TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / huapi / Caminando

[C:551840]

Caminando esa calle, muchas veces transitada, con la mirada fija en algún lado y forzando charlas para no sentirme olvidado, ni pensar. Cual fue la razón, aun no lo se, pero no oculte mi sentir. En ese momento leí por primera vez tu nombre y me gusto su sonar.
Las palabras sucedieron a los mails y antes de darme cuenta, tu dulce voz penetraba en mi oído. Como si fuera una maratón de la vida, sin saber ya estábamos uno al lado del otro en una noche que la naturaleza nos dio su bendición con la lluvia. Tu caminar bajo esa garúa me hizo verte de otra manera, simplemente única. Las gotas de lluvia se deslizaban por tus pequeños rulos que con el tiempo te despojaste. Ese día se siguió con otros, las charlas eran interminables tanto vía telefónica como personales. Recorrimos barrios porteños, caminamos nuevamente en la garúa, nuestras lágrimas nublaron el paisaje familiar y con cada instante nos fortalecimos como hombre, como mujer pero sobre todo como pares. Como gente que compartía vivencias, ideas y con cada relato nos acercábamos másya que por el azar del destino, pensábamos y también vivíamos muy parecidos. Fue como una mano divina nos haya puesto uno al lado del otro. Nos divertíamos y compartíamos sorpresas y alegrías y muchas primeras veces nos hacían que estuviéramos cada vez mas cerca.
Con el correr del tiempo, esa idealización se fue transformando en realidad y pronto en rechazo. Cada vez mas, los abrazos matinales no transmitían la sensación de aquellos primeros y los mails o mensajes que antes decían o culminaban con te quiero se tornaron molestos. De mi lado quise probar, intentar, mediante cambios propios y personales recuperar esos momentos donde la piel fue una pero no se dio como lo imaginaba. Hoy orgulloso de lo que soy y agradecido por haberla cruzado en mi camino, sigo con la convicción y la seguridad de poder lograr de volver a ese instante en que la garúa nos haya tocado con la varita y dejar atrás los reproches o la molestia generada por algunos mensajes. Como en todo camino de la vida, me siento que crecí en unos meses lo que no había crecido en años y luche por un amor (una mujer) como nunca lo había hecho a pesar de que el resultado no fuera el esperado.
Hoy estoy orgulloso de mí y también de ella, por los cambios logrados y perseguir nuestros sueños, esos que nos consumieron charlas y llantos allá lejos en el tiempo pero con la bronca e impotencia de no estar juntos para compartirlos. La vida, nunca sabe en que lugar nos pondrá y cual será nuestro destino pero estoy seguro de algo, siempre la recordare con una sonrisa no importe el lugar que ella ocupe en mi vida.

Texto agregado el 05-02-2015, y leído por 50 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
05-02-2015 Una historia de esos tiempos juveniles,tan dificiles de olvidar.Muy bien narrada.Un Abrazo gafer
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]