TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / halley / Yo tenia tu felicidad planeada

[C:56224]

¿Por qué sigo amándola? ¿Cómo puedo estar metido en esto y hasta el fondo? Cuatro años esperando a que volviera, a que llegara como ella, pero ahora un poco diferente, dejando atrás su etapa de niña ¡cuatro malditos años esperando a que estuviera aquí como una mujer!
Calculé los años, cuatro largos y dolorosos años. Volvió exactamente como yo la imagine: una mujer. ¡Ay Dios! Cuando la vi creí morir de amor, ella se presentaba ante mí y yo mordía mis labios para no gritarle que era mía, que la había estado esperando, que nuestro futuro ya estaba planeado, que de ahí para adelante yo la amaría, yo la protegería, que viviría para mi como yo he vivido para ella. Nada de esto ella sabia, pero no importaba ya habría tiempo de contárselo.Pero ella, pobre ingenua, tenia otros planes, otros proyectos, otra persona en su vida. Era injusto: ¿por qué otro debía tocar su piel? ¿Por que otro debía tenerla?. Me tranquilice, ya lo superaría, después de todo yo no seria el primero, pero seria el ultimo y eso era lo que importaba. Esperaría un tiempo mas, ¿qué mas daba? ¿Cuánto tiempo duraría? Seis meses, tal vez ocho, podría ser un año, no importaba, ya había esperado mucho y un poco mas no me iba a matar, lo que más tenia era paciencia.
Pero no termino tan fácil como yo pensaba, sentí que me aniquilaban por dentro, el dolor mental llego a ser físico, trate de no escuchar pero el sentimiento masoquista me hizo asomar por la ventana de aquella pieza de la cual no habia salido en los dos meses anteriores, desde que recibí el maldito parte. Saque mi cabeza desde aquel segundo piso, el sol encandiló mis ojos, el sonido de los tarros golpeando contra el pavimento termino por destrozar mi alma. Ella, espléndida, cándida, creía que eso era felicidad, pobre de mi niña inocente, desbordaba alegría y con su preciosa boca me dedico una sonrisa y en un acto de extrema cobardía, correspondí el saludo con una falsa y patética mueca, cuando por dentro quería matarlo a el, llevármela lejos y contarle, que supiera todo lo que había esperado, que ella era mía, que su felicidad estaba a mi lado.
Días después se presento mi oportunidad ¡pero ella no lo entendió! Penso que yo era el equivocado, insistí, pero ella dijo ser feliz ¡sin mí! Que soberana estupidez.Juro que el cuchillo me dolió mas a mí, la sangre derramada era también mi sangre. Y ahora yo soy la víctima del dolor porque no pude decirle adiós, tranquilizarla, que donde fue estaría mejor y que apenas salga de aquí me reuniré con ella donde siempre debimos estar: en el cielo.

Texto agregado el 08-09-2004, y leído por 262 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
04-09-2006 Hola BUEN cuento, doloroso final, pero proyectado en el cielo cambiará. mis saludos y *****. andrex
27-11-2005 Vaya! lo dolorosos ke pueden ser los celos y la posesividad... veamos que similaridad encuentras en mis letras te recomiendo "la conesión" y "el dia que soñe que te mataba"... me avisas que opinas.. zeedcnk
12-04-2005 si.puede ser que me guste algo. colmillo_blanco
02-04-2005 muy bueno halley, espero y publiques mas seguido. rumpelstinsky
04-11-2004 Es bueno, despecho que se convertirá en amor, allá en el Cielo. pabliniking
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]