TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / elchadel / VESTIDO Y ALBOROTADO

[C:57281]

VESTIDO Y ALBOROTADO

¿Le compro o no le compro flores?, ¿unas margaritas estarán bien?, si, las margaritas son bonitas, elegantes, sencillas, es más, son tan sencillas que es raro quien las regala, si, le voy a comprar unas margaritas blancas, no muchas, sólo las suficientes como para que se vean bonitas en su mano, las flores no van a ser para enamorarla, simplemente las quiero para que sonría, y que la noche empiece bien, de por si ella siempre sonríe, y sonríe precioso, nunca voy a olvidar lo grande de su sonrisa cuando la invite a salir, gracias Dios, que espectáculo tan bonito me dejaste ver, creo que desde ese momento no he dejado de soñar con ella, con su sonrisa inolvidable, después de entregarle las flores la tomaré del brazo, y le preguntare lo de siempre, ¿cómo te fue ayer?, después de 5 minutos y antes de que entremos a ese lugar de música cubana le diré “ha, por cierto, no te lo dije hace rato, porque obviamente tu ya lo sabes, pero te ves guapísima esta noche” se va a sonrojar y solo me dirá “gracias”, nos vamos a sentar, en esa mesa que yo ya reservé, yo me voy a sentar al lado de ella, no enfrente, al lado, no puedo creer que vaya a salir con migo, hasta llegué a pensar que yo no le agradaba, haa me alegra haberme equivocado, mientras estemos sentados platicaremos de cualquier cosa, como de mi familia, de la suya, de sus intereses, de los míos, y entonces, le diré, “cosita linda vamos a bailar”, esta noche bailaré con ella, quiero que su sonrisa no se quite toda la noche, la miraré a los ojos mientras baile, y me quedaré hipnotizado, igual que siempre, esos ojos infinitos, misteriosos, son mi muerte, cada vez que me veo reflejado en ellos me siento morir, gracias a Dios existe el tacto de su mano, quien es la que me revive, mano delicada, de piel blanca, color leche, pero leche clavel, como para hacer pasteles con ella y devorármela, y poco a poco me iré acercándome a su boca, no la voy a besar, bueno no en ese instante, tan sólo le voy a hablar a la boca, hasta que mis labios rocen los suyos, y en una vuelta yo respiraré de su pelo, su pelo negro como mi noche, y terminaré completamente rendido, y no sabré de mí hasta el día siguiente, ha por cierto, tengo que llamarla, ya quiero escuchar su voz, igual que el jueves, por lo general no me gusta el acento de las personas de aquí, pero en ella queda muy bonito, tengo que confirmarle el lugar donde nos veremos, le diré que enfrente de ese museo de la paloma gigantesca, el lugar cubano no queda lejos de ahí, se que ahí le convendrá a ella también.
-bueno, ¿Alma?,¿como estas? habla Cesar
-mal, estoy enferma, no puedo salir.
-bueno no te preocupes, será otro día, cuídate, que te mejores.
-gracias
Uff, dicen que cuando una mujer dice no puedo es por que en realidad quiso decir no quiero, ¿acaso le enfermará salir con migo?

Texto agregado el 14-09-2004, y leído por 168 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
02-03-2005 auto-biografico. jajajajajajaja vientos!!!!! chachacharlie
10-11-2004 Muy buena historia, Esto suele pasar carnal... Stojkovic
16-09-2004 Que bella ilusión de Cesar para salir con ella :) Que triste que ella esta mlaita y no saldrá con él esta noche... DragonCelestial
15-09-2004 Oh... Es horrible cuando algo asì pasa... Jajaja! Perfecto final. Muy bueno! Paulina
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]