TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / deojota51 / BESO FUGITIVO.

[C:569544]

BESO FUGITIVO.

Sabes,
nadie pudo
recordarlas después: el viento
las olvidó,
las claves se perdieron,
el idioma del agua fue disecado,
o se inundaron las alcantarillas,
de silencio o de sangre.
Las frases de
amor murieron desiertas.
La ciudad propia tiene sus códigos ,
llena de banalidad y embriaguez,
llena de bohemia,
de héroes,
pordioseros,
oráculos,
locos de remate,
cobardes ,
misántropos ,
asesinos ,
fenómenos ,
y ladrones, etcétera , etcétera ,
en el trabajo y en
el ocio;
y esas enigmáticas criaturas,
caricaturas misteriosas ,
calladas frente al espejo del bar,
etiquetadas de sexo,
de grandes piernas,
sí, bellas piernas,
estallando desde sus
vestidos,
tacos aguja
(brillantes puñales amanecidos),
pendientes,
diminutos como sus bragas,
boca color de fresa,
labio ancho frutal,
sentadas ahí;
sí ahí;
esperando su entrega.
Unos fuman,
otros beben, otros se drogan,
muchos se enamoran;
cada uno se mata a su manera;
Miro las ventanas,
las jardineras escarchadas
con azúcar,
paso las cantinas
y los burdeles…
y puedo ver que ya no es
con ellas las culpas del sabor
a cigarrillos y hedor alcohol;
las culpas a un te quiero gastado,
sin policías, ni amantes;
se ve, se nota,
ciudad vacía,
excéntrica, laboriosa,
de ciego crepúsculo,
inoxidable sin pena...
Entonces yo a que vengo,
a qué he venido,
en plena calle me pregunto,
¿qué fue de la ciudad?,
si las frases de amor se esfumaron,
¿ya, la ciudad aquella las enterró?,
¿metieron las frases
en un recinto subterráneo?;
el amor estuvo allí, se nota;
no se trata de tal o cuál,
nombre, apellido,
fulano o mengano.
ni de aquella mujer,
ni aquel árbol,
ni aquella casa,
ahora vive otra,
me pregunto si se encuentra allí,
bajo los escombros
de un te quiero;
paso delante de los testaferros
del olvido,
huelo las fragancias,
paso delante de farmacias,
hospitales,
teatros y cafés,
y otra vez pregunto si se
encuentra ahí;
aquella que yo amé entre los tilos
en un estío pesado,
ella se fue,
sin decir nada,
se fue sin que se fuese,
sin cambiarse de domicilio,
ni calle,
ni frontera,
se fue a sí misma,
se cayó en el tiempo,
y no cayó en mis brazos,
mientras yo en otra esquina del mundo
describo la suave línea del beso fugitivo.-®


Daniel O. Jobbel

Texto agregado el 15-06-2016, y leído por 289 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
13-11-2016 Hasa la médula como dicen por allí. Directo como siempre. Agridulce pero eficaz. El tiempo transforma todo amor en casi nada, hasta un beso insigne.***** criterion
16-07-2016 Con semejante descripción cómo no aceptar tan ameno beso fugitivo. :) Julia_Flora
27-06-2016 Sí que son profundas estas letras. Comparto el criterio tan profundo de Vejete_R_48. Besitos, Daniel amigo. SOFIAMA
19-06-2016 Letras grasientas, tan lugubres como la ciudad que describes. Bien un trabajo que llega a la médula de los huesos de quienes vivimos en las grandes urbes de concreto y pecado. Saludos desde Iquique Chile. vejete_rockero-48
15-06-2016 Qué delicia de poema, muy bello!! Un abrazo dulce. gsap
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]