TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / umbrio / Quique

[C:561253]

Me haces falta.
Sufro otras ausencias y tú no estás aquí para consolarme como lo hiciste muchas veces cuando estaba afligido. Admito que no he hecho mucho por saber de ti en muchos años y ya no estoy seguro de tener el pulso exacto para convocarte o tal vez nunca lo tuve porque no hacía falta, adivinabas, llegabas en el momento justo en que más lo ocupaba.
Sólo una vez tuve necesidad de llamarte. -¿Recuerdas?-. Fue la noche en que papá se fue de la casa:
Esa noche desperté sin sosiego de un sueño perturbador para enfretarme a una escena que se sucedía con mucha frecuencia y cada vez me atemorizaba más. Mis padres discutían. No recuerdo qué se reprochaban, sólo sé que gritaban al mismo tiempo. No quería escuchar y me cubrí los oídos, cerré los ojos y te empecé a llamar:
-Quique... Quique despierta. Están peleando otra vez. Tengo miedo, abrázame.
Entonces ocurrió, llegaste y apartaste mis manos de mis oídos para que escuchara la historia del genio árabe que tanto nos gustaba, empecé a repetirla contigo porque la sabía de memoria. Así pasaron los minutos hasta que la puerta del cuarto se abrió y volví a cerrar los ojos, sin apretarlos para simular que dormía, para ocultar que había escuchado la discusión. Mi padre se acercó y me besó. Fue el último que recibí de él y no correspondí por fingir. Cómo iba a saber que no lo volvería a ver.
Desde ese día estuviste más cerca de mí. Supliendo en parte la figura paterna. Así, pasaron muchos años, apoyándome en cada momento difícil, en cada pérdida. Ahora tengo tan pocas cosas que perder.
No puedo precisar cuándo fue la última vez que te vi. Supongo que te apartaste poco a poco.Cuando tu ausencia fue definitiva me planteé teorías para explicar tu alejamiento: tal vez te sentiste desplazado por mi primer novia, quizá porque empecé a escribir y a fantasear historias y sus personajes o probablemente tu adiós era la prueba palmaria de que maduraba.
Cualquiera que haya sido mi falta, confio en que puedas perdonarme y aceptar que volvamos a ser amigos. ¿Sabes? El otro día me pareció que me visitabas, pero deseché pronto la idea, recordé que desconoces mi nuevo domicilio. ¡Sí, otra vez me mudé!, está vez fue en la misma ciudad.
Espero que puedas escucharme, quiero contarte algo, es una sorpresa: Preparo un viaje al Magreb. Voy a la aventura, a buscar en el desierto entre lámparas, botellas y dunas a esos geniesillos caprichosos que tanto nos maravillaban.
Lo hago por ti.
Sabrás que hace más de tres meses que no escribo, que no hay más mujer en mi vida, y que ya no tengo la certeza de ser maduro. De manera que cuando encuentre a un genio le pediré que me regrese la imaginación para poder verte.

***
Sucederá que su viaje durará mucho tiempo, que durante su estancia en el desierto lo llamarán Al-Frhêd'Hob, "el obstinado". Que los bereberes que contratará como guías huirán despavoridos en el primer encuentro con un genio huidizo que se hará pasar por perverso, como estrategia, para no conceder más deseos.
Cuando Al-Fhrêd'Hob esté sólo y acaso desconfiado de su empresa entrará en una caverna para refugiarse en la sombra vital sin esperar encontrar adentro al genio huidizo. El calor lo habrá doblegado y sucumbirá extenuado al cruzar el umbral de la oquedad. Entre sus dedos y la arena se abrirá paso un escarabajo cólerico por la perdida del agua condensada en los élitros de su dorso ante el brutal impacto que le propinará el intruso al colapsarse; sin su preciada carga el coleóptero avanzará por las huellas minuciosas de una serpiente aletargada por el vaho del sol dominante.
La abrupta irrupción de Al-Fhrêd'Hob concitará el derrumbamiento de costras magmáticas del techo de la formación. Junto con el material volcánico caerá Azraq , el genio de las mil y una tribulaciones quien mostrará descontento con un mohín de hartazgo por la persistencia de su perseguidor.
Su aparición será escueta, no estará aderezada de azogue de mercurio ni habrá fanfarria de bismuto, el único elemento será sílice en forma de arena que el genio esmirriado se desprenderá a manotazos del torso magro y de la melena saturada. Ocurrirá entonces que el genio, en un intento de fuga, alzará con ambas manos la túnica mostando sus piernas flacas y arqueadas para brincar por encima del cuerpo desfallecido de Al-Fhrêd'Hob quien despertará con la mente enredada en un enjambre de reflexiones existenciales y reminiscencias infantiles, aún así logrará asir uno de los tobillos del genio para que no se le escape por tercera vez.
Arrepentido de su osada acción se mostrará ante él en actitud sumisa, de modo que Azraq recobrará su talante apacible y solemne, y con voz de asmático, incluido el eco, declarará a Al-Fhred'Hob digno de cumplirle un deseo. Él moverá los labios austeros y deshidratados sin articular algún sonido, contraerá los párpados y acariciará la barba rala mientras buscará en su memoria senil los motivos por los que perseguirá porfiado a Azrqaq.
Será en ese momento cuando el genio lo declarará listo para el retorno y con la mente ya despejada Al-Fhréd'Hob responderá: "Sí Quique, vamos a casa".

Texto agregado el 15-10-2015, y leído por 192 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
23-11-2015 No. El genio sos vos. Me emocionaste y deleitaste con tu cuento. Por fin volviste a publicar. Gracias biyu
15-10-2015 Estupendo cuento en dos partes. La primera sencilla e inocente, la segunda no. Nombres otomanos y genios de los humedales, me gusta nuestro "Quique". Un placer leerte otra vez amigo, un abrazo. Carloscaro
15-10-2015 Es bueno eso de someter a esos genios rejegos para que no se olviden de sus deberes, sólo hay que cuidar de no violentar a los escarabajos, que según tengo entendido, hilan las hebras de las auras con sus artejos maltrechos. Gatocteles
15-10-2015 Todos llevamos un Quique en la memoria. Me gustó tu relato. Un abrazo, sheisan
15-10-2015 Muy buen relato. DELL
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]