TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / AlexandroFaviano / Infeliz año nuevo

[C:550485]

Infeliz año nuevo

Por Alexandro Faviano

Ya no soporto más esta familia. Son todos unos falsos hipócritas. Paso demasiado tiempo tratando de aguantar a estos mediocres y no veo el día de poder quitármelos de encima. Estas fiestas son el símbolo de la mediocridad y cada segundo que paso sentado en esta mesa me revuelve el estomago. Malditos chupasangres, no son más que una manga de inútiles que no sirven para nada. Ya les llegará la hora. Es hora de pagar por todos sus pecados.

Mi mujer es una maldita perra. No la soporto más y no veo la hora de hacerla desaparecer. Sé que me engaña con mi propio hermano, la muy maldita. ¡Ohh…! pero todo llega a si fin. Cuando las agujas del reloj marquen las 12:00 de la noche voy a festejar el año nuevo. El mejor año nuevo que haya tenido en mi vida. Para ella tengo preparado algo muy especial. El cuchillo rompe huesos es ideal para cortarla en pedacitos y repartirla por todo el suelo. Primero voy a empezar por las piernas para que no pueda escapar a la inevitable levedad de su ser. Luego voy a seguir con los brazos para que no pueda ni arrastrarse y mientras se resbale con sus propios jugos, voy a cortarle la cabeza para que pueda verse a sí misma desmembrada. ¡Maldita perra!

Mis hijos son dos cuervos que solo quieren que me muera para tener todo mi dinero. Inútiles y buenos para nada, ninguno de los dos tiene empleo y estoy cansado de aguantarlos zumbando como moscas en mi casa. Es hora de terminar con este cáncer. Hay que extirparlo de raíz.

Mi hijo es un drogadicto de primera y sé que me ha robado mis ahorros para conseguir su porquería. Varias veces lo vi tirado en el baño tragándose su propia saliva cuando se inyecta la droga por sus venas. Merece la muerte.

Mi hija no es más que otra zorra. Sé que se acuesta con todo el barrio a cambio de favores para drogarse. Me entere que tuvo que practicarse un aborto porque la muy tonta no sabe cuidarse. Cada vez que salgo de mi casa siento la mirada acusadora de los vecinos que dicen –“Ahí va el padre de la zorra del barrio “.

Cuando acabe con ellos van a arrepentirse de haber nacido. La pistola que compre tiene el calibre ideal para volarle los sesos a ambos. Estoy esperando que sean las 12:00 para poder regar sus atontados cerebros por el piso de la cocina. Con el ruido de los festejos nadie va a sospechar de los disparos. Primero voy a poner el arma en la boca de mi hijo para que suplique por su vida antes de hacerle un agujero. Para mi querida hija tengo algo especial que incluye un tiro en el útero para que entienda a través del dolor, que no va a poder acostarse nunca más con nadie. Mientras se retuerza del dolor voy a volarle la cabeza, para ponerle fin a su miserable vida, cual perro con rabia.

Mi suegra es todo un caso. Siempre me odió y nunca oculto decirlo. No soporto su extrema obesidad ni su aliento de cerdo. Sus dientes desechos son el reflejo de años de comer porquerías. Para ella tengo justo lo que necesita. Le voy a hacer una liposucción con el taladro. Antes que se muera desangrada le voy a sacar toda la grasa de su maldito cuerpo. Ojala pueda hacérsela comer para que sienta lo repulsiva que es.

Por último, mí querido hermano. Siempre se aprovecho de mí desde que éramos niños y ahora no solo me roba mi dinero sino que se acuesta con mi esposa. Inclusive he escuchado rumores de que también se acostó con mi hija. ¡Maldito infeliz! ¡Qué final te espera! El hacha que tengo en mi habitación esta afilada especialmente para ti. Le voy a martillar tanto la cabeza que nadie van a poder reconocer el cadáver cuando lo encuentren. Esa sonrisa falsa y burlona tiene los días contados. Ya me lo imagino todo ensangrentado tragándose su propia sangre. ¡Vas a pagar por todo! ¡Todos van a pagar por lo que me hacen todos los días! Van a pagar por lo que son. Horribles criaturas que no merecen la vida.

Cuando suene las 12:00 de la noche y la gente este festejando, yo voy a estar revolcándome en la sangre de mis parientes, festejando mi propio año nuevo. Mi regalo de navidad va a ser las entrañas de mi familia, mezcladas con lágrimas de sangre y dolor.

Ya casi son las 12:00. El momento se acerca. Voy a seguir pretendiendo que somos una familia normal. Tengo todo preparado para hacer de esta cena de fin de año un festín del horror.

Levantamos la copa para celebrar la mediocridad. Malditos gusanos.

….

Algo anda mal… No me siento bien. Mi estomago se me dio vuelta. ¡Algo está mal! Al momento de tragar de mi copa siento que el mundo me da vueltas. No puedo mantenerme de pie y pierdo el equilibrio. Caigo al suelo y veo que mi mano tira el vaso al suelo. La copa cae justo frente a mis ojos y puedo ver que el contenido hace humo cuando toca el piso. ¡Malditos asesinos! Tenían todo preparado. Se me adelantaron. ¡No lo puedo creer! Trato de mantener la cordura, pero siento que mis pensamientos se me escurren detrás de mi cabeza. La vida se me escapa despacito mientras cierro los ojos. Puedo verlos parados festejando. Malditos, me ganaron de mano.

Fin

P.D del autor: Feliz año nuevo y próspero 2015 para todos :)

Texto agregado el 31-12-2014, y leído por 102 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
02-01-2015 Esto es lo hermoso de la literatura. cogua
31-12-2014 Mis mejores deseos para ti y para los tuyos Un Abrazo y un feliz 2.015. gafer
31-12-2014 Algo parecido estaba pensando yo..... Un abrazo sangriento. kasiquenoquiero
31-12-2014 Menos mal que esto solo es un cuento.***** ac0sta
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]