TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / pitrimitri / FRANCESCO

[C:549569]

-Cuando ya el camino recorrido en la vida se va acercando a su tramo final, capítulo inevitable, los que ya peinamos canas empezamos a valorar los sueños.
-¿Y cuáles son los tuyos Francisco?
Tomó un sorbo de pisco y se quedó pensando largamente como si degustara el licor acholado y los pensamientos.
-Sí te contara. Algunos se cumplieron, otros se quedaron a mitad del camino. Las mujeres Rogelio, las mujeres eran mi perdición. Hasta que me encontré con una diferente a todas, chúcara como la potra más bravía, altiva cómo una princesa, bella como una virgen de altar. La veía cabalgar por el rancho en un alazán que le regaló su padre con toda la elegancia de sus dieciocho años y también cuando se realizaban las ferias del pueblo. Me casaré con ella fue lo primero que pensé al verla por primera vez. ¡Ni me miraba Rogelio!
Fueron tres largos años en los que no existió mujer más que ella para mí. Por suerte hasta el acero se funde a fuerza de voluntad y poco a poco fue cediendo a mis requiebros. Recuerdo la tarde que me regaló su primera sonrisa, ese día comprendí que Viviana no era un capricho más y estaba convencido que sería la madre de mis hijos y la abuela de mis nietos.
Nos veíamos a escondidas, secretamente entre las sombras de los parajes y sólo por momentos…. Pero el diablo no está quieto. El padre, el dueño de la hacienda, no estaba dispuesto a que le quitase su querubín, su princesa, la niña de sus ojos, menos aún en manos de un perdulario, guitarrista y mujeriego. La tuvo encerrada en la casa hacienda y cuando salía, él y el caporal la acompañaban. Mi mala fama Rogelio era como una cicatriz difícil de borrar.
-¿Qué pasó después? ¿Te rendiste?
Me armé de valor y fui a pedir su mano. Antes de siquiera tocar la puerta las balas silbaban sobre mi cabeza. Mi determinación era verla una vez más o morir en el intento. El viejo sería un empecinado defensor de lo que consideraba podría ser una mala relación, pero no era un asesino. Pasé a la casa. Me presenté, le dije que amaba a su hija- a quien logré verla apenas escondida tras una columna- y que quería casarme con ella.
Fue muy parco en su respuesta.
-Primero pasarás sobre mi cadáver. Y ahora retírate, la próxima no tendré contemplaciones.
Miré a Viviana, avizoré su profunda tristeza. Solo me quedó sonreír y dirigirle una mirada cómplice a quien sería pronto mi mujer.
-¿Una mirada cómplice? –Le inquirió Rogelio-
Era de madrugada. Los cascos de mi caballo pisaban sobre las hierbas mudas. Sólo se escuchaba como un rumor las aguas del riachuelo que surcaban por meandros hacia lugares ignotos. Allí, detrás de la casa me esperaba ella con una pequeña canasta donde conservaba el primer osito de peluche que le regalé, para emprender juntos el viaje soñado.
Ahora tenemos cuatro maravillosos hijos, dos príncipes y dos princesas a quienes los abuelos maternos adoran. El pasado pasó a ser una anécdota y ahora somos una gran familia que incluye a Doña Consuelo, su nana, que la crio desde niña y que fue quien nos ayudó en esta aventura
La segunda de mis hijas me dio un hermoso nieto que se llama Francesco como yo, a quien vi desde el primer día que nació, con quien juego como si fuera también un niño, que trato de responderle los miles de porqué que me pregunta y a quien amo como no pensaba hacerlo nunca jamás…







Texto agregado el 03-12-2014, y leído por 189 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
04-12-2014 Perdón por las fatas soy acelerada. 6236013
04-12-2014 Estos textos como todos los tuyos me encaqntan. Tambien por la perseverancia de tu amor admiro tu escritura,tu sentir y tu valor. Ni importa que sea solo un cuento,me llegó profundamente y me hozo volver a creer que la lucha es parte del amor***** Un abrazo fuerte Victoria 6236013
03-12-2014 Me recuerda las aventuras de caballeria, conrescate de princesa incluido.Muy bueno.Un Abrazo. gafer
03-12-2014 Fue como que un sueño finalmente se cumple, si uno pone el empeño necesario por no despertarse... Feliz relato. Te felicito y envidio. hgiordan
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]