Da la sensación de haber vivido cada instante narrado. Grandioso, amado amigo; tanto tú como tu pluma. Te requiero, full abrazo y gracias por tus bellas palabras. SOFIAMA
27-11-2016 Qué bueno que está! Realmente bueno. Tocando el tema de una enfermedad a la que no se le da demasiada importancia aunque la tenga. Me gustó mucho la forma en que narras. MujerDiosa
24-11-2016 Me gustó...porque cuando se escribe un texto así,significa que aun se piensa y los posibles cambios que se pueden hacer. No critico nada aunque pienso que hay una balanza que nos puede guiar. No todo es tan bueno ni tan malo,ponerse al medio sería lo lógico****** Abrazo Victoria 6236013
14-11-2016 Me encantó la manera en vas desarrollando la idea e historia, las agotadas imágenes de una vida de excesos, de ese natiral gusto de saciar los sentidos. Excelente narración para comenzar a dejar el huveo d elado y aceptar que un día que pasa es un día más cerca de la muerte, bien. Saludos desde Iquique Chile. vejete_rockero-48
13-11-2016 Hay enfermedades que por putas que sean le calzan bien a los escritores malditos. Un abrazo. Marthalicia
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]