TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / itzamna / olvido sin retorno

[C:540032]

aquel funesto día comenzó como de costumbre, el sol en lo alto, el fuerte viento, los muebles amarrados o atornillados se movían al vaivén del mundo.
los ciudadanos iniciaban sus tareas diarias, agarrados de andarivelas, los mas pequeños se desabrochaban de sus camas.
luego de un breve desayuno Mercáil, el mecánico especialista en poleas y engranajes mas viejo de toda la ciudad, comenzaba su lenta tarea diaria de reparaciones e inspecciones de rutina en los gigantescos mecanismos de movimiento de la ciudad que corrian contínuamente a todo vapor desde hace 42 años.
Hace 42 años que la ciudad no cesaba su desplazamiento y su reparacion diaria era ritualisticamente llevada a cabo solo por los más habiles de toda la ciudad. Mercáil, pendido de un arnés, recordó el día en que mediante las llaves de activacion el regidor inicio el ciclópeo escape de la ciudad ante la derrota segura frente al ejercito de los magbiales, quienes con sus cañones montados sobre bestias mecánicas, por fin, presentaron las fuerza suficiente para derrotar los rayos de la ciudad araña.

ya nadie se preguntaba hacia donde se dirigían, dos generaciones de adultos y sus niños nunca conocieron la sensacion de quietud y ante las inmensas paredes ni siquiera sabían que estaban en movimiento.

todo finalizó esa mañana, cuando la epidemia de las lagunas infectó al primer ciudadano, Mercaíl comenzó olvidando el nombre de su perimera amada, un niño no pudo nombrar su comida favorita, el naturalista se asobraba mirando al mas común de los canarios mientras buscaba entre sus anotaciones su familia y la niña mas niña olvidó su primera palabra.

con el paso de la tarde ya no era tan solo un objeto o fenómeno, sino todas las ideas satelite que de él pendían y le rodeaban, las frutas olvidadas se llevaron por el desague a sus arboles respectivos, y estos, a la idea de un bosque, con esto, todos los bosques eran eliminados de la memoria junto a todos los animales que los habitaban y las hojas que ellos comían, de las hojas a las ramas y de ellas a la luz entre las ramas, el pasear entre jardines, el amor entre matorrales, del amor a la pareja y de esta a los niños, la paternidad y el trabajo. en cuestion de un par de horas no tenían ideas para nombrar el mundo bajo su propia mirada, debiendo experimentarlo sin lenguaje mediador.
Babeaban de asombro ante el aire, los colores y las experiencias de vida, el mundo araña era un barco de seres liberados de palabras y tierras, esperando chocar algún día con una montaña o quizas caerse de este mundo, sin posibilidad alguna de retorno al mundo real.

Texto agregado el 06-04-2014, y leído por 122 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
12-09-2014 Me gustó muchísimo la historia, deja un final abierto a la imaginación Carmen-Valdes
25-06-2014 La historia me parece muy original y tu redacción, muy afin al tema, corre sin baches ni discrepancias. No deja de ser sugerente ese mundo sin lenguaje. Felicitaciones. ZEPOL
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]