TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Koke_Vejete_2001_2016 / No importa (Escrito entre 2005-2006)

[C:560997]

... No importa lo que él piense...

El agua de la ducha es un nuevo bautizo; buscar disuadir el dolor que calcina lentamente mi alma. Dejando atrás en forma definitiva lo vivido, aún cuando sentí estar en el camino definitivo, correcto; La ruta que mi corazón secretamente dictaba. Quedarme una eternidad abrazado a la ternura de las caricias, del color de tu sonrisa, besando con las yemas de mis dedos cada uno de los sueños que proyectaba tu espíritu sobre mi cariño.
Sueños que no volverán, tiempos de amor alejándose; meciéndose espaciosamente en espiral por la suave brisa del olvido, cediéndose al abrazo de la lluvia que cae pesadamente de mis pupilas. Pesadilla sin fin posándose en la fe de una esperanza tornada en enfangadas quimeras.

... No importa lo que él quiera...

Una de mis manos frota el espejo cubierto de espeso vapor, gruesas gotas se precipitan por el húmedo vidrio buscando el inevitable encuentro con mi reflejo.
Tras mis ojos yace indolente lo que soy, vinculado al filo de un puñal tallado por palabras de amor posándose suavemente en otros labios. Sílabas que una vez buscaron refugio internándose en mi pecho; ahora vuelan lejos, indagando besos de un nombre que no es el mío.

... Te esperare, esperare el tiempo que sea necesario...

La noche se cierne sobre la búsqueda de la tenue luz que no logro encontrar. Perdido en los oscuros laberintos de dolor y desolación. Vadeando las fronteras de oscuras sendas; palabras escritas con ciego resentimiento. Diseñando un círculo de sentires; morada de maléficos augurios de tristezas donde ahogar cada grito que libremente tiraniza mi agonía.

... Para recuperar tu confianza en mí...

Enciendo un cigarrillo al calor del sonido del lienzo que busca cerrar el capítulo de tu existencia en mi destino. Dejo atrás el sendero que nos mantenía unidos, soltando tu tibia mano te digo adiós. Las palabras de consuelo no fueron lo adecuadamente fuertes para ahuyentar y vencer la tempestad del velo que cobijó mi felicidad.

¡... Pues te amo demasiado y no deseo volver a perderte...!

Caminando por el vórtice de dos futuros que ya no deseo. La desesperanza se cierne sobre mis pasos, pinceles pintando indoloramente lo que soy. Uno de ellos lejano, como el tiempo que termino de envejecer y empolvar cada sentimiento de amor. Y otro que nunca fue mío, todo el cariño concernió siempre otros oídos.
Encuentro paz en el desierto de mis letras, una tranquilidad que enjuaga mis heridas. Con los colores que provienen mi espíritu. Vuelvo a sonreír al ver un nuevo horizonte, lejos; muy lejos de toda tristeza.

Texto agregado el 09-10-2015, y leído por 86 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]