TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Fighter / Pensamientos Robados II

[C:559396]

"- Alfredo: Hubo una vez un rey que dio una fiesta. Las más hermosas princesas asistieron.

Un soldado de la guardia real vio pasar a la hija de rey. Era la más bella de todas, e inmediatamente el soldado se enamoró. Pero, ¿qué era un simple soldado al lado de la hija de un rey?

Un día el soldado se las arregló para verla y le dijo que ya no podía vivir sin estar a su lado. La princesa quedó tan impactada por la profundidad de sus sentimientos que le dijo: "si puedes esperar por cien días y cien noches bajo mi balcón yo seré tuya".

Dicho esto, el soldado salió y esperó un día, dos... luego diez, veinte. Cada noche la princesa lo buscaba y allí estaba él, sin moverse. Siempre allí, lloviera o relampagueara. Los pájaros se le cagaban encima, las abejas se lo comían vivo, pero él no se movía. Después de 90 noches, estaba tremendamente delgado, pálido. Al pobre le resbalaban las lágrimas de los ojos. Ya no podía contenerlas. No le quedaban ni fuerzas para dormir. Mientras, la princesa seguía observándole. Y, al llegar la noche noventa y nueve... el soldado se incorporó, cogió su silla, ¡y se largó de allí!...

- Totó: ¡No me digas! ¿Al final?

- Alfredo: Justo al final, Totó. No me preguntes qué significa, no lo sé. Si logras descrifrarlo, me lo dices."

El cuento de la princesa y el soldado, narrado en la película Cinema Paradiso.



El soldado no renuncia... en el día 99 después del sufrimiento vivido y de tiempo para reflexionar fue capaz de acceder a la verdad.

Texto agregado el 20-08-2015, y leído por 155 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
21-08-2015 Si no renuncia,el dia cien lo creman.Un Abrazo. gafer
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]