TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Koke_Vejete_2001_2016 / El viejo (Escrito 13/03/2009)

[C:560786]

Lo primero que observo al mirar bien su figura es la manera como camina. Deambula pesadamente talando la brisa a través de una oscilación que pareciera durar una eternidad.
De su hombro cae un pesado costal curtido por la suciedad y la fatiga, bolsa donde guarda sus sueños perdidos; en conjunto con un sin fin de enceres que ha recogido de las sucias y desérticas calles. Es el peso del saco que encorva en extremo su cuerpo, dificultando el caminar. Y unas sebosas manos aferran de tal manera la aspillera que ambas entidades se mueven agotadamente al unísono.
Alma ultrajada y olvidada, tantos años errando por la vida sin rumbo, veterano de una constante guerra contra el hambre, el frío y la desolación.
Protege su esquelético cuerpo del frío usando unos grasientos y negros trapos; con el hedor que lo precede limpia su frente empapada con helado sudor. Vagabundeando por las vías de la ciudad arrastrando unos impares zapatos amarrados por un sin fin de tiras de cordel descolorido.
Se detiene sólo a un par de metros por donde transitamos, comenzando a toser, reservadamente al principio. Más a medida que pasan los segundos pareciera que en cualquier minuto saldrán expulsados sus pulmones a través de su garganta.
Oculta sus facciones entre una cascada de largas canas que revueltamente se precipitan desde su piojosa cabeza. Una desordenada y aceitosa barba rocía su oscuro rostro regado por cientos de grietas que deforman aun mas su mirar.
Puedo sentir como se queja, como cada gemido de auxilio se va sofocando al no encontrar respuestas, al notar que a nadie le importa.
A su lado camina un fiel y sarnoso perro; compañero, confidente y protector. Me regala una triste mirada cuando pasamos a su lado. Veo a la gente evitarlo, e imagino que tan sólo es una proyección de nosotros, un latenete personaje que vive nuestras vidas pero que negamos su existencia.
A un metro de su figura nuestras miradas se encuentran, y es el vacío dentro de él lo que destroza mi espíritu, es encontrar absolutamente nada en su interior; es no encontrar la chispa de su alma y saber que su luz ya se apagó hace muchos años. Abandonado por la piedad de dios y por las manos de los hombres.
Me siento un verdadero hijo de puta por no hacer nada, por no saber que hacer.

Texto agregado el 03-10-2015, y leído por 87 visitantes. (2 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]