TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Koke_Vejete_2001_2016 / Jorge Versus Jehova (escrito 08/05/2003)

[C:560266]

Las crudas imágenes desfilaban frente a mis ojos, el televisor emitía los sucesos impactantes nunca antes vistos. Un niño completamente quemado por las armas de esa devastadora guerra lloraba a gritos cuando el medico le untaba la cicatrizante pomada sobre su destrozado y desnutrido cuerpo.
¿Existe Dios? Recuerdo haber visto un graffiti pintado sobre un muro de la ciudad de Buenos Aires que decía “Dios ama a los pobres, por eso es que hay tantos”. Desde aquél importante momento fue mi meta encontrar a Dios.
Lo busqué en las innumerables religiones existentes, la mayoría ya había convertido su nombre en sociedad anónima. Algunas congregaciones amenazaban con flamas y demonios en un tormento eterno, ¿Puede un padre condenar a un hijo a un castigo sin fin?
Otras esperaban el regreso de un ser superior para que resolviese los problemas mundiales. ¿Tengo que esperar que otra persona venga a resolver mis propios problemas? ¿No tengo la madures suficiente como para afrontar y resolver los problemas que yo mismo he causado en mi vida?
Algunas pedían un importante aporte financiero para preparar la llegada del Mesías. ¿Dios trae un beneficio solo para quienes pueden pagarlo? ¿El beneplacido de Dios se puede pagar y comprar?
La búsqueda terminó cansándome de la mal llamada “raza pensante y dominante”del planeta, de su egoísmo, y de sus lideres religiosos.
Finalmente llegué a la conclusión que no guían a nadie, en vez de dar, pedían, en vez de iluminar, entregaban solo oscuridad, son los portadores de la confusión.
Viajé al oriente en busca de lo que el occidente me negó. Lo busque entre los krishna que bailaban y tocaban coloridos bongós, lo busqué entre personas que flagelaban y castigaban su cuerpo de mil maneras distintas, lo busqué entre personas que se desligaban de los seres amados, hermanos, padres, hijos y se retiraban a desolados lugares.
¿Dios desea que le adoremos o que le imitemos? ¿Dios desea que le tributemos castigando nuestros cuerpos que es su creación?
Después de una vida de incapacidad de comprensión, la respuesta me llega en la manera menos esperada, la respuesta que tanto busqué me llegó en la manera más trivial, me llegó en un espejo, sí, me llegó en una imagen.
Vi mis ojos, vi mi nariz, vi mi pelo y ¡allí estaba dios!, Yo soy dios y dios se manifiesta en mi, somos solo uno.
¿Acaso el padre no es su hijo, y el hijo no es su padre? Dios se manifestó en la forma mas hermosa de todas, yo mismo, su creación, su hijo. Comprendí que no tengo que esperar su retorno para corregir todo mal. Comprendí que no hay peor infierno que el que mi mente crea al haber un error en mis propias malas decisiones. Comprendí que tengo todas las herramientas para crear un paraíso en mi entorno. Dios jamás me ha dejado solo, dios jamás se he retirado de mi lado, no tengo que esperarlo pues Dios jamás se ha ido, tan solo nunca lo vi, maestros, gurus, guías espirituales, suelen buscar fuera lo que habita dentro.
Ya no necesito de religiones ni de viajes, ya no me atemorizan los fuegos infernales, ni demonios sedientos de venganza, ya no necesito que me digan que dios esta lejos y hay que hacer tributos para su regreso, ya no necesito cantarle ni danzarle, pues lo he visto, vi sus ojos, vi dentro de él y no desea que haga nada de eso, tan solo desea que lo viva, que lo respire y que cada día al despertar vea su mirada, vea la perfección imperecedera de si mismo. No debo esperar que el edén venga a mi cuando ya estoy allí, no tengo que esperar que él haga algo, cuando poseo todo lo que necesito para comenzar a vivir. Debo sacudir el polvo de mi ceguera para comenzar a actuar, depende de mi si amanezco en un infierno o en un paraíso, depende de mi si veo o no veo a Dios.
Antes de tomar una decisión debo preguntarme primero que nada , si es eso lo que deseo para mi vida. Así en mi lecho de muerte, al mirar para atrás, ver que hice lo correcto con el tiempo que Dios me dio y habite con él en el paraíso.



“Quise cambiar el planeta, pero antes debo cambiar mi país,
Quise cambiar mi país, pero antes debo cambiar mi ciudad,
Quise cambiar mi ciudad, pero antes debo cambiar a mis vecinos,
Quise cambiar a mis vecinos, pero antes debo cambiar a mi familia,
Quise cambiar a mi familia, pero antes debo cambiar yo mismo.”.


Dalai Lama

Texto agregado el 19-09-2015, y leído por 96 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]