TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sagitarion / FELICES SUEÑOS

[C:571347]



FELICES SUEÑOS






Sentía como arenilla bajo los párpados, los ojos le lagrimeaban y le dolía la cabeza de tanto contar animalitos quienes brincaban uno tras otro con pasmosa parsimonia por sobre la cerca mentalmente construida, tablita tras tablita perfectamente alineadas para que al saltar las regordetas ovejitas fueran más visibles para el conteo.

¡Fue inútil!, estaba en medio del insomnio, ese pasadizo entre cientos de puertas que se abren y no se abren al paso del insomne. Estaba prisionera entre ese querer dormir y mantenerse despierta asomándose desde los resquicios del cansancio para mirar dormir a los de al lado, con su vigilia desvelada a cuestas. ¡Maldito insomnio!, laberinto de mil puertas abiertas de donde se puede escapar con tan solo cerrar los ojos y dormir.

Tomó su cel y se entretuvo en la inicua tarea de “ver” cómo pasaba el tiempo en la pantalla del artefacto cuando mostraba el conteo entre segundo y segundo. Tediosa actividad emanada de la inactividad producida por el insomnio.

Se levantó y caminó alrededor de la habitación, de detuvo para mirar a su marido dormir plácidamente entre ronquido y ronquido y hasta advirtió el deslizamiento fugaz de la baba por una de las comisuras de los labios del sujeto. El mirarlo fue motivo para ahuyentar la incipiente somnolencia que con tanto esfuerzo había logrado.

¡Pobre tipo!, viejo, regordete, calvo, barba descuidada y uñas pintarrajeadas con residuos de pintura producto de ese delirio senil de pintar y pintar todo, hasta el retrete. ¡Adiós a la felicidad del sueño!, mirar a su marido fue como vivir despierta la peor pesadilla de su vida.

Ya casi de madrugada, despierta ante el espejo mirándose en ese delirio y la alucinación producto del aburrimiento por la vigilia obligada, haciendo muecas para constatar si todavía estaba despierta o deambulaba en medio de un mal sueño, como el conductor de un carro alegórico de carnaval, quien estando encerrado en la cabina, solo alcanza a ver el camino por un resquicio y sin embargo escucha la estridencia del jolgorio que se vive fuera.

Sí, porque el insomnio es naufragar y nadar y nadar sin arribar a ninguna playa. Es como la araña que teje y teje su telaraña para finalmente atraparse a sí misma para dormir el sueño eterno de la muerte. Es el insomnio las mil y una noches demenciales de Sheherezada, el hilo de Ariadna que no termina de desenredarse y el martirio nocturno de Prometeo.

Padecer insomnio es como hablar con el eco de mil voces extrañas quienes repiten lo que dijeron otras tantas sin ser ninguna la nuestra. Es estar entre sábanas como olas de lija que raspan y raspan nuestro pensamiento.
Finalmente, aquella mujer desesperada por no poder dormir, accionó su cel y llamó a su psicólogo de cabecera:

—¡Amadísimo amigo!, no puedo dormir, ¿qué hago?

—Prepárate un té, tómalo con el somnífero que te receté y has un poco de ejercicio para fatigar tu cuerpo.

Una hora después la mujer volvió a llamar a su psicólogo:

—Amigo del alma, ya hice todo lo que dijiste y sigo sin poder dormir.

—Mmmm despierta al zángano de tu marido y has sexo placentero con él, al final dormirás como bendita.

El amanecer sorprendió a la mujer insomne y a su marido enfrascados en una agría discusión. Ella le recriminaba violentamente su incapacidad para satisfacerla con sexo placentero desde recién casados.

Él, reclamaba por despertarlo de madrugada solo para tener aquella relación sexual insípida de siempre, “atornillado” en la inmovilidad uno sobre la otra, en la clásica posición de lagartijita que ya lo tenía hasta la madre de fastidio.




Texto agregado el 29-08-2016, y leído por 364 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
30-08-2016 Gracias por contarnos tu propia autobiografía -y la de tu familia- pero no queríamos saber tanto de tu vida íntima. De todos modos quizás no te convenga la posición de lagartija, tan pasada de moda. Prueba con otras más efectivas y verás el resultado. Y sobre todo -esto es lo importante- hay que ponerle buena onda. Clorinda
30-08-2016 Buen texto en general..excelente a ratos *** Nazareo_Mellado
29-08-2016 Muy buen texto. Me quedo con la clásica posición de lagartija. Que no sé cual es. Si pudieras aclarar ???. Pero hombre!!!. Habrá mejor despertar - mejor despertador de pollo que el de po.. - que el que te despierten para "trabajar". Menudo vago...Buen trabajo ***** grilo
29-08-2016 La primera parte genial e ilustrativa, más allá de las letras. El final Jesús... Parece de otro texto. Cinco aullidos aprendiendo yar
29-08-2016 Más bien diría no tan felices sueños. Me queda la incógnita de las líneas en cursiva. El texto, como siempre, muy bueno, igual creo (humildemente) que podría terminar en el penúltimo párrafo. Saludos! TuNorte
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]