TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gcarvajal / EL LADO OSCURO DEL AMOR - Capitulo IV

[C:554501]

-Trés bien, c'est fini. Au revoir.
-Eso suena como que se terminó la clase, tú que crees?
-Eso mismo, a este profesor nunca se le entiende nada. ¿Salimos?
Cuando Norma le pidió a Horacio que salieran, el profesor encendió la luz del aula y abrió las cortinas, pues la clase había sido audio-visual y eso había motivado a Horacio para sentarse al lado de ella, una compañera con la que desde que empezó el curso de francés se habían estado intercambiando miradas, pero con la que nunca había hablado.
Durante la clase a oscuras, mientras repetían una y otra vez las frases al unísono con el profesor, Horacio acomodó su silla muy cerca de la de Norma de manera que pudo colocar su codo en el descansa brazo de la silla de ella y sutilmente le toco el brazo con el suyo, lo que ella interpretó como un roce involuntario y se movió un poco para dejarle a él más espacio.
Horacio dejó pasar un par de minutos y de nuevo acercó su codo al brazo de ella y como esta vez ella no se movió mantuvieron por unos instantes el contacto, lo que él interpretó como una comunicación al sentir respuesta permisiva por parte de ella, porque en ningún momento intentó deshacer el contacto. Horacio siguió presionando más, suave pero constante, hasta que sintió que su codo se estaba abriendo lentamente espacio por debajo del brazo de ella quedando ya no en contacto con su brazo sino con su cuerpo y cuando ella movió un poco el brazo, él sintió que su codo estaba tocando la protuberancia de su seno. Él se quedó inmóvil por un momento, como quien está explorando un terreno minado, pero cuando intentó ir un poco más al centro, ella hizo un discreto movimiento para reacomodarse en la silla que lo dejó fuera de alcance, para luego tocarle distraídamente la mano y acercársele al oído y preguntarle: -Qué fue lo que dijo?- refiriéndose a la última frase que había repetido el magnetófono.
Horacio no le contestó, pues la excitación le había hecho un nudo en la garganta, pero también se reacomodó en su silla sin soltarle la mano a su nueva amiga. Se acercaron más y en una aceptación implícita comenzaron a juguetear, tocándose aquí y allá en un juego de hasta dónde avanzaba él y hasta dónde se lo permitía ella.
Cuando Horacio puso la mano sobre la rodilla de Norma, justo debajo de la falda, ella en lugar de detenerlo o de defender la posición, regresó a verlo cara a cara en la cambiante penumbra de las diapositivas. Horacio se detuvo mientras se miraban y ella puso su mano sobre la pierna de él, quien disfrutó a plenitud acariciándole la pierna en movimientos circulares suaves que cada vez se aproximaban más, unas veces por la entrepierna y otras por la parte externa que se prolongaba hasta la redondez de la nalga, dando la impresión de que no llevara puesta ropa interior. Esa incertidumbre aumentaba la congestión que Horacio sentía cada vez más fuerte en su rostro.
Cuando se miraron de nuevo con las luces encendidas y las cortinas abiertas, cambiaron de personalidades y volvieron a ser los compañeros tímidos de antes de la clase.
-Si, salgamos porque esto se terminó- respondió Horacio, sin aclarar si se refería a la clase o a lo que había ocurrido entre ellos.
Ya en la calle le preguntó si la podía acompañar a su casa y después de alguna duda, ella aceptó.
La marcha fue un poco lenta y la conversación intrascendente. Ninguno sabía lo que quería, excepto estar en compañía del otro y como su hubieran hecho un pacto implícito, ninguno de los dos mencionó nada de lo que acababa de ocurrir en la clase y durante la caminata ni siquiera se tomaron de la mano.
Cuando estuvieron frente a la casa de Norma, ella le dijo: -Bueno, ya llegamos- como dándole a entender que se le había terminado la oportunidad y cuando Horacio resignado se disponía a despedirse, Norma le murmuró: -Si quieres puedes entrar, en mi casa no hay nadie y quizás podríamos repasar un poco la clase de hoy-
Durante semanas fueron los alumnos más puntuales, aunque no los más aplicados de la clase de Francés 2. Salían de clase, que era la última del día, y caminaban, bien hacia la casa de ella o hacia la casa de Horacio según les conviniera porque no hubiera nadie, para practicar francés, según las palabras de Horacio, sintiéndose como los protagonistas de “Poco antes de que den las diez”.
Nunca hablaron de sentimientos, no por temor a hacerlo, sino porque no era necesario, hasta que un día, desnudos en la cama de ella después de hacer el amor, mientras Horacio fumaba un cigarrillo mirando como los espirales de humo se deshacían en el techo, Norma lo regresó a la realidad con una pregunta inesperada: -Tú estas enamorado de mí?-
Horacio sabía que más temprano que tarde ese momento llegaría y como siempre no estaba preparado. Lo único que atinó a decir después de exhalar una profunda bocanada de humo fue: -Has escuchado Anny de Leonardo Fabio?- Refiriéndose a un tema musical en el que el interprete le canta a una amiga diciéndole que no la quiere pero que siempre la necesita y cuando esperaba la andanada de la respuesta de Norma, ella sin dejar de ver al techo le contestó: -Yo tampoco estoy enamorada de ti... lo que pasa es que me haces cosas que me vuelven loca. Tienes una forma de tocarme que me lleva al paraíso en un instante y además tienes la delicadeza de esperar por mí y no te preocupas de resolverte tu primero. Me has hecho descubrir estados de excitación que ni siquiera habría sospechado que podían existir. Creo que hay una afinidad extraordinaria en nuestro sexo y que en ese aspecto somos una pareja que se aproxima mucho a la perfección a pesar de mantener una relación clandestina. Hemos conciliado la armonía del sexo sin amarnos.- Y después de un prolongado silencio continuó: -Al igual que tú, aunque nunca me lo has dicho, mi corazón también tiene dueño, solo que él me ignora y me ve como una niña.-

Texto agregado el 09-04-2015, y leído por 96 visitantes. (7 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]