TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / stefaniecg / Una salsa por favor

[C:551284]

Camarero, una salsa por favor.
Oiga… si puede, póngame de acompañamiento un merengue.

… Espere
Sabe que? Hoy si tengo hambre, el cuerpo me lo pide hoy más que nunca.
La añoranza es grande.

Anote bien.
De entrada tráigame una Bachata, que se oiga bien al paso, que deslice por las piernas y toque los dedos con ternura. Después tráigame un cha cha cha, bien dorado y crujiente. Seguido que venga una rumba, de paso lento como el latido del corazón para ese entonces. Ah… y tal vez algo de beber…. mmm… una cumbia con limón, efervescente en los pies y lento en la cadera, que comience tenuemente con un meneo de cadera y se eleve lentamente por el cuerpo.

Ahora si… anote bien, que le dicto el plato principal. Comencemos con un vallenato de paso rasgado y deleitable pa los hombros. Luego, un Merengue, en copa grande por favor, ni lento ni rápido, simplemente lo necesario para que el cuerpo comience a agarrar ritmo. Después, una Lambada bien cocida; esa sí, más rápida, veloz en los pies, que ya reclaman movimiento. Los latidos ya se sincronizan con los pies, la sonrisa ya está de oreja a oreja y el sudor rueda lentamente por la frente. Es el momento de una Salsa! Póngame una lenta para comenzar, de esas para mover los pies de lado a lado y sentir como se respira la melodía por el cuerpo. Luego, una que eleve el ritmo, que haga que los pies comiencen a hablar con el terreno, contándole como extrañaban el movimiento, para la cadera esto ya es un manjar. Para ese entonces, cada paso me llevará a casa, a ese salón de baile, a los amigos, a la libertad, al sol, a cuando el bailar era saciar la sed que se llevaba por dentro, esa melodía con la que crecí, esos movimientos que son como el andar para mi, un movimiento de hombros que libera los sentidos. El cuerpo se siente en casa ya, el sudor le bendice. Es el momento de una samba, póngame una tristeza así como suena en brasil, que suene el tambor y el cavaquinho. Que los colores de la Samba exploten en el aire en el que silba el sonido, que la música envuelva y cuando ya me vea comenzar a perder la cordura… póngame un reggaetón para menear el popo un poco ! Que travesía, que delicia de manjares saciarán mi hambre.

Ahora, hay que bajar el tempo, no vaya a ser que no me quiera ir.
Comencemos con un andino, de chile o argentina, tráigamelo en copa grande para que respire y se asiente el color rojo uva. Luego de un par de vuelos por las cordilleras andinas tráigame un bolero acompañado de una vela para degustarlo mejor, mientras viajo por los recuerdos de amores fallidos. Y de fondo, póngame una luna de Xelajú, para que me den ganas de irme a casa.

De postre por favor una de Chente, la ranchera que más le guste, pa echar el grito y despedir la noche. El café acompañado de un tango, lento y mesurado, elegante. Ah… y la bossa… la bossa nova, esa póngamela para llevar.

Y nada más amigo, no le puedo pedir nada más.
De una vez le digo, que la cuenta... esa no se la puedo pagar
Cómo pagarle el que me lleve a casa sin moverme fuera de este salón?
Pero le dejaré acá un par de pasos sinceros, de melancolía, de alegría, de amor.
Los mismos pasos que espero algún día me lleven de regreso a casa.

@Salzburg, Austria

Texto agregado el 20-01-2015, y leído por 82 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
26-02-2015 original!, me encantaron tu texto y todos los ritmos... nocheluz
21-01-2015 Pero que sabrosura petatiux
21-01-2015 Nostalgia tropical.Un Abrazo. gafer
20-01-2015 ¡Muy bien!, me encantó,pura vida.Saludos. kagura
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]