TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / senoraosa / Historias Animaladas. Capítulo X

[C:570928]

Era una tarde de verano de calor sofocante. Tanto calor hacía que los animales nos fuimos hasta el río para darnos un buen chapuzon. De pronto apareció un animal totalmente desconocido para todos nosotros. Era una mezcla rara. Pensamos que debía ser una oveja pero era otra cosa. Según nos enteramos más tarde; era un perro, bueno tampoco, una perra, Pero ninguno lo hubiéramos adivinado.

_ Hola chicos ¿Qué tal estáis? Ya veo que muy bien, está es una piscina super, super guay ¿verdad?, nos dijo la perrita.
_ ¿Piscina? pero que dice usted... Esto es un río, contestó el señor oso.
_ ¡Ah ya, un río! ¿y vosotros ¿quiénes sois? Hay que tonta, no me he presentado. Soy una caniche.
_ ¿Caniche?, ¿que clase de animal es ese?- preguntó el conejo.
_ Pues hijo... es una raza de perros. Además, sabed que tengo pedigrí y que no soy un caniche cualquiera.
_ Esto ya me supera,- dijo el señor ratón. ¿ Nos puede usted decir que es eso de pedigrí.
_ Quiere decir que vengo de una familia que durante generaciones y generaciones no se ha mezclado con otras razas de perros.
_ Ya, vale... ¿ Y eso de que sirve? ¿ Es usted mejor pastora o cazadora que otros perros?
_ ¿Cazadora? ¿pastora?; pues claro que no, soy una perra de compañía. Y vosotros ¿ Con quién vivís? ¿Donde están vuestros amos? ¿ Y vuestras casas?

_ No tenemos amos. Somos animales salvajes. Vivimos con nuestras familias y nuestras casa están diseminadas en el bosque; en los huecos de las ramas, bajo la tierra, en las hendiduras de las rocas... Esas son nuestras casas, le dijo el señor oso.
_ ¿En la tierra? Ah hijo, nunca oí nada igual. No entiendo nada... ¿ Quién os da de comer? ¿dónde está vuestra comida? No he visto ningún supermercado.
¿ Qué no ha visto el que..? El señor zorro ya se estaba enfadando. ¿ De dónde viene usted? ¿ No será por casualidad de marte? Es que no sabe que los animales se buscan la vida, que en el bosque hay de todo y que nos abastece. A sí ha sido siempre. Nunca hemos oído hablar de ningún super...
_ Así que no hay ni super, ni amos... No me diréis ahora que aquí no hay peluquerías ni clínicas que os curen cuando os ponéis malos.
_ Tampoco tenemos de eso. Pero de donde viene usted?De la tierra o de algún extraño planeta?

_ Vivo con mis amos en una bonita casa de la ciudad. Ellos me miman, me dan de comer, me llevan de paso por el parque... en fin lo que hacen los perros.
_ Y no tiene nada más que hacer? - preguntó el topo asomándose por su agujero.
_ Claro que sí. Les saludo muy animadamente cuando llegan a casa. Les hago carantoñas y les lleno de lametones, incluso le llevo las zapatillas a mi amo.
_ LLevamos vidas muy diferentes, dijo la señora gata. Pero ¿que hace aquí sola?
_ Ya ve, me he despistado. Mis amos por un instante me quitaron la correa y por un momento he sentido el impulso de salir corriendo. Fue una sensación nueva que me hizo correr y correr hasta llegar aquí. pero ahora estoy perdida y ellos estarán desesperados buscándome.
_ Creo que será mejor salir a buscarlos. No se preocupe, le dijo la señora osa, les encontraremos.

Así fue como unas palomas y urracas salieron a buscarles. Pronto dieron con los amos de está extraña perra. Les vieron muy desesperados.
_ ¡ Princesa, princesa! ¡ Ven con mamita! ¿Dónde está mi princesita? Clamaban ambos.
Cuando los vieron emitieron un mensaje con la posición en que se encontraban,
El señor oso dijo a la perrita que le acompañara, que le llevaría junto a sus amos.
_ ¡Que oso tan amable! Gracias a todos por haberme acompañado, han sido muy buenos conmigo; me gustaría quedarme un poco más pero a mis amos les podría dar un patatús. Gracias por todo.
El señor oso la dejo cerca de sus amos y vio como se La perra saltaba de uno a otro, les lamía, se les veía muy contentos. Los amos lloraban de alegría.
- ¡Que cosa tan extraña!se dijo el señor oso. Es lo más raro que he visto nunca.

Después volvió al río y comentamos lo extraño que resultaba el mundo de los hombres, sintiendo que un gran abismo nos separaba. Sentimos que el hombre se había separado demasiado de la naturaleza y que a la vez había echo que muchos animales abandonasen también sus raíces.

Y sin más nos pusimos a jugar, a poner caras raras y a imitar el rostro de los demás. Esa era una gran diversión y nada mejor que unas risas para terminar un caluroso día.


Texto agregado el 10-08-2016, y leído por 118 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
24-08-2016 Lo que se lee entre tus hermosos renglones tiene una validez apabullante. No sólo los animales, también los humanos nos hemos alejado de la madre naturaleza, nos hemos encerrado en cuadrados de cemento recreando hasta nuestro propio clima. Y hemos perdido el ritmo pausado y saludable de la tierra; ahora corremos y corremos para no llegar a ningún lado. Tus animales nos dejan una lección sabia: a pesar de vivir en mundos diferentes no discriminan a la perrita. Muy sabio. -ZEPOL
11-08-2016 Hola, amiga: hace mucho que no sabía de ti y ha sido un placer volver a leerte. Un hermoso y sabio cuento, éste de los animales del bosque y la perrita de pedigrí. Me ha gustado mucho. 5* para ti. maparo55
11-08-2016 buena narración con un sabio mensaje seroma2
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]