TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / itzamna / Breve ayuda en la redacción del Microcuento

[C:545368]

Breve ayuda en la redacción del Microcuento:

1. Un microcuento es una narración breve, idealmente entre 50 y 150 palabras, si bien los hay más breves o un poco más extensos, generalmente el microcuento habitan dentro de estos márgenes.
2. Un microcuento es un pequeño viaje, al comienzo se ha de introducir al lector en una atmosfera que lo envuelve, que se ha montado para él o ella. Se ha de transportar en muy pocas palabras al lector a una oscuridad en la que busca y ansía una luz de sentido, la que será administrada solo al final. Esa luz final es el vuelco narrativo, el remate como algunos lo llaman, es el que le da sentido a todo el cuento. Recuerda que ese misterio que se revela, solo al final, es fundamental para un buen microcuento, buscamos asombrar, emocionar, estremecer e incandilar a nuestro lector. El final es muerte, es orgasmo, es nacer.
3. el microcuento tendría tres requisitos técnicos.
a) una atmosfera, mundo o contexto donde ocurre la acción.
b) un nudo o conflicto narrativo.
c) un desenlace, donde idealmente contenga un vuelco final, esta luz de sentido que resuelve el misterio y le da un balde de frescura.
4. Hay dos momentos en la creación del microcuento.
Primero) La Inspiración, uno transforma una emoción o idea en un breve texto, sin muchas restricciones salvo un límite razonable de palabras.
Segundo) La Poda: se lee y relee el texto creado, se reconoce la idea central y se podan todas las frases, ideas o palabras que pareciera que sobrasen, este es un momento de experimentación, se pueden intentar múltiples finales, se añaden o sacan partes completas y se lee cada una de las veces para “ver cómo es que suena”. Recuerde pedirle a amigos y pares críticas, sobre “como queda mejor, de esta o de esta manera”.
5. Mientras menos personajes será más clara la historia, por lo que intenta que no tenga más de dos personajes, tres se puede, pero podrían obstaculizar más que ayudar.
6. Idealmente la acción completa ha de ocurrir en un solo ambiente, en tan pocas palabras es difícil ambientar dos o más lugares.
7. Intentar no sobreadjetivizar, pues consume palabras innecesariamente y muchas veces en vez de adornar la narración termina haciendo que el lector se pierda o que la idea misma pierda fuerza, hueso y medula.
8. Al momento de escribir no te preocupes de los ilativos, luego en el momento de “La Poda” intenta reducir al máximo las palabras. Recuerda que en tanto microcuentos, menos es más.
9. un microcuento ha de tener un solo hilo narrativo. Habremos de podar esas imágenes que no apunten o ayuden al núcleo de la historia; imaginaos la historia como un árbol que crece y sus imágenes como ramas, si cargáis mucho una rama de frutos (para embellecerla) vuestro árbol se ladeará y crecerá cojo, el árbol perfecto solo cuenta con las imágenes necesarias que la ayudan a tocar el cielo, no hay otro destino para nuestro cuentoarbol.
10. en un Microcuento, es preciso manejar las condiciones en las que se dará el vuelco narrativo, esto se puede hacer por medio de contradicciones en las imágenes que uno explota. Si queremos que alguien sufra una pérdida de algo, mientras más quiera ese algo, mientras más importante sea para el protagonista, su pérdida será más significativa. La regla dice “mientras más alto, más duele la caída”
11. El titulo es un recurso disponible que sirve para dar más información al lector, esta información se da camuflada, idealmente ayuda a crear la atmosfera pero no revela el misterio en el titulo, si no se rompe el misterio. por otro lado, las palabras en el titulo da información relevante sin que cuente como palabras para el conteo final.
12. creemos que el microcuento requiere una predisposición básica y nuclear, la de mirar la realidad con porfiados ojos de asombro y curiosidad. Requiere mirar por la ventana de la micro/guagua/transporte púbico, en el metro, la calle o el baño y observar esos fenómenos cotidianos que muchas veces miramos ya gastados por la pátina del tiempo y la modorra del uso, con unos ojos nuevos y arriesgarnos a mirar la maravilla nuevamente. así podremos asombrarnos hasta el delirio en el ritual sonriente de comprar pan de la viejita del 14 o de los secretos ocultos del diarero, en el beso callejero o la risa de la joven, podremos romper con la triste mirada que se nos impone, donde todo es gris y maloliente, y sobrepasarla penetrando con la mirada y disponiéndonos a que nos pegue el rayo fulminante de una historia.

Texto agregado el 03-08-2014, y leído por 156 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
03-08-2014 Gracias, con esta ayuda a lo mejor me animo a participar en el reto 100. PiaYacuna
03-08-2014 De agradecer este texto aleccionador. Felicito tu iniciativa. sagitarion
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]