TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / scire / Torturas cotidianas (sexo)

[C:553533]

El sexo está siempre dentro de nosotros. El cuerpo nos instiga a usarlo para algo, para la diversión, para la procreación o algunos pueden decidir no usarlo, por diversas razones. El cuerpo nos instiga al sexo, es decir, tenemos que tener sexo de alguna manera, o encontrar la forma de que eso no sea un problema en nuestras vidas. Yo, por poner un ejemplo, detesto todo lo que tiene que ver con sexo: la masturbación, el sexo heterosexual y homosexual y lo demás; pero en mi caso debo utilizarlo de una manera muy personal. Cuando la gente se masturba se siente afligida, porque las hormonas lo llevan a uno a hacer eso; lo mismo que sucede cuando se quiere tener contacto sexual con otros.

El sexo hace parte de una de las esclavitudes del cuerpo, pero es lo que más se puede controlar, pues hay personas que pueden independizarse bastante de él. Casi todo lo que se hace sexualmente es decepcionante; algunos heterosexuales tienen sexo para reproducirse porque no pueden controlar su lujuria; otros heterosexuales y homosexuales (hombres y mujeres) tienen sexo porque les gusta el morbo.

Ahora les cuento lo que me pasa cuando me levanto. Tengo que ponerme a trabajar, pero siento deseos de tener sexo, o al menos de masturbarme y tengo que hacerlo en medio de una tremenda rabia en mis sienes; es como un viaje al infierno, cada vez que lo hago, siento que se me están quemando las neuronas, que se va a acabar mi existencia, y que todo alrededor de mí se va oscureciendo. Quisiera describirles bien lo que siento cuando me masturbo, y la verdad es que no hay palabras que describan correctamente lo que siento. Es como si un fuego me cortara por dentro, como si me estuviera devastando; como si despedazara mi alma y no pudiera volver a ser el de antes.

¿Y cómo debería asumirlo? La primera vez fue hace muchos años, a oscuras, en mi habitación, sentado en mi cama, reposando mi espalda en la pared, sintiendo que perdía algo de mi paz interna. Esa vez la angustia penetró mi corazón, y cuando terminé, prendí la luz y salí a la sala del apartamento, mucho más salvaje que antes y vi que la luz eléctrica que alumbraba el lugar se hacía más tenue; como que se oscurecía todo dentro y al exterior de mí. Lo que las personas sienten cuando tienen o buscan sexo es que tienen que ceder a lo que el cuerpo los obliga y muchos ceden a muchos elementos del mismo por su degradación como seres humanos. Lo primordial es poder morir dignamente, no el sexo u otras cosas.

En cada edificio, en cualquier residencia, en cada calle, todos vemos el silencio, lo observamos en todos los objetos que nos rodean; en los buses, en los carros, en todos los vehículos de transporte, y en general en cada detalle que nos rodea. Es el silencio del sexo, de la imposición, de que hay algo que no está bien, y casi nadie lo puede ver.

El falo siempre representa el instinto más salvaje y degradante del ser humano. Y como todos se han sometido a él, el mundo en el que vivimos sólo es una apariencia, de un dispositivo incambiable; el de la reproducción. Y el resultado es un mundo infernal: niños abortados, muriendo de hambre, sed o torturados; mucha gente vive sin educación, con mala educación; analfabetas; personas sin empleos dignos, mucho subempleo y desempleo. No hay estabilidad laboral. Todos los políticos y empresarios son corruptos, los científicos utilizan a los animales para experimentos, y descubren objetos que nos desesperanzan como los agujeros negros; los religiosos sólo se dedican a aumentar sus riquezas terrenales; y hasta están poniendo una iglesia protestante en cada esquina (a todos les profetizan y nada o muy poco se cumple); paramilitares matan a más de mil personas y les dan el indulto; guerrilleros secuestran niños y los ponen como peones a disparar; pandilleros en colegios y universidades; malos artistas y deportistas; los ejércitos de todos los países se arman con muchos tipos de armas listos para batallar por una patria que no eligieron; homicidios y violaciones sexuales en todas las ciudades y pueblos a diario; miles de suicidios suceden diariamente, ancianos viven desamparados; y mucha gente vive enseñando mal acerca de la felicidad y en general sobre ética.

Texto agregado el 14-03-2015, y leído por 121 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
07-10-2020 Denso. Mitsy
14-03-2015 EL VINO ENLOQUECE MENOS ! Ya te bua contestar ! riosdevino
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]