TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / scire / Torturas cotidianas (pensar)

[C:553532]

Yo no quiero vivir, porque no me gusta que me impongan nada; pero no puedo morir, porque sólo hay una manera en la que puedo hacerlo (por medio de la asistencia en el suicidio). Mi mente casi siempre está en blanco y yo quisiera abandonar mi cuerpo y mi mente, pero es imposible. Mi cerebro empieza a pedirme que piense, algo, para que no se aburra. Si mi cerebro se aburre, tengo que empezar a pensar en alguna cosa, en algún área del conocimiento, en lo que sea, y tengo la posibilidad de pensar en el arte, en lo único que le queda de racional a la humanidad.

Si dejo de pensar, si mi mente todo el tiempo la dejo en blanco, entonces las ideas suicidas rondan mi cabeza; es por eso que uno siempre está colocando ideas en la mente, para no suicidarse. Ahora mismo, no tengo nada en mis conexiones cerebrales, por lo que pienso en varias formas de terminar con mi vida material, aunque cuando uno piensa en eso, siempre siente mucho miedo, como una sensación de que cuando uno se muere, desaparece por completo. Puedo pensar en varios conceptos, en los que se refieren al avance de la ciencia, los que hacen referencia a las esperanzas de los religiosos y a la proyección en general de ser feliz junto con el hecho de sobrevivir.

Todos estos conceptos me producen mucho sufrimiento, porque antes que pensar para apoyar la vida, está el hecho de pensar para poder salir de ella. Esto es, a uno no lo pueden obligar a pensar para seguir viviendo, si uno no quiere seguir. Y como todo en la vida es una imposición, empezando por el nacimiento, entonces nadie debe obligar a los demás a trabajar y a estudiar para que la vida continúe. Si yo quiero acabar la vida, tengo derecho a exponer mis ideas y tengo derecho a trabajar para eso. Es muy humillante que las personas vivan exclusivamente para tener una buena calidad de vida, pues están sometidos a todas las imposiciones del sistema.

El 99% de los seres humanos trabajan en lo que les sale, para vivir como animales, sin poner por encima una regla básica de lógica elemental: No le impongas nada a los demás. Debido a esto, la ley es algo inverosímil; no se puede confiar en ella. Nadie te asegura la vida. La única salida a todas las imposiciones de la vida es el arte; pero como las máquinas no reaccionan; es necesario saltarse algunos procedimientos, los cuales se relacionan con la informática y los códigos morales. Inclusive el arte antinatalista es fastidioso, pues no me llena completamente. Nada de lo que hago llena el vacío existencial de tener que pensar, porque uno al pensar se desgasta, pensando en todo lo que le toca hacer en la vida, en lo elemental, y en lo más complejo.

Si hablamos de lo cotidiano uno tiene que pensar en elementos fastidiosos como qué ropa me voy a poner, qué voy a comer, qué voy a beber, en qué voy a invertir mi tiempo libre, y otro tipo de pensamientos frecuentes de la vida. La mente no nos deja descansar, y sólo cuando está completamente en blanco, descansamos, esto es, cuando dormimos. Ese es nuestro estado más pacífico, el de estar dormidos; el que todos deseamos, pues es en el que estamos en verdadera paz. Mientras estamos despiertos, nuestra mente vive en turbulencia cada milisegundo, y no es posible que haya paz en nuestra mente. Ni siendo cristianos, creyentes, budistas, ateos, agnósticos u otros, tenemos tranquilidad en nuestra forma de pensar. Siempre estamos cambiando, y con dificultad llegamos a tener una postura de la que estamos completamente seguros. Además de que pensar es un acto en esencia insoportable, la lógica a veces no nos permite sacar conclusiones verosímiles sobre el mundo. Por ejemplo, la lógica acepta la eternidad, contrario a lo que, por lo menos yo, en primera instancia podría pensar. Está, por decir algo, en la matemática: los números tienden a infinito y la matemática es una ciencia exacta. Los físicos se contradicen, la química nos deja bombas nucleares, y la biología sólo me permite ver que el ser humano es un dispositivo diseñado para tener eyaculaciones. Es descartable la evolución de homínidos, pues no hay un enlace histórico que permita concluir eso.

Texto agregado el 14-03-2015, y leído por 91 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
14-03-2015 Negro ! estay chupao! riosdevino
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]