TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Koke_Vejete_2001_2016 / Conversaciones con Lenka (Escrito 2006)

[C:560361]

La calle está iluminada sólo por los escasos postes de luz, que formados militarmente se sitúan al costado de ambas veredas. Sentado en el capót del automóvil podía sentir el calor del motor apagado bajo mis piernas. Apoyado en el parabrisas miraba el ir y venir de las nubes que me mantenían lejos de mis amadas estrellas.
Detrás de mí, cruzando la calle imponente y cubriendo toda la cuadra, está situada la escuela Santa Maria, colegio cubierto de historias llenas de tristezas; fantasmas golpeados por un remoto pasado repleto de injusticias.
Encendí un cigarrillo sin dejar de mirar el cielo, tomando un largo trago de mi fría lata de cerveza cerré los ojos para aprovechar mejor la brisa que a esa hora de la madrugada danzaba entre los vehículos estacionados.
Salió de la casa en donde mis amigos bailaban con sus parejas, la fiesta de Manolo era un éxito. Cerrando la puerta del domicilio se subió al capót del automóvil sentándose a mi lado. Traía un vaso entre sus dedos y por un instante respetó mis pensamientos.
_ Quería darte las gracias_ Dijo mientras bebía de su oscuro brebaje.
_ ¿De qué?_ Respondí sin abrir mis ojos.
_ Por preocuparte por mí, por hacerme sentir especial, por estar siempre que te he necesitado, por formar parte de mi vida y por ser mi mejor amigo.
_ Sabes bien que te aprecio mucho Lenka, no tienes que agradecerme nada.
_ ¿Cómo está Roxana?
_ Bien, las cosas marchan como deben marchar.
_ No puedes mentirme Jorge, te conozco demasiado, de hecho ni siquiera sabes hacerlo y siempre que tratas terminas sintiéndote mal.
_ Lo sé_ Dije cuando comenzábamos a reírnos.
Lenka desapareció dentro de la casa abandonándome tan sólo por algunos minutos. Regresó con unas latas de cervezas y una cajetilla de cigarrillos.
_ O.k, escucho.
_ Sabes bien que nunca hablo de mi vida con nadie, ¿Qué te hace pensar que tengo que comenzar contigo?
_Por la amistad que nos une pues huevón, ¿No es suficiente? Siempre has estado cuando te he necesitado, dame la oportunidad al menos de escucharte_ Encendió dos cigarrillos y me pasó una lata de cerveza conjuntamente con uno de ellos.
Subiéndose sobre el capót del automóvil de Negro se sentó a mí lado.
_ Se va a enojar el negroide_ Me comento mientras se acomodaba en el parabrisas y dejábamos escapar una sonora carcajada.
_ ¿Sabes? Me ha hecho muy bien haber vuelto con mi marido, ahora las cosas son mejores. El niño nos ha cambiado la vida, he vuelto a sentirme mamá y ellos hacen sentir el amor de nuevo. Estuvimos separados mucho tiempo, pero las cosas se dieron como debían darse, tal cuál siempre dices tú_ Nos reímos de nuevo.
Salió de la casa furiosa, sin siquiera tomarnos en cuenta, traía los ojos llenos de lágrimas.
_ ¡Este negro concha su madre, quiere más a ésta caga de vehículo de lo que me quiere a mí!_ Vociferaba mientras golpeaba con los pies el nuevo automóvil de mi amigo. Negro apareció tras de ella y tratando de calmarla la abrazó fuertemente, forcejeando entraron nuevamente a la casa. Con Lenka no paramos de reír por un buen rato.
_ La conocí en la red, hace mucho tiempo, no recuerdo cuanto, pero el suficiente para saber que era hora de conocer a la persona detrás del teclado. Fue mágico, el encuentro a eso me refiero. Era quién quería a mí lado, era todo lo que buscaba en una persona. Pasamos cosas hermosas, cosas que sólo ella me hizo sentir, cosas que sólo he vivido a su lado. Compartimos cariño, amor en su más profundo estado existencial, guardo recuerdos hermosos de ello. Lo único que deseaba era envejecer a su lado. Pero el tiempo lenka, la distancia, creí que podría con ellos, creí que les ganaría que sería distinto, pero creo que no fui capaz de mantener esa promesa.
_ La vida es una puta mijo, no te sientas mal.
_ Las cosas han cambiado ahora, los cuestionamientos, de saber si aun la amo, de saber sí mantengo ese cariño dentro de mí, de saber que merezco hacerla sufrir con lo que me está pasando. Hemos pasado mas tiempo separados que juntos. La pregunta ¿Las cosas serán iguales cuando estemos juntos?, Fue la primera que se me vino a la cabeza. Me di cuenta que no nos hemos conocido a profundidad. Es distinto cuando uno está al lado del otro mucho más tiempo, cuando se conocen las debilidades, ella no sabe cuando me enojo, cuando reparto mierda con ventilador, cuando quiero estar solo, cuando necesito mi espacio, cuando no quiero ver a nadie, cuando no quiero que nadie me hable.
Sabes bien que ella no está sola, tiene un niño ¿Y sí el cabro chico no me quiere, y que tal sí yo no lo llego a querer?, ¿Y sí las cosas cambian mucho estando juntos? ; ¿sí nos damos cuenta que todo se lograba cuando estábamos lejos y juntos no podemos hacer que todo funcione? No lo sé, es el temor de saber que todo no puede ser tal cual quiero que sea. El temor de saber que a pesar de entregar todo; las cosas van a dejar de ser como fueron. ¿Y si ella al final se da cuenta que era la soledad lo que la unía conmigo? ¿Sí al final yo no soy quien ella esperaba que fuera?
_ ¿Por qué ahora esos cuestionamientos, estas enamorado de otra persona?_ Lenka es directa, desde que la conozco no anda con huevadas.
_ Sería genial decirte que sí, que me aman, que me extrañan, que me quieren, pero a la mierda, a veces creo que a nadie le importo. Sí me gusta una mujer, o vive a la mierda del mundo, o no me quiere, o no desea estar conmigo, igual es justo, es justo que me sea difícil.
_ A la mierda todas esas pendejadas que crees mijo, eres una buena persona, yo te estimo mucho_ Logra robarme una sonrisa.
_ Gracias por estar ahora conmigo. _Le digo sonriéndole.
_ Yo vi lo enamorado que estabas, pero sé que las cosas son distintas. Creo que estás con ella por no hacerle daño, por entregarle algo que ya forma parte de un lindo pasado. ¡Por la mierda mijo, no eres el salvador de nadie! Tienes derecho a pensar alguna puta vez por ti mismo, ser un poco egoísta, velar por lo que deseas, por lo que amas, no sólo le haces daño a ella con tu comportamiento, también lo haces a ti. No la amas, pero no quieres dejarla para que ella no se sienta mal. Por no decepcionar a la gente que a confiado en ti, la quieres, pero dejaste de amarla. No te sientas culpable por ello, no mandamos los sentimientos, no es como crees tú que podemos controlar todo, que podemos decir hasta cuando vamos a amar a la gente, eres honesto y una linda persona por eso no te mientas mas.
_ Igual terminamos hace mucho. Creo que fue una semana antes de mi cumpleaños, conversamos casi tres horas por el teléfono, aún me siento terrible.
_ ¿Recuerdas el asado en casa de Angélica, cuando mi hijo estaba perdido? La única persona que se preocupó por mí fuiste tú, lo recuerdo bien pues ha sido lo mas hermoso que alguien ha hecho por mí, no mereces hacerte daño, así que no lo hagas.
Tomó mi mano y nos quedamos en silencio acostados en el capót. Encendí otro cigarrillo mientras la luna ya comenzaba a salir por detrás de la cordillera de la costa.
_ Leí tu último cuento mijo, hermoso, es realmente hermoso. ¿Ella Te quiere?
_ Si, pero no de la manera que me gustaría que fuera.
_ Estas mierdas pasan.
_ No te preocupes, siempre me pasan huevadas raras_ Reímos.
_ Ella volverá, es fácil encariñarse contigo.
_ No lo sé, también es fácil apretar cuea de mí_ Volvimos a reír.
_Es hora que comiences a pensar en ti, en lo que sientes, en lo que deseas entregar, mala cuea si es para una u otra persona, tienes que dejar esa puta manía tuya de hacer lo que la gente quiere que hagas, se egoísta, aprende a decir “no”.
_ Me hubiera encantado decir estas cosas a otra persona, estar en otro lado ahora, haber hecho las cosas en forma distinta, tal vez sería todo diferente.
_ ¿Por qué no se lo dijiste?
_ Por ser un huevón reprimido, por no tener la confianza suficiente en nadie, por sentirme mal por que ella me entrego tanto y yo no le pude abrir mi corazón.
_ Con razón apretó cuea_Reímos de nuevo.
_ ¿Ella es el inicio de tus cuestionamientos?
_ No.
_Cuéntame de ella.
_ No hay mucho que contar, amigos, compañía, amistad, confidencias, cariño. Pero hay un miedo terrible de por medio, de que esto éste vetado de un principio, de que hay personas dependiendo de nuestras acciones, de que podamos dañarlos. De ser tan iguales y llegar al punto de alejarnos de la felicidad personal para dejar que otros disfruten de ella.
_A la mierda tu caga de filosofía, cuando uno quiere de verdad se las arregla de una u otra manera para estar bien, no hay nada mas hermoso que amar y sentirse amado.
_Ella ama a otra persona.
_ ¿Lo siente así o te lo dijo para mandarte a la mierda?
_Buena pregunta. Igual fue una buena patá en la raja.
_Parece que fue con almohadón en la raja, para que doliera menos_ Reímos juntos_ Lo que puedo percibir en tu relato son las frases que utilizas, igual hay unas fuertes, no las lees las vives, pero pude percibir que uno de los dos se llena de sentimientos, la otra persona tan sólo vive su existencia.
_ ¿Que chucha? Parece que te estás juntando mucho conmigo, ya se siente la locura poética dentro de ti_ Volvimos a reír de buena gana.
_Mijo, mírame yo pensaba que podía vivir sin Pedro, pero al final de todo, él llena mi mundo, él es la persona que quiero a mi lado, que mi alma y mi cuerpo desean, y sí las cosas no funcionan de nuevo a la mierda, lo intentamos y eso me deja tranquila. Sí ella te quiere sabrá volver a ti, pues yo te conozco, eres honesto y mereces ser feliz junto a quien te quiera y se preocupe por ti, además das unos besitos re ricos.
_ ¿Y como chucha sabes tú eso?_ Le pregunto frunciendo el ceño.
_No lo recuerdas, pero la última vez que te vi borracho fue hace como tres años atrás, y yo te llevé a casa, bueno tenía que aprovechar, pues sé que soy tu mejor amiga y que nunca te las darás de “Carlos Matta” conmigo.
_ ¡Huevona violadora de borrachines! _ No paramos de reír en un buen rato.
La música adentro de la casa cesa y abriendo la puerta apareció Juliano tomado de la mano con su polola. Negro con una cara de pocos amigos venía con Thomasito y Catherine, tras ellos Manolo, Angélica y Sandra aun con los ojos un pocos hinchados.
_ ¿Que hace el par de huevones arriba de mi auto? Bájense al tiro que lo van a abollar. Con una sonrisa bajamos dejando caer en forma accidental las latas de cervezas sobre un costado.
_ ¡Cuidado que me manchan la pintura! _ Gritó negro con un tono desesperado
_ ¿Ves que a este negro se preocupa mas por ésta caga de auto, en vez de preocuparse por mí? _Dijo Sandra antes de volver a llorar.
_ ¿Quieres que te vaya a dejar a casa?_ Me preguntó Lenka
_No gracias, ahora no creo que te sirva de mucho, estoy sanito_ Reímos_Le dije a Juliano que me iría con él, gracias de todas maneras.
_Ven mijo, acompáñame al vehículo que me retiro a mi casita.
Se despidió de todos y comenzamos a caminar hacía su automóvil, lo hacíamos lentamente y en silencio, fumándonos los últimos cigarrillos de la cajetilla. Antes de subirse y encenderlo se acerco y nos abrazamos.
_Gracias por escucharme_ Le digo con mucho cariño.
_Cuídate huevón que te quiero mucho, relajado que las cosas en tu vida van a tomar un mejor camino, no pienses tanto que te va hacer mal. Ella te extraña y regresara, no te preocupes.
_ ¡No te pierdas tanto tiempo! _ Le grite cuando el motor comenzaba a rugir.
_ ¡No lo haré, ni cagando me perdería el desenlace de tu telenovela venezolana!_ Me respondió mientras reía.
Desapareció cuando comenzaban a caer los primeros rayos de sol. Me subí al automóvil y no me importó la pelea que habían comenzado Negro con Sandra. Recordé que tenía que ir a trabajar esa misma tarde, pero no interesaba, alcanzaba a dormir un poco cuando llegara a casa.

Texto agregado el 22-09-2015, y leído por 114 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]