TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Koke_Vejete_2001_2016 / Mala suerte (Escrito 30/01/2004)

[C:560295]

El motor del automóvil emite unos sonidos graves y ahogados, buscando el motivo observo el marcador de gasolina dándome cuenta de que esta vacio.
Empujo la pesada máquina hasta dejarla estacionada en un lugar que creo que será seguro; haciéndolo apresuradamente pues no puedo esperar al mecánico, tengo que llegar al trabajo o será mi ruina. Los pensamientos viajan unos días atrás y recuerdo el fuerte sermón de mi jefe, cansado de mis repetidas faltas de asistencia y mis constantes retrasos, el ultimátum era de esperar.
Corro desesperado a la inmensa maza de gente que pareciera que levita y se moviliza, adivino que bajo ese ovillo de personas apretadas unas con otras va el autobús.
Colgado en la que pareciera que es la puerta del medio de transporte veo a unos adolescentes correr con unos neumáticos; podría asegurar que son de mi automóvil, juraría que estaba bien asegurado, pasaría a recogerlo en un par de horas mas, ahora puedo asegurar que la alarma no funciona como debería.
Al pasar por una fabrica gran parte de la multitud baja del autobús, el conductor no se percata que trataba de subir cuando comienza a mover la maquina, con la desesperación me tropiezo en el último escalón de la escalinata de subida y mi pobre existencia besa el grasiento suelo. El maletín con los papeles que esperan en la junta de negocios salen volando y el viento se los lleva muy lejos, una parte de ellos vuelan dentro del bus para caen en un charco de alguna bebida inundada de hormigas.
Desenfrenadas carcajadas de un grupo de adolescentes inunda la turbia atmósfera que comienzo a sentir. Me levanto sucio como un mecánico y rojo como una gran manzana, veo que mis pantalones se han llenado de vomito emanado de algún estomago delicado. Tratando de serenarme meto la mano dentro de mi bolsillo trasero en busca de mi billetera para cancelar mi pasaje y compruebo que me han robado. Inevitablemente el chofer me deja abajo, a tres kilómetros de mi trabajo. Demoro casi dos horas en llegar a marcar la tarjeta de asistencia. Justo a tiempo para que mi jefe salga a mi encuentro.
_ ¿Por que llega a esta hora, no sabe que ya he mandado una carta a la inspección del trabajo diciendo que será causa de despido sus constantes retrasos?
El derechazo se encuentra con su nariz y el puño izquierdo hace que sus dientes salpiquen como confeti en días festivos, la natural patada hace que sus testículos suenen como cascabeles. Mientras se revuelca en su dolor, yo marco mi tarjeta con la hora de salida y al abrir la puerta de regreso a la calle veo que es el mejor día de mis últimos años. Comienzo el regreso a casa sucio, sudado, sin dinero, pero con una felicidad inmensa.

Texto agregado el 20-09-2015, y leído por 84 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]